La UNAB sigue atenta a la evolución de Juan David

Sep 25, 2006 | Institucional

Por Pastor Virviescas Gómez
El pasado jueves 14 de septiembre, pocos minutos antes de las 12 del mediodía, el estudiante Juan David Leal Álvarez, de IV semestre de la Facultad de Ingeniería Mecatrónica de la UNAB, fue embestido por el automóvil marca Hyundai de matrícula GIU-086, conducido por Paola Delgado, estudiante de primer semestre de la Facultad de Derecho de esta misma Institución.

Los hechos ocurrieron en frente a la venta de comidas instalada en diagonal al Hostal Casa UNAB. Por considerarlo de interés, Vivir la UNAB publica las declaraciones concedidas el jueves 21 de septiembre a las 11:45 a.m. por el abogado Juan Omar Rivero Arango, quien fue designado por el rector Gabriel Burgos Mantilla, para que coordine las acciones a tomar ante este siniestro.

“La Universidad me nombró el día después del accidente para coordinar la atención del estudiante en la Clínica Bucaramanga porque se decía que de alguna manera el propietario del vehículo automotor presuntamente causante del accidente iba a retirar el Soat (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito), cuestión que es absurda porque ninguna entidad hospitalaria está obligada a devolverlo debido a que es el soporte para rendir el informe del accidente y para cobrar los dineros de los tratamientos médicos o quirúrgicos.

Fui a las 11 de la mañana a la Clínica Bucaramanga y con funcionarios del área administrativa me ayudaron a aclarar qué era lo que pasaba. La mamá vive en Cali y el papá trabaja en Puerto Wilches con Palmas Bucarelia. Hicimos la gestión y el joven fue ubicado en la habitación 323. No se le habían hecho los tratamientos quirúrgicos de rigor desde el momento del accidente, debido a que tocaba que traer un material y unos aparatos de Bogotá. El ortopedista fue la persona encargada de pedirlos y solamente hasta el sábado fue intervenido quirúrgicamente. A las 7:30 a.m. fue ingresado a cirugía y al momento fue devuelto, según se me informó, debido a que tenían que evaluar el sistema linfático y sanguíneo porque estaba muy abajo. La mamá del joven pocas veces ha hablado conmigo debido a que tiene una gran reserva de palabra. Tanto ella como el joven herido pertenecen a una religión evangélica, cuestión que no es del caso entrar a analizar porque es la libertad de cada quien.

Sin embargo la señora contactó a otro abogado y anunció que irían a la Fiscalía a colocar la denuncia. Asunto en el que le dije que no porque ella no es la competente de hacerlo, sino el propio lesionado en su momento. Si no puede el lesionado, tendrían que llevar a un notario a la clínica para que le tomara los datos. La señora me confirmó que ya habían contactado a un notario para que hiciera esa vuelta.

Directivos de la clínica me informaron el lunes que lo iban a dar de alta a las 10 de la mañana, pero que por razones evaluativas del área sanguínea, tenía los glóbulos rojos muy bajos. La razón es que tienen que hacerle una transfusión para elevarle la condición de los glóbulos rojos y estaban bregándola a hacer desde el sábado. Entonces nombraron a un internista en la clínica pero los costos no corren en las cuentas del Soat ni en las del seguro de la Universidad. La trabajadora social de Palmas Bucarelia, que también está muy encima de la situación, me dijo que la señora había manifestado que ella pagaba el internista.

Ocurre que el joven no se deja hacer transfusiones sanguíneas por razón de su religión, cuestión respetable y que se nos sale de las manos.

Los costos de las cirugías y de hospitalización todavía siguen cubiertos por el Soat y por el seguro de la Universidad. Las cuestiones relativas a la devolución del vehículo automotor son cosas que no le competen ni a la Universidad, ni al estudiantado ni al suscrito, porque es una situación que decide un fiscal. ¿Que van a entregar el carro? Sí, porque el fiscal no puede negarse a hacerlo y que el carro va a quedar con un pendiente, sí, pero está en la obligación de entregarlo, previa petición del propietario. ¿Que la joven que iba conduciendo es responsable? No se sabe. Eso lo define la justicia penal en su momento dado. ¿Que si uno puede empezar las demandas? Es todavía muy incipiente la parte probatoria para ponerse uno a apoderarse y demandar. No conozco el planímetro debido a que es reserva del sumario. Solamente con el poder del joven puedo acceder a él y no me permiten sacar fotocopias. Tampoco puedo demandar todavía porque no han decidido quién es el responsable. Eso está con una ampliación de denuncia penal que en su debido momento el fiscal llamará a la persona que iba conduciendo, a los testigos, al lesionado, armará la parte probatoria y decidirá qué pasó, y quién paga y quién no paga.

La Universidad ha hecho lo posible porque todo se encauce por donde debe ser. No resta sino el día de mañana, si va a haber una demanda, demandar por perjuicios morales, si el que iba manejando fue el verdadero causante. Eso es algo que como abogado no puedo determinar y hay que esperar la decisión del fiscal. Uno no sabe porque uno no vio y aún viendo uno no sabe cómo van a decidir. Entonces esto es una cosa que no es de inmediatez, porque la justicia no se “mata” por decidir y uno de abogado está a la espera para poder demandar, si la familia y el lesionado quieren que uno sea el abogado.

En este momento ni se puede demandar ni se puede constituir en parte civil dentro del proceso penal debido al sistema acusatorio que tenemos. Se necesita que primero se dicte sentencia condenando o absolviendo, para uno saber qué se debe hacer. Por ahora sigo apoyándolo en que lo atiendan debidamente, pero si él no se deja hacer la transfusión también cesa mi actividad.

Lo otro que quiero dejar claro es que la Universidad ha hecho las gestiones necesarias para que autoridades de Tránsito y de Policía remuevan los vehículos que se parquean al frente, pero eso también se le escapa de las manos a la Universidad. Tampoco la Universidad es responsable de ponerse a hacer señalizaciones o ‘policías acostados’, como han dicho algunos estudiantes, porque son obras que tienen que basarse en un derecho de petición, la demostración de alta accidentalidad y la conveniencia, por ejemplo que somos un espacio educativo y hay que reducir la velocidad. Los ‘policías acostados’ y la señalización de prevención, prohibición e información se tienen que basar en actos administrativos de la autoridad competente. La Universidad no puede ponerse a hacer ‘policías’ ni señalizaciones porque puede ocurrir un accidente por un obstáculo en la vía, y entonces a quien se le causó el prejuicio repite contra la Universidad porque no hay un acto administrativo que diga que eso tiene que estar ahí. Adicionalmente, eso también debe conocerlo la comunidad adyacente a la Universidad y ¿qué tal que uno de esos vecinos se oponga?”.

Haga efectiva su solidaridad

El rector de la UNAB, Gabriel Burgos Mantilla y el Consejo Superior Estudiantil hicieron un llamado a los profesores, estudiantes y personal administrativo para que expresen su solidaridad con el estudiante Juan David Leal Álvarez haciendo sus aportes en efectivo a la cuenta de ahorros del Banco de Bogotá número 376-04291-7, cuyos titulares son Henry Mauricio Rodríguez Moreno, estudiante de Ingeniería Financiera y Yuliany Mantilla, compañeros que han lidera esta campaña a favor de un estudiante que requiere de su apoyo.

Ir al contenido