Grupo de Investigación

Fecha de Creación -  Febrero de 2003.
Código Colciencias -  COL0026181
Clasificación Colciencias - (Convocatoria 2015):  "A"

Contacto

Enlace a Colciencias Semilleros Asociados

Presentación

Descripción del Grupo de Investigación: Desde la perspectiva crítica de los Estudios Culturales, el grupo de investigación ‘Transdisciplinariedad, cultura y política’ –TCP- construye conocimiento sobre los procesos sociales de producción simbólica, enfatizando su carácter político en procura de mejores niveles de convivencia. TCP está comprometido con una reorientación de las prácticas de producción de conocimiento desde la academia, con miras al intercambio interdisciplinario y la descentralización del saber. Busca igualmente proyectar de forma estratégica nuestra producción intelectual tanto en la docencia como en la acción social. TCP cuenta con el concurso de investigadores de los programas de Administración Turística y Hotelera, Artes Audiovisuales, Literatura, Música, el Departamento de Estudios Sociales y Humanísticos, y se cuenta con un proyecto en el que participa un docente de Psicología. Es importante señalar que el presente plan es provisional. Lo es en la medida que no se ha construido con el conjunto de los investigadores del grupo. La razón principal para ello, lo ha constituido el hecho de no contar con un documento que se considera clave, y con el cual se cuenta sólo a partir de una semana atrás. Nos referimos al documento “Plan y acuerdo estratégico departamental de Ciencia, Tecnología e Innovación”, suscrito el pasado 3 de julio por la Gobernación de Santander y el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación –Colciencias-. La importancia del mismo, radica en el hecho de que los objetivos estratégicos trazados en dicho plan, marcan la ruta prioritaria sobre a la cual se le va a prestar atención en el desarrollo de ciencia, tecnología e innovación –CTI- para los próximos cinco años –inicialmente- en lo que a metas se refiere. En este contexto de cosas, el conocimiento y discusión de dicho acuerdo era central para definir la manera como insertarse en el desarrollo del mismo. Por ende, éste es un documento borrador para discutirlo entre los investigadores, no un documento clausurado al debate. En este sentido se plasmarán lineamientos estratégicos que devendrán en estrategias concretas.

Detalles del Grupo

  • Misión

    Desde la perspectiva crítica de los Estudios Culturales, el grupo de Investigación “Transdisciplinariedad, Cultura y Política” – TCP- construye conocimientos sobre los procesos sociales de producción simbólica, enfatizando su carácter político en procura de mejores niveles de convivencia. TCP está comprometido con una reorientación de las prácticas de producción de conocimiento desde la academia, con miras al intercambio interdisciplinario y la descentralización del saber. Busca igualmente proyectar de forma estratégica nuestra producción intelectual tanto en la docencia como en la acción social. TCP cuenta con el concurso de investigadores de la facultad de Comunicación, Artes Audiovisuales, Educación, Música, el Departamento de Estudios Sociales y Humanísticos. Viene poniendo en acción distintos recursos e innovaciones para ampliar su potencial científico, tecnológico y humanístico.

  • Visión

    En el año 2017, el grupo será reconocido a nivel nacional por los actores del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y por sectores sociales, públicos y privados, por su compromiso con los temas propios del desarrollo regional, tanto aquellos contemplados en los planes de las entidades gubernamentales, como en aquellos que surjan de diagnósticos realizados por la academia y el sector público y privado, en general, y que sean prioritarios para el desarrollo social y la construcción de paz, en el país.

Líneas de Investigación

  • Estéticas y Sensibilidades Contemporáneas (ESC)

    Líder de la línea: Edwin Rey Velasco

    Lo estético es un componente esencial de la cultura, entendida ésta como la construcción simbólica de la realidad; así, el campo de las artes constituye un lugar privilegiado para mirar al ser humano y sus constructos filosóficos, políticos, históricos y sociales. Los grandes períodos de la historia (Renacimiento, Barroco, etc.) designan estilos artísticos, pero señalan, sobre todo, características de época, esto indica claramente que las artes y lo que ellas implican, en cuanto a conformación y desarrollo de una sensibilidad, rebasan ampliamente el problema estilístico y son ejes transversales que articulan y transparentan el desarrollo general de la cultura. La sensibilidad es entendida aquí como la capacidad del ser humano para sentir y apropiarse de la realidad, como una forma general de estar en el mundo; la línea aborda por lo tanto una noción de lo estético como campo que no está restringido al circuito del “Arte”, y expande por lo tanto su acercamiento a lo estético desde múltiples ramas y disciplinas del saber. Como línea constituida en el ámbito de los EECC, se parte entonces de la consideración de que esta dimensión sensible del ser humano no se da en un terreno neutro, ni atañe únicamente a los individuos particulares, sino que se da al interior de luchas ideológicas y políticas por la construcción del sentido, desde diferentes cosmovisiones y formas de pensar y estar en el mundo. De un modo específico, la línea privilegia miradas al mundo del hoy, que permitan comprender las fuerzas que definen nuestro tiempo desde sus condiciones sociales, económicas, tecnológicas, históricas, etc. Pero dicha prioridad por lo contemporáneo no representa ningún tipo de exclusión, y define más bien una intención de entender y explorar el desarrollo de la cultura desde una perspectiva que, rebasando concepciones puramente historicistas, conciba los desarrollos anteriores de la cultura como procesos vivos y actuantes, que hacemos nuestros en la medida en que nos constituyen, definiendo nuestra pertenencia a una época y unas condiciones propias.

  • Género, Movimientos Sociales y Poder (GMP)

    Líder de la línea: Ángel Nemesio Barba

    Esta línea agrupa intereses de investigación alrededor de las políticas de la identidad y la diferencia (de género, generación, clase, etnia y cultura, entre otros) como rasgos característicos dominantes pero no excluyentes de relaciones de poder en juego, ya no solo en los espacios convencionales de la política institucional (estado, partidos, gobierno…), sino en otros espacios de construcción/transformación de lo político (Mouffe, 1999, p.13). Éstos pueden ser tanto los de la vida privada e íntima, pasando por las instituciones (universidades) hasta los procesos organizativos y la acción colectiva que promueven transformaciones culturales y políticas, en cualquiera de estos contextos. Los “nuevos” movimientos sociales expresan antagonismos y luchas de poder ya no por la conquista del Estado, sino por su transformación, y lo que es tal vez más significativo, por la reestructuración de la cultura, por la resignificación de lo político y por la ampliación de los derechos de ciudadanía de quienes siguen excluidos de ellos. Las tendencias más recientes de la investigación de inspiración constructivista, sitúan su foco analítico en el interior de estos movimientos.

  • Representaciones, Memoria e Institucionabilidad (MRI)

    Líder de la línea: Roberto Sancho Larrañaga

    Los estudios que se realizan en esta línea pretenden reconocer y comprender las tramas de significación constituyentes e instituyentes de la experiencia social. Clifford Geertz afirma sobre el ser humano que “es un animal inserto en tramas de significación que el mismo ha tejido, considero que la cultura es esa urdimbre y que el análisis de la cultura, ha de ser por lo tanto, no una ciencia experimental en busca de leyes, sino una ciencia interpretativa de significaciones Estas tramas de significación median al individuo con la realidad y “como mediaciones, son formaciones simbólicas (Cassirer)”. Para aproximarse a esta urdimbre o trama, el análisis de las representaciones sociales se convierte en un modo potente para acceder a las mediaciones simbólicas (lo estético) inherentes al conjunto de prácticas sociales. Stuart Hall define las representaciones como “una parte esencial del proceso mediante el cual se produce el sentido y se intercambia entre los miembros de una cultura”. La memoria también es constituyente de lo social, en tanto es una forma de ‘re-presentar’ el pasado y se vuelve dinamizadora de los procesos de construcción e institucionabilidad social, entendiendo que éstos tienen lugar en un espacio de lucha por aquello que da forma (in-forma) al individuo y la sociedad. Institucionabilidad es la cualidad que tienen unos campos de interacción determinados y estables -en el tiempo y en el espacio- para configurar la experiencia social y constituir formas de significación que otorgan sentido a las acciones de los individuos. La memoria, entonces, se vuelve dinamizadora de los procesos de construcción social, pues activa las posibilidades de conciencias colectivas. Estos procesos paralelos de conformación de conciencia-identidad y de institucionabilidad van tomando forma, sedimentándose como configuraciones estables (que in-forman) a la sociedad. Estas formas se concretan en un orden institucional, unas normas y unas formas de legitimación.

  • Patrimonio cultural (PC)

    Líder de la línea: Gloria Clotilde Oviedo Chávez

    El patrimonio compromete una actividad humana que trabaja sobre lo significativo para una comunidad en un espacio y un tiempo determinado y cuyos productos (obras) y prácticas resultantes son una manera que tienen los colectivos para ubicarse y responder a los contextos específicos. Producto de esa actividad surgen una serie de bienes simbólicos que son apropiados por un colectivo y sobre los cuales se elabora un conocimiento que forma parte de su memoria cultural. Como una opción política, se considera de valor la promoción del patrimonio cuando este contribuye a la convivencia pacífica y potencia la expresividad de un grupo, como parte de su identidad y memoria. Esta expresividad es más valiosa cuando propone un diálogo intercultural, en el entendido que la cultura guarda una dinámica en la cual la co-producción es central para su desarrollo  y el conflicto, producto de la diferencia, cobra un sentido positivo como elemento para la construcción de sociedad. El sentido de pertenencia sobre la producción cultural no es “natural”, en el sentido de que existen procesos de apropiación sobre objetos no originarios del colectivo. En esto juega el ejemplo del instrumento musical “cajón peruano” –de origen afroperuano- que, a partir de 1977, empieza a ser apropiado por músicos españoles, en especial Paco de Lucía, e incorporado como un instrumento propio del flamenco. Relacionado con lo anterior, los procesos de conformación del patrimonio cultural comprometen a distintos actores, en procesos que involucra desde instancias de gobierno hasta actores locales. En este sentido se trata de procesos que distan de ser inocuos y en donde se ponen en juego intereses de los distintos actores comprometidos para legitimar lo que es significativo para un grupo humano. Históricamente, el ejemplo de la conformación de las denominadas “culturas nacionales” es un ejemplo de esto. El patrimonio cultural es una proposición a ser aceptada por los colectivos y conlleva el hecho de que esa aceptación compromete su comunicabilidad (en su carácter vinculante). El patrimonio cultural es narrado y está articulado por discursos, comunicativamente son éstos los que potencian el reconocimiento que se haga del patrimonio cultural, si se piensa que detrás de su legitimación como tal, subyace el hecho de que sean “significativos” en el diario vivir. Toda conformación de un patrimonio implica una selección.