Nuestros sitios Escríbenos Trabaje con nosotros English version

  unab
Destacados
  Julio 28 de 2008

La UNAB tiene un lugar en la Academia de la Lengua
"He tenido la dedicación de leer mucho para escribir un poco mejor. Quien no lee difícilmente aprende a escribir", dice el presidente de la Junta Directiva de la UNAB, Alfonso Gómez Gómez, para referirse a la importancia del buen uso del idioma.
/ FOTO PASTOR VIRVIESCAS GÓMEZ
Consulta la GaleríaConsulta la Galería
La UNAB tiene un lugar en la Academia de la Lengua

La trayectoria profesional y los aportes que el presidente de la Junta Directiva de la UNAB, Alfonso Gómez Gómez, ha dado al desarrollo político y académico del país, llevaron a la Academia Colombiana de la Lengua a designarlo ¿Individuo correspondiente¿ de la entidad.
La trayectoria profesional y los aportes que el presidente de la Junta Directiva de la UNAB, Alfonso Gómez Gómez, ha dado al desarrollo político y académico del país, llevaron a la Academia Colombiana de la Lengua a designarlo ¿Individuo correspondiente¿ de la entidad.

Por Ricardo Jaramillo P.

La trayectoria profesional y los aportes que el presidente de la Junta Directiva de la UNAB, Alfonso Gómez Gómez, ha dado al desarrollo político y académico del país, llevaron a la Academia Colombiana de la Lengua a designarlo ¿Individuo correspondiente¿ de la entidad.

La elección tuvo lugar el jueves 26 de junio durante la Junta de Académicos de Número, que decidió por unanimidad aprobar la designación de Gómez Gómez propuesta por el director de la Academia, Jaime Posada Díaz.

De esta forma, el fundador del Instituto Caldas y de la UNAB, entra a formar parte de esta corporación declarada por la Ley 2ª de 1960 como ¿Cuerpo consultivo del Gobierno para cuanto se relaciona con el idioma y la literatura patrios, y la defensa del idioma¿.

En la comunicación recibida por Gómez Gómez el pasado 3 de julio, el director de la Academia le manifestó que ¿En esta forma la Academia quiere reconocer sus méritos como brillante hombre público que ha prestado servicios al país. A más de ello su fina pluma ha hecho de usted un afamado escritor y hombre de letras. Al propio tiempo desea la Academia contar con el valioso concurso de su inteligencia¿.

La posesión del presidente de la Junta Directiva de la UNAB debía realizarse en la sesión pública de la corporación el próximo 5 de agosto, pero Gómez Gómez solicitó postergarla, debido a que por recomendación médica debe evitar desplazarse a lugares de gran altura sobre el nivel del mar.

Según dijo Gómez Gómez, la Academia acogió su solicitud y programó el acto de posesión para los primeros días de octubre en Bucaramanga.

Vivir la UNAB dialogó con Gómez Gómez sobre su designación y el papel que desempeña la Academia en defensa del idioma.

 ¿Qué significa ser ¿individuo correspondiente¿ de la Academia Colombiana de la Lengua?

Es ser miembro de la Academia. Todas las academias tienen dos clases de miembros: de número y correspondientes, porque como señalan el número por las letras del alfabeto, entonces cuando excede ese número la persona es correspondiente y puede ascender a miembro de número, si alguno de estos falta o fallece. Tanto los unos como los otros concurren a las reuniones y trabajan en los propósitos de la Academia.

 ¿Cuál va a ser su labor desde esa corporación?

Presentar trabajos, contribuir en las investigaciones lingüísticas y filológicas que haga la Academia y velar por el correcto uso del lenguaje. A eso me voy a referir en el discurso que diga en la posesión que va a ser a principios de octubre.

 ¿Cuál ha sido su aporte a la lengua para que ahora sea considerado como miembro de la Academia?

Enseñarla, aprenderla todos los días porque esa labor nunca se acaba y solamente enseñándola se aprende cada día mejor. Alcanzar la perfección es un objetivo, pero la vida no alcanza para lograrla. Hay personas que han dedicado exclusivamente su diario existir a trabajos de la lengua, porque las lenguas nacen y mueren como ocurre con la historia de los pueblos y como acontece en la historia de las palabras.

He mantenido contacto con las formas de escribir, a pesar de mis trabajos intensos en la actividad política, he tenido la dedicación de leer mucho para escribir un poco mejor. Quien no lee difícilmente aprende a escribir.

Lamentablemente, desde cuando tenemos el uso del televisor, el lenguaje se ha deteriorado más porque la gente dejó de leer y al dejar de hacerlo, se privó de conocer ese gran recurso y patrimonio que es la lengua para un pueblo en todos los órdenes, no solo en el lingüístico-literario, sino en el económico, político y social; es un patrimonio completo porque el auge de una lengua, por ejemplo del inglés, que de ser un dialecto desconocido pasó hoy a dominar el mundo, corresponde al éxito de las naciones angloparlantes en todos los órdenes.

 ¿Cuáles son los principales enemigos que tiene el idioma?

Uno es la televisión, porque en su fase de utilización del idioma castellano tiene frecuentes ¿chambonadas¿. Colombia tiene la fama de ser el país donde mejor se habla Castellano; me han dicho en el cono sur por ejemplo, que somos los dueños del idioma, pero creo que es un reconocimiento heredado porque hoy no se puede decir el mismo predicado.

Los periódicos frecuentemente usan gazapos que uno los descubre con la simple lectura; otro enemigo es el ambiente social que va calando en el uso del idioma; por ejemplo, ahora en Colombia con esta doliente página de violencia que vivimos, eso ha contagiado el uso del lenguaje. Es común escuchar que un empresario le dice a su vendedor que debe ser más agresivo, eso es una barbaridad, porque esa persona puede ser más activa o diligente, pero jamás agresiva porque remite a ese vendedor al ánimo de contención burda y peligrosa.

 ¿Cómo influyen los medios de comunicación sobre el uso del lenguaje?

Deben ser docencia permanente del idioma. Tienen esa obligación.

 ¿Pero realmente lo hacen?

Lo hacen mejor los medios escritos. Los hablados son máquinas de moler el idioma, hacen un pésimo uso de él. Entonces un medio de comunicación debe ser una cátedra, una docencia permanente de la lengua; así lo conciben muchos y así lo recomiendan.

 ¿Qué se puede hacer desde las universidades para defender el idioma?

Difundirlo, revisarlo permanentemente y corregirlo cuando se use mal. Todo lo que produce una universidad debe ser modelo y por lo tanto hace falta pulir y revisar constantemente todo lo que sale de ella.

 ¿Y qué pueden hacer los estudiantes, inmersos hoy en un ambiente globalizado, con tecnologías como Internet?

La familiaridad en el trato induce frecuentemente a usar expresiones que no son de buen recibo. En Bucaramanga y en otros lugares uno escucha a los jóvenes saludarse en la forma más horrenda, como ¿qué hubo, marica¿, es una expresión que antes causaba una riña inmediatamente y hasta un muerto, porque es una expresión ofensiva, denigrante al máximo y hoy por línea de menor resistencia hasta las niñas la emplean.

 ¿Cómo se siente ingresar a una entidad que reúne a personas que han luchado toda su vida por el buen uso de la lengua?

Es un homenaje para la Universidad y para el trabajo que derivó en la creación de esta obra educativa, que es un esfuerzo de nobleza de espíritu del más alto interés para una sociedad cualquiera, porque somos en la vida lo que aprendemos.

 ¿Al fin es español o castellano?

Castellano. Fue la lengua de Castilla la que se difundió y la que los prosadores y los escritores de mejor calidad difundieron y le dieron nombre a España. El idioma español no existe, allá existe el bilingüismo en las diversas regiones, por ejemplo en Cataluña, la zona de Barcelona, se habla castellano y catalán; en Galicia se habla gallego y castellano, y el euskera, en la zona de Bilbao, Pamplona y San Sebastián, es también una forma dialectal antigua que prevalece, pero el unificador de España como país, es la lengua castellana que fue la que terminó dominando.

 ¿Si es Miguel de Cervantes Saavedra y su Quijote lo máximo en cuanto a Castellano?Indudablemente. En nuestro pasado podemos decir que ha habido una gran influencia cervantina y es el trabajo lingüístico y filológico que más prestigio ha ganado en el mundo de las letras.

Una vida de trabajo

A sus 87 años, el presidente de la Junta Directiva de la UNAB, Alfonso Gómez Gómez tiene una amplia trayectoria en los sectores público y privado del país.

Nació en Galán, Santander el 12 de marzo de 1921. Es abogado de la Universidad Libre de Bogotá, presidente honorario de la Academia de Historia de Santander; ex ministro de Estado, ex embajador de Colombia en la ex Unión Soviética, China y Uruguay, y fue concejal, diputado, representante a la Cámara y senador.

Fue alcalde de Bucaramanga dos veces, cifra que repitió como gobernador de Santander. Ex juez municipal de Socorro, ex magistrado del Tribunal Administrativo de Santander y entre sus publicaciones, sobresalen el libro biográfico de Luis Enrique Figueroa Rey, ¿El seminarista de los ojos tristes¿, en colaboración con Heriberto Sánchez Bayona; ¿Mirada profunda a un mundo cambiante¿ y columnista semanal en el diario Vanguardia Liberal.

Entre otras condecoraciones, sobresale la Orden de Boyacá en el grado de Gran Cruz, otorgada por el presidente Andrés Pastrana Arango el 28 de diciembre de 1999.

¿Qué es la Academia de la Lengua?

El 24 de noviembre de 1870 la Real Academia Española promulgó un acuerdo que autorizó crear academias ¿correspondientes¿ en los países de habla hispana para lograr unidad y defensa del idioma. La de Colombia, creada en 1871, es la más antigua de ellas y tiene por oficio ¿estimular el progreso y desarrollo de la lengua, y procura señalar los términos y giros defectuosos que insensiblemente se van introduciendo en ella¿, según consta en el documento de constitución.

Si bien la Academia es una persona jurídica con derecho privado, la Nación le asigna una subvención anual. Se ocupa de estudios del lenguaje, en el fomento de la filología hispánica y la literatura nacional; colabora con la Real Española y las demás ¿asociadas¿ en la preparación de la Gramática y el Diccionario Oficial; llama a certámenes públicos, publica el Boletín que recoge documentos de los académicos y celebra sesiones públicas solemnes, entre ellas el 6 de agosto, aniversario de la fundación; el 23 de abril, Día del Idioma y siempre que se posesiona un miembro de Número.

Está conformada por miembros de Número (veintinueve, conforme a las letras del alfabeto castellano), Correspondientes Nacionales (veinticinco residentes en Bogotá, y otros tantos fuera de ella), Extranjeros y Honorarios.



 

Universidad Autónoma de Bucaramanga - UNAB | Avenida 42 No. 48 – 11 | PBX (57) (7) 643 6111 /643 6261 | Centro de Contacto: 018000127395
Bucaramanga - Colombia | Aviso de Privacidad | © Todos los derechos reservados

Optimizado para 1024x768 px.