Resumen

Síntesis

Nuestro Proyecto Educativo Institucional está enmarcado en una manera de conocer soportada por conceptos derivados de la Estética. Una mirada estética del mundo, del ser humano y de la educación se relaciona simultáneamente con postulados de significación interdependiente:

  • La estética se ha referido durante mucho tiempo a la sensibilidad artística. Una obra de arte es la producción o expresión original, hecha desde la sensibilidad de alguien que interpreta de manera subjetiva su entorno y lo recrea en forma armoniosa, equilibrada y completa.
  • El concepto estético de sensibilidad, conocimiento y producción puede ser más amplio que el concepto de ciencia (un tipo particular de sensibilidad, conocimiento y producción) y lo puede subsumir, por lo que resulta más apropiado para pensar la formación humana. Cualquier obra humana puede convertirse en una obra de arte. Muchas de las acciones humanas son interpretaciones de algo ajeno que el sujeto se apropia, interpreta y traduce a un nuevo lenguaje algo que ha experimentado, gracias a su sensibilidad y apertura hacia el exterior.
  • Toda obra humana es una obra social. Los mundos son representaciones mentales y entornos de objetos, palabras, valores, relaciones y prácticas construidas socialmente. Para ampliar el propio mundo es indispensable conversar con otros, intercambiar y construir nuevas relaciones: así avanzan las culturas y es lo que llamamos civilización.
  • Todo producto humano, por ser histórico, es provisional, y por ser social, de alguna manera expresa acuerdos de grupo, conscientes o inconscientes.
  • Todo lo que conocemos contiene fuerzas en tensión, y su identidad expresa un momento de equilibrio de esas fuerzas. Como todo equilibrio es precario, todo lo que conocemos tiende a cambiar de identidad, en tiempos más o menos amplios, transformándose en otro u otros seres.
  • Llamamos identidad de algo o de alguien la separación mental que hacemos entre lo que definimos como individual y los lazos y fuerzas externos que le permiten ser lo que es: somos parte del universo, al que podríamos considerar como una inmensa red de relaciones y de identidades.
  • Las separaciones mentales o análisis deben ser complementadas por otras operaciones intelectuales como la síntesis, que une lo separado, la comparación y la crítica, que establecen relaciones de acuerdo con patrones o puntos de vista acordados previamente. Todos estos procesos mentales se articulan, a su vez, con las experiencias derivadas de la interacción con los otros y con el entorno natural y social. El pensamiento y la acción coordinados originan los mundos humanos.
  • La propia identidad del individuo puede ser construida mediante el trabajo consciente y deliberado sobre sí y sobre el entorno, con todas sus dimensiones y potencialidades.
  • A pesar de que cada ser humano, como todos los seres, depende de su entorno, en sí mismo es una única totalidad y, para entenderlo mejor, lo separamos mentalmente en dimensiones: intelectual (capacidad de representarse mentalmente el mundo, a los otros y a sí mismo) afectiva (capacidad de experimentar sentimientos y emociones acerca de sí mismo y de los otros seres humanos) y corporal (capacidad de recibir sustancias, fuerzas u objetos del exterior y transformarlas en su propio cuerpo o en otras sustancias, fuerzas u objetos) En todos los casos, cada dimensión interactúa con las otras de manera más o menos intensa y los productos humanos son expresión del ser humano completo.
  • Una vida humana sana articula en un todo (con mayor o menor coherencia, nunca de manera completa) múltiples miradas, desde diferentes artes, ciencias y disciplinas; desde muy variadas instituciones, ambientes y actividades sociales; desde diversas edades y condiciones sociales. El ser humano es una totalidad.
  • La riqueza de una identidad depende, entonces, de la calidad de su apertura hacia el exterior, de la capacidad para combinar originalmente lo que recibe y de la capacidad para expresar armoniosamente aquello que ha procesado en su interior.
  • Educar es favorecer, desde afuera, la formación interior del individuo para que enriquezca su identidad, por lo cual es preciso cultivar la sensibilidad, la creatividad y la expresividad de los educandos, así como su reflexión, condición necesaria para que asuma el control de su existencia.
  • El aprendizaje es un fenómeno interior de cada individuo pero no es posible que se produzca sin la cooperación de otros miembros de su grupo.
  • Todas las ciencias y las disciplinas han sido construidas por los seres humanos mediante el ejercicio de la conversación entre grupos de personas que están de acuerdo en un lenguaje, una gramática y unos procedimientos para construir su conocimiento. Los acuerdos de lo que es válido en cada una de ellas duran un cierto tiempo, más o menos largo, pero siempre son susceptibles de cambiar, cuando algún miembro rebelde convence a los demás para que miren de otra manera o en otra dirección.

Características

En consecuencia, nuestro Proyecto Educativo Institucional:

  • Es histórico: le apuesta a construir un futuro inexistente (en la Institución y en cada persona) como el deseo estructurado a partir de la interpretación de un pasado y de las posibilidades del trabajo presente. Como proyecto, siempre está en construcción, está sujeto a sucesos impredecibles y nunca tendremos la certeza de alcanzarlo.
  • Asume la calidad como proyecto, siempre en avance, por lo que invita a todos los miembros de la Comunidad Universitaria a evaluar de manera sistemática y permanente todas sus acciones, para adecuarlas eficazmente a un entorno cambiante y para revisar la pertinencia de los criterios y de los supuestos mismos del proyecto.
  • Reconoce el doble carácter de las personas, individuos y miembros de un colectivo, por lo cual se esfuerza en ofrecer las mejores oportunidades educativas a través de sus equipos docentes y al mismo tiempo asume que el responsable principal de la formación es el propio estudiante. La autonomía, capacidad de darse las leyes que gobiernan la propia vida, es la máxima aspiración formativa a la cual toda educación debe aspirar.
  • Se orienta al Desarrollo Humano (la formación de las personas) teniendo en consideración todas sus dimensiones (intelectual, afectiva y corporal) de manera armónica, equilibrada e integral.
  • Organiza el estudio y análisis de las dimensiones humanas en tres ámbitos: Lógico (intelectual) Ético (afectiva) y Estético (corporal) y por su intención integradora, busca de manera permanente los lazos e interdependencias entre estos ámbitos.
  • Busca el desarrollo de competencias (síntesis expresiva de dominio intelectual, afectivo y corporal para la actuación idónea en situaciones que requieran respuestas desde el área profesional específica o, simplemente, desde un adulto autónomo).
  • Asume las tensiones existentes entre muchas de las polaridades presentes en la academia, entre otras contraposiciones, mediante diversos métodos, dentro de los que privilegia uno: los Núcleos Integradores.
  • Asume de manera dialógica (como fuerzas en tensión de una misma realidad) sus tres funciones sustantivas: Docencia, Investigación y Extensión en busca de su articulación sistémica. En la docencia, esto se propicia con los Núcleos Integradores: Favorece que algunos de sus docentes dediquen parte significativa de su tiempo a conformar grupos y centros de investigación. En la Extensión, propicia que docentes y alumnos apliquen sus conocimientos en la solución de problemas específicos de la sociedad mediante prácticas académicas, cursos de educación no formal, consultoría profesional, expresiones culturales y gestión tecnológica.
  • Asume el carácter constructivo de todo conocimiento, como resultado de convenios en el seno de las comunidades disciplinarias, y por ello propicia la confrontación y los acuerdos en variados ámbitos: Equipos de producción, Equipos Docentes, Seminarios de Profesores y Encuentros de Facultades.
  • Fomenta la interdisciplinariedad, particularmente en los Equipos Docentes, en los Núcleos Integradores y en los Seminarios y Encuentros de Facultades. Igualmente, propicia la flexibilidad curricular, en estado aún incipiente, para que cada estudiante pueda decidir sobre su propia formación.
  • Propicia el aprendizaje significativo y desconfía de la memorización de datos inconexos. Privilegia la creatividad y la variedad en los métodos de enseñanza y de evaluación de competencias y orienta los Seminarios Pedagógicos de Profesores, en los que se estudian y debaten temas relativos a la enseñanza y al aprendizaje.
  • Programa cada cierto tiempo cursos y talleres sobre el PEI, preferiblemente ofrecidos a quienes son de reciente vinculación, y propicia de manera permanente la participación de todos en los Seminarios de Profesores y Encuentros de Facultades, así como a través de la publicación de artículos por ellos producidos.
  • Ha diseñado una estructura curricular, común a todos sus programas, en la que se destacan la organización por Competencias (De entrada, Ciudadana, Disciplinar, Profesional e Investigativa) el reconocimiento de Áreas de formación (Estudios Generales, Disciplinares, Profesionales, Instrumentales y de Bienestar) la inclusión de un espacio conceptual y metodológico como los Núcleos Integradores (que articulan Docentes y Estudiantes; Asignaturas; Teoría y Práctica; Dimensiones Afectiva, Corporal y Afectiva; Docencia, Investigación y Extensión) la variedad de formas de enseñanza (Cátedra, Seminario, Taller, Práctica) la Evaluación Integral (Institucional, del Desempeño, Curricular, del Aprendizaje) y la Internacionalización (Competencias en una segunda lengua y programas de intercambio)