Con el objetivo de promover la incorporación de prácticas que impulsen el diseño, reformulación y actualización de una oferta educativa renovada, en el marco del fortalecimiento del Ecosistema Nacional de Innovación, el MEN abrió una convocatoria para identificar experiencias exitosas de las Instituciones de Educación Superior públicas y privadas, en torno al desarrollo de la innovación educativa en Educación Superior. 

Tres prácticas desarrolladas por la UNAB están entre las seleccionadas. Asimismo, fue una de las 30 Instituciones de Educación Superior (IES) del país en recibir reconocimiento en la categoría Solidaridad, resiliencia e innovación al participar en el Plan Padrino.  

A la convocatoria, que se realizó entre el 9 y 26 de octubre, se presentaron 99 prácticas, 52 de las cuales fueron seleccionadas para ser visibilizadas en el Laboratorio de Innovación Educativa para la Educación Superior Co-Lab, una estrategia de colaboración, experimentación e intercambio de experiencias relacionadas con los procesos de innovación educativa y transformación digital en la Educación Superior.

UNAB Innova: ambientes híbridos para el aprendizaje ubicuo; Transformación pedagógica y tecnológica de programas presenciales de posgrados en educación a la modalidad híbrida; y el programa de docentes mentores UNAB: acompañamiento a profesores de la Facultad de Ingeniería para la innovación pedagógica, la planeación y la organización del aprendizaje fueron las prácticas desarrolladas por la Universidad y seleccionadas por el Ministerio. 

“Significa un reconocimiento a la labor articulada, responsable y visionaria que hemos tenido en el 2020 en respuesta a una situación en principio de emergencia pero que ha evolucionado a un proyecto institucional que busca trascender y transformar nuestras prácticas de enseñanza-aprendizaje. Lo que destaco es, en primer lugar, el trabajo en equipo, pues un proyecto de esta magnitud e importancia solo es posible con los valiosos aportes de diferentes dependencias, con el liderazgo y compromiso con la innovación y con una comunidad de profesores que se ha reinventado, capacitado y dedicado a orientar de la mejor manera y con altos estándares de calidad a todos nuestros estudiantes”, precisó Adriana María Martínez Arias, directora de Docencia. 

Los profesores y su colaboración entre pares fueron pieza fundamental de este proceso. Dicha colaboración se estructuró bajo el nombre de profesores mentores, “se formuló un plan de trabajo para acompañar al profesor en la innovación pedagógica y la mejora de la planeación y organización del aprendizaje. Iniciamos con un docente mentor y 18 profesores de la Facultad de Ingeniería para sensibilizarlos en la contribución positiva de la planeación del proceso enseñanza-aprendizaje en el proceso de aprendizaje del estudiante y la importancia de hacer transformación colectiva y responsable para descubrir qué debemos seguir haciendo, qué debemos dejar de hacer, qué debemos comenzar a hacer”, explicó Isabel Cristina Barragán Arias, docente de la Facultad. 

Esta estrategia se replicó en todas las facultades de la Universidad y fue fuente de motivación para todo el cuerpo docente. “Haber sido seleccionados por el MEN, es el reconocimiento al trabajo profesional colaborativo, significa ser un actor activo del proceso de transformación e innovación educativa en la educación superior, porque se comparte la experiencia de esta buena práctica con la comunidad educativa nacional”, agregó Barragán Arias.

Los programas de posgrado también hicieron parte de la transformación pedagógica y tecnológica que se vivió con la transición a los Ambientes Híbridos de Aprendizaje.  Puntualmente, en los posgrados en el área de Educación ofertados por la UNAB “se logró una sinergia entre las coordinaciones académicas de los programas y todos los docentes, que permitió identificar tanto buenas prácticas pedagógicas como oportunidades de mejora; menguar la ansiedad que produjo el cambio obligatorio de una modalidad a otra, sus implicaciones frente al uso de tecnología; y de manera intencionada, ofrecer un referente para los estudiantes dado el campo disciplinar en el que se están formando, a saber, la educación”, explicó Lina María Osorio Valdes, coordinadora de posgrados de la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes. 

Las tres prácticas seleccionadas fueron reconocidas en La Noche de los Mejores en las categorías Mejor experiencia de innovación educativa en Educación Superior y Docentes dinamizadores de la transformación de la educación mediada con tecnologías digitales. La UNAB recibió, además, una mención especial por “aportar al desarrollo de las actividades académicas no presenciales que adelantan las Instituciones de Educación Superior durante la emergencia sanitaria en el país ha sido fundamental en el marco de la coyuntura”, al hacer parte de las IES que transfirieron conocimientos a otras instituciones para brindar herramientas que permitieran a sus docentes mejorar sus habilidades pedagógicas con el uso de la tecnología. Unisangil y la Fundación Universitaria Comfenalco fueron las dos instituciones apadrinadas por la UNAB.