Desde el 12 de diciembre, el ORMIC se convertirá en un nuevo interlocutor de la región, en donde el análisis de los medios clásicos y alternativos de comunicación, los medios digitales, incluidos los nuevos medios sociales, serán sus dos grandes líneas de trabajo.

Este tiene el objetivo de monitorear las rutinas de producción de la información en los medios masivos de comunicación, la calidad de la información publicada, el proceso de construcción de la ciudadanía y el impacto en la opinión pública.

Este organismo, adscrito al programa de Comunicación Social de la UNAB, que surgió en julio de 2006, buscará generar un proceso de investigación para proyectar académica y socialmente el trabajo de investigación formativa y periodística que se realiza en los núcleos integradores, que se desarrollan en la formación de comunicadores sociales, desde el ciclo básico hasta los componentes de formación en periodismo y comunicación organizacional.

Con la reactivación de este Observatorio, desde la UNAB, se espera generar espacios de discusión entre la academia, la ciudadanía, los medios de comunicación con el fin de entender la función que desempeña cada uno en el fortalecimiento de imaginarios de región, participación, derechos humanos y democracia. Además de mejorar la calidad de la información que circula a través de los medios y realizar pedagogía con ellos.

Allí la investigación se realizará de dos maneras: por un lado la investigación científica a través de proyectos a mediano y largo plazo y por otro lado, la investigación periodística con resultados inmediatos, en donde se aplicarán sondeos de opinión y encuestas sobre temas coyunturales que afectan a la comunidad.

El Observatorio tendrá la tarea de realizar propuestas periodísticas en temas importantes que requieran una investigación más profunda. También, desde este organismo se marcarán directrices en la temática que debe ser tratada por los medios.

Tabla Técnica

Fecha 
Dic 10, 2018
Tipo 
Noticia