Con la delimitación del Complejo de Páramos Jurisdicciones - Santurbán - Berlín, realizado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la provincia de Soto Norte compuesta por los municipios de Matanza, Charta, Suratá, Tona, Vetas y California, poblada por familias que durante generaciones se dedicaron a la minería artesanal, se vieron forzadas a realizar otros oficios para ganarse la vida. 

Por esta razón la Cámara de Comercio de Bucaramanga y la UNAB, con el programa de Administración Turística y Hotelera, adelantan, desde enero del presente año, un proyecto denominado Plan de Desarrollo Turístico para la provincia de Soto Norte. 

El equipo de trabajo vinculado a este proyecto está conformado por  los profesores de la UNAB, Lyda Rivera y Ricardo Varela, dos recién graduados del programa de Administración Turística y Hotelera de la Universidad, Fabián Vargas y Vanessa Rincón, y dos personas de la Cámara de Comercio de Bucaramanga,  Diana María Reinoso y Anyella Fuentes.

“El proyecto busca hacer un diagnóstico de las capacidades de las comunidades y del territorio. Los ecosistemas de páramo son pocos en el país y tiene unas características especiales, entonces estamos trabajando con la gente, analizando el territorio, diseñando producto turístico, capacitando a los actores de la comunidad y caracterizando a las empresas presentes en el territorio”, explicó Ricardo Varela, profesor del programa de Administración Turística de la UNAB. 

En los próximos días iniciará el ciclo de capacitaciones para las 300 personas impactadas por este proyecto. Servicio al cliente, diseño del producto turístico, guianza turística y otros temas afines con el servicio, serán los que se aborden en los espacios de enseñanza con la comunidad. Las capacitaciones serán certificadas por la UNAB y la Cámara de Comercio de Bucaramanga. 

En la actualidad, esta zona geográfica se debate entre la preservación ambiental, la explotación de los recursos naturales, proyectos de infraestructura y la necesidades propias de la población. Es en este complejo escenario, en el cual la academia toma un papel preponderante. “la Universidad y el Programa de Administración Turística y Hotelera, en su trabajo de proyección e impacto social está llamada a realizar una función si se quiere "mediadora"  en los territorios, en donde la actividad turística es orientada de forma técnica y puede convertirse en un factor de desarrollo y alternativa para el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades, centrada por supuesto en el beneficio para todas las partes interesadas, otorgando un protagonismo real a todos los actores y brindándoles de igual forma, un importante aprendizaje durante todo el proceso”, afirmó Berzetti Fauret David Becerra, directora del programa de Administración Turística y Hotelera. 

El proyecto finaliza en diciembre con la entrega del diagnóstico general de las posibilidades para desarrollo turístico. Este documento sumado a las acciones de capacitación facilitará el camino para la implementación de los productos turísticos que surjan del proyecto. 

La UNAB es pionera en la región en la formación profesional en el área turística, con una trayectoria de 21 años. Esta experiencia ha permitido que otras entidades e instituciones se sientan con la confianza de trabajar de la mano con el programa de Administración Turística y Hotelera. “El hecho de  interactuar de forma directa en la gestión pública del turismo en el departamento y la ciudad como miembros activos del los Consejos Municipales y Departamentales de Turismo, nos ha permitido liderar la elaboración de los  Planes de Desarrollo Turístico para Santander y la construcción de la política pública de turismo en Bucaramanga, así como estudios de factibilidad turística en proyectos de gran alcance en la región”, concluyó David Becerra. 

Tabla Técnica

Fecha 
Ago 5, 2019
Tipo 
Noticia