La presidenta de la Corte Constitucional, Gloria Stella Ortíz Delgado, fue la invitada esta mañana a la charla ‘Redes Sociales, límites y libertades’, desarrollada en el auditorio menor Alfonso Gómez Gómez, localizado en el campus central El Jardín de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), con el fin de ampliar una conversación itinerante que ha visitado, desde marzo pasado, ciudades como Bogotá, Pereira y Medellín.

El objetivo de este tipo de encuentros, propiciados por la Asociación Colombiana de Facultades y Programas Universitarios en Comunicación (AFACOM), es “recoger insumos para el debate sobre libertad y expresión en redes sociales en el XIV Encuentro de la Jurisdicción Constitucional, organizado por la Corte Constitucional de Colombia, a celebrarse en Cartagena los días 18 y 19 de septiembre próximo”, dijo Alberto Martínez, presidente de la Asociación. Este encuentro internacional de juristas tratará como tema central las relaciones entre jueces constitucionales, democracia y las nuevas tecnologías de la información.

“Este es un tema oportuno y pertinente desde dos ámbitos, el derecho y la comunicación”, dijo Juan Camilo Montoya Bozzi, rector de la UNAB. “A mi me complace que sea un evento convocado por dos facultades (Ciencias Jurídicas y Políticas y Ciencias Sociales, Artes y Humanidades), lo cual demuestra que debemos procurar más conversaciones interdisciplinarias de este tipo”, señaló Montoya Bozzi.

Para la magistrada Ortíz, “las realidades sociales son mucho más rápidas que las normas”, al explicar cómo deben responder los jueces a los cambios, especialmente, cuando se plantean tensiones entre los derechos a la información, la intimidad y la expresión. “De dos años para acá la Corte Constitucional empezó a recibir casos que no solo involucraban a los medios de comunicación sino también a las redes sociales”, dijo.

Según la presidenta de la alta corte, su labor “es hacer efectiva la protección de los derechos, sin embargo, esta defensa no es en términos absolutos”, explicó. “Hay casos en los que, entre personas iguales, una puede quedar en un estado de indefensión”, agregó. “No podemos permitir la concentración de poder, el control del poder es un peligro, no es solamente un problema de intimidades o de algoritmos, el mundo se tiene que poner a pensar en eso”, concluyó la magistrada.

Tabla Técnica