Cumbre masónica en Bucaramanga

Nov 10, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Pastor Virviescas G?mez

pavirgom@unab.edu.co

Esta es la forma en que lo comprende el director del X Congreso Nacional Mas?nico, Farid Numa Hern?ndez, quien asegura que detr?s de esta asociaci?n secreta -as? figura en los diccionarios- no hay ritos paganos ni culto a dioses extra?os, sino muestras de fraternidad y consciencia de que en la vida no debe primar lo material sino lo espiritual.

Vistos durante siglos como una fuerza oscura, cuando no como ateos irredimibles, perseguidos por sus ideas y hasta excomulgados, los masones acudir?n a esta cita animados por escuchar un debate sobre la Constituci?n de 1991, en el que aparte del gobernador de Santander -y mas?n- Horacio Serpa Uribe, tambi?n estar?n el ex ministro Jorge Valencia Jaramillo y el columnista de El Espectador y ex director del DAS, Ramiro Bejarano, quienes revisar?n ?si esa Constituci?n sirvi? como un hito para abrirle paso a la modernidad, retomar lo que ella sirve y mirar qu? es lo que est? ocurriendo en el pa?s?.

Tambi?n hablar?n de ?Los peligros del totalitarismo?, ?Civilizaci?n y barbarie?, ?El ciudadano: hombre libre y de buenas costumbres?, ?La trascendencia, un camino en la realizaci?n del ser?, ?Por una sociedad laica libre? y ?Los principios mas?nicos, piedra angular de la sociedad?.

Abordamos a Numa Hern?ndez, quien manifiesta que el prop?sito del evento, adem?s de reforzar su ideolog?a, es buscar un mejoramiento de las condiciones de la sociedad colombiana.

Igualmente acudir?n ?Las estrellas?, que son las logias de mujeres que funcionan en Bogot?, Cali y Bucaramanga, ?a quienes consideramos como hermanas, se les trata con todo el respeto y est?n tambi?n en la b?squeda de la luz?. ?La noche de la fraternidad?, en el Coliseo Peralta, marcar? la clausura del evento. ?So?ar un mundo y hacerlo realidad?, ser? la disertaci?n de ?Las estrellas de Oriente?.

?A los masones les preocupa lo que pase en el pa?s o se limitan el bienestar de los ?hermanos? y punto?

Preocupa profundamente cualquier situaci?n adversa que vaya en contra de la comunidad. Preocupa que estando en pleno siglo XXI, en el cual supondr?amos que Colombia deber?a estar marchando en un proceso de paz, armon?a y de condiciones econ?micas mucho mejores, sintamos que todav?a no hemos salido de esa penumbra en que estamos sumidos desde la mitad del siglo XX.

?Qu? es la masoner?a hoy?

Es una orden que tiene sus principios hist?ricos. Podr?amos remontarnos al antiguo Egipto o pasar por los templarios, pero con exactitud desde 1717 pretende buscar el bien, que los hombres act?en con rectitud bajo los principios de libertad y tolerancia.

Hoy se siente la necesidad de estar a tono con la ?poca; una modernidad entendida como el beneficio y el progreso real, espiritual y econ?mico del hombre. La raz?n de ser est? en la b?squeda del mejoramiento en todos los sentidos de la comunidad en la cual nos movemos.

?Entonces a qu? se deben tantos prejuicios, sombras y leyendas sobre la francmasoner?a?

Es una herencia hist?rica, que data incluso antes de la que la masoner?a formal apareciera. Se origina en una confrontaci?n de origen econ?mico sucedida en 1307 entre el papa, el rey Felipe El Hermoso y los masones por el gran poder?o que ?stos desplegaron en toda la cuenca del Mediterr?neo, donde ya para la ?poca hab?an inventado los giros bancarios y se hab?a desarrollado de una forma tan fuerte que ten?an m?s poder que el rey de Francia. A ra?z de ello se levantan una serie de acusaciones tratando de satanizar la orden, lo cual conlleva una persecuci?n en lo que se conoce como el ??Viernes 13?, que implic? el sacrificio y pr?cticamente la extinci?n de la orden de los templarios. Hoy estamos hablando de una nueva orden, que es aquella fundada en 1717 en la nueva Inglaterra, aunque se sigue satanizando a la masoner?a cuando realmente hay una libertad total, de orden religioso e ideol?gico entre sus miembros, a quienes no se les conmina a la participaci?n en ninguna religi?n ni en ning?n tipo de posici?n pol?tica. Hay que desconocer qu? es lo que all? se discute para hablar de esa forma despectiva como se hace en algunos medios.

?Pero qu? tanto se oculta detr?s de la masoner?a?

Los ?nicos secretos son aquellos que tienen que ver con la b?squeda de la verdad. No hay ning?n secreto diferente al que cada hermano pueda tener en lo m?s rec?ndito de su alma.

Esta misma entrevista es una apertura de algo que? ya viene sucediendo desde hace rato. En los medios de comunicaci?n con frecuencia salen informes de c?mo son las ?tenidas? y los procesos, de manera que no hay nada oculto fuera de la b?squeda del conocimiento, que debe ser un principio no de la masoner?a sino de los hombres como un fundamento de su raz?n de ser.

?Para qu? insistir entonces en cubrirse la cabeza o en reunirse en lugares l?gubres?

Cuando hablas de los atuendos que se usan en los rituales, simplemente son s?mbolos para hacer un recordatorio pero all? no est? la esencia, sino en la construcci?n del templo interior, en el desarrollo que interiormente cada uno tenga.

Cuando se apaga la luz es para que reflexionemos acerca de nuestra existencia, en que estamos en la b?squeda de la luz, que es la b?squeda del conocimiento.

El otro aspecto que se tiene en cuenta, y est? en La Biblia, es que finalmente nuestro cuerpo no es nada, y a la postre toda la opulencia queda reducida a nada. Todos tenemos un mismo fin en el aspecto corporal, pero podemos tener una proyecci?n distinta cuando no nos quedamos en lo material sino avanzamos en la b?squeda de la trascendencia. Pero, para tener esa consciencia de ser iguales, tenemos que ser hombres libres, bajo los principios de la Ilustraci?n de los que nos habla (Enmanuel) Kant.

Algo en lo que se insiste en la masoner?a es en la necesidad de ese crecimiento espiritual y del crecimiento en el conocimiento.

?Ser ateo es uno? de los requisitos para poder ser mas?n?

Este es uno de los aspectos totalmente contrarios. Es necesario tener la certidumbre de que existe un principios creador para poder ingresar a la masoner?a, donde se le respeta a cada quien qu? considera que es ese principio creador y a qui?n venera.

La masoner?a es tal vez la orden m?s ecum?nica que pueda existir sobre tierra y contamos con cerca de siete millones de miembros. En Estados Unidos y Francia particularmente hay una cantidad inmensa de hermanos que pertenecen a la orden porque hay la libertad absoluta de culto y de pensamiento.

Se parte de que se debe tener la convicci?n de que hay un principio creador y para darle un nombre general que permita la cabida de todos, se habla del Gran Arquitecto del Universo.

?Es un club de amigos influyentes y adinerados? ?O tambi?n aceptan a ciudadanos de a pie?

Para pertenecer a la masoner?a se requiere tener m?s de 18 a?os de edad y ser un hombre libre y de buenas costumbres, entonces el mayor poder no est? en la cantidad de dinero, sino en la fortaleza interior y en el ser un ciudadano que act?e con rectitud, que no tuerza su principios, que no se deje manosear por el valor que se ha impuesto, cual es el valor del dinero.

Cuando no se le apunta a la b?squeda de la riqueza material sino al crecimiento espiritual, ?sta llega por a?adidura. Pero lo material es algo pasajero en nuestra vida; es la necesidad de tener las cosas materiales para usarlas y disfrutarlas con la familia y los amigos, pero jam?s subyugados a ellas, para no caer en la esclavitud de la b?squeda del dinero o del oro, que es algo inmediatista.

?Con la masoner?a pasa lo mismo que con otras ?rdenes que se niegan a revelar la identidad de sus miembros y apelan a los sofismas?

Esta entrevista y este congreso es una demostraci?n de que no hay esa restricci?n que de pronto puedan tener otras organizaciones. Indudablemente algunas personas prefieren el silencio y la total discreci?n, que es una de las viejas tradiciones, pero muchos presidentes y personajes que han estado en la escena nacional han formado parte de la orden. Lo importante no es decir ?yo soy?, porque ?nadie es?.

Cuando en la vida cotidiana actuamos de una manera transparente y vertical en nuestros principios, podemos estar haciendo el mejor tributo a lo que ser?an los principios mas?nicos. Alguien puede decir que es mas?n, pero si no act?a como tal no lo es. Igualmente encontramos muchas personas que sin haberse iniciado en la orden, tienen unos principios de rectitud y de buscar el bien, a quienes podr?amos considerar unos masones sin mandil (insignia de seda en varios colores, seg?n el grado de cada quien, que lleva bordados emblemas en oro o plata).

?Horacio Serpa sigue en la ?banca? de la masoner?a o regres? a la ?titular? de la masoner?a? ?cu?l es su situaci?n?

Has entrado a se?alar nombres y en la medida en que eso se haga solamente cada persona puede responde por sus actos. De manera que independientemente del nombre que menciones, salvo aquellos que est?n en el Oriente Eterno, yo podr?a hablar. Lo otro ser?a m?s que una indiscreci?n una falta de respeto a su vida privada y a su intimidad.

La masoner?a no es una entidad para entrar a juzgar o a se?alar qui?n es o qui?n no forma parte de sus filas.

?Ese ?Gran Arquitecto? es primo de Dios? ?yerno de Mahoma? ?disc?pulo de Buda? ?qui?n es?

La denominaci?n ?Gran Arquitecto del Universo? no tiene matr?cula en ninguna de las religiones ni monote?stas ni polite?stas, por lo tanto no podemos considerarlo como un ser de carne y hueso, que es uno de los errores de las religiones en que hemos sido formados. Es un manera metaf?rica de denominar para que cada uno de acuerdo a su creencia as? lo asuma, pero mal har?amos hoy con todos los desarrollos de la ciencia y que han sido revaluadas aquellas viejas lecturas de muchas religiones, si la masoner?a estuviera pegada a un personaje de carne y hueso.

Cada ?Oriente? -seccional- tiene un Gran Maestro, que es el que dirige y es algo rotativo, as? que cualquier hermano por humilde que sea puede albergar en su coraz?n esa conexi?n con el Gran Arquitecto. La jerarqu?a la establecemos para que haya un orden, mas no que quien est? un lugar arriba sea el que tenga la verdad revelada, porque siempre se estar? en la b?squeda de ella.

?Cu?les son los principios que rigen la vida de un mas?n?

La rectitud, la transparencia, el ser un hombre libre y de buenas costumbres, que busque el bien de su familia y de la comunidad en la que se mueve, y esa es la raz?n de este congreso, del cual poco estamos hablando.

Bajo la consigna de la libertad de pensamiento, ?en la masoner?a todo es permitido?, ?no hay pecados?, ?cada quien que haga lo que quiera?

No hay pecados porque no es una orden religiosa. Y cuando dices ?cada quien haga lo que quiera?, lo entender?amos en la medida en que este hermano no est? atentando contra sus hermanos ni contra sus semejantes. Es bienvenida cualquier escuela de pensamiento, con la posibilidad de que tengamos un debate amplio y franco.

Las malas acciones, con la corrupci?n, las desapariciones, el asesinato, las torturas, los secuestros, por ejemplo, son totalmente censurables e inadmisibles en nuestra orden.

?Est? blindada la masoner?a? ?O se les ha colado alg?n corrupto?

Afortunadamente acerca de paramilitares, narcotraficantes y asesinos no hemos tenido noticias. No hay un blindaje en el sentido de que estemos en una inquisici?n para ver qui?n es bueno y qui?n es malo, porque estar?amos en contra de lo que est?bamos se?alando, sino que el mismo proceso de an?lisis y las reuniones han depurado, si se hubiese dado, el caso de alguien que hubiera pasado por all? y que no tuviera buenas costumbres. La orden no admite que ning?n hermano cometa il?citos ni dentro ni fuera de la orden.

?Qu? sentido tiene hablar de libertad y tolerancia en pleno siglo XXI, que suenan m?s a consignas de la Revoluci?n Francesa?

Es curioso que estando en el tercer milenio de nuestra era, que supondr?amos el siglo de la modernidad, tengamos que retomar esos conceptos porque hoy de lo que m?s adolece nuestra sociedad es la libertad.

Hay una aparente libertad, pero no puedo pensar que un hombre sea libre cuando sus hijos se est?n muriendo de hambre o cuando una familia es desplazada de su tierra. Hay una crisis fuerte y esperamos que sea el final de esta ?poca oscura.

Y la tolerancia es porque lo que hoy m?s se persigue son las ideas. Los hombres que m?s son censurados son aquellos que tienen ideas distintas a lo que est? como el valor impuesto en la sociedad. Hay una intolerancia absoluta y no s?lo en lo religioso, sino en lo pol?tico e ideol?gico, pretendiendo hacer una manipulaci?n de la sociedad diciendo que s?lo hay buenos y malos, incurriendo en un manique?smo que viene del siglo XIX. No entendemos por qu? en pleno siglo XX esa liberad de pensamiento no existe.

 

De Bol?var a Echand?a

Con el rigor que lo caracteriza, uno de los temas estudiados por Alfonso G?mez G?mez ha sido el de la masoner?a.

A sus 87 a?os de edad, el ex ministro de Gobierno (Interior) y ex embajador en la antigua Uni?n Sovi?tica, China y Uruguay, manifiesta que en Colombia desde la primera etapa de la Rep?blica la mayor parte de los pr?ceres perteneci? a la masoner?a, entre ellos los generales Sim?n Bol?var, Francisco de Paula Santander y Jos? Hilario L?pez, as? como los presidentes Aquiles Parra (santandereano) y Manuel Murillo Toro, y algunos miembros del clero, como en San Gil el padre Pascual Afanador.

Luego vino, recuerda, la posici?n de la Iglesia Cat?lica originada en el papa P?o XII, ?que prohibi? la orden mas?nica, afirmando que era librepensadora y que no aceptaba el credo cat?lico, aun cuando la masoner?a todos sabemos que es una organizaci?n te?sta; es decir, cree en un principio creador que all? es llamado el ?Gran Arquitecto del Universo? -expresado habitualmente con el acr?nimo GADU-, que es el mismo Dios?.

Con ese criterio, dice G?mez G?mez, se cre? mucha confusi?n al respecto ?y qued? como una organizaci?n secreta para evitarle problemas a las personas que pertenec?an a ella. Hasta los dos ?ltimos papas que modificaron esa pol?tica y crearon una apertura en forma tal que hoy no puede decirse que sea secreta la orden mas?nica. Mucho se le debe al papa Juan Pablo II, amigo de la tolerancia, quien predic? insistentemente la uni?n de las diferentes tendencias te?stas y espiritualistas, y solamente hay oposici?n a ese pensamiento en las fuerzas materialistas?.

El mismo sumo pont?fice que le aclar? al mundo que el Cielo y el Infierno no existen como lugares f?sicos, sino que -subraya G?mez G?mez- cada persona se construye su cielo o su infierno si acepta o no una doctrina y un pensamiento de vida correcta, sana? y espiritual.

La otra novedad es que la masoner?a se abri? a las mujeres, ?que antes no se admit?an porque se consideraba que ellas no guardaban fielmente el secreto; lo cual es equivocado?.

En la historia reciente del pa?s, G?mez G?mez reconoce que han sido masones, entre otros, los presidentes Eduardo Santos y Dar?o Echand?a.

Define a la masoner?a como una entidad filantr?pica y una organizaci?n de ayuda mutua muy pr?ctica en todos los sentidos, que ha favorecido la ilustraci?n de las personas y de los pueblos, ?y que siempre ha luchado contra el oscurantismo, tras del cual se esconde el fanatismo?.

En el plano local de la orden, el ex gobernador de Santander y ex alcalde de Bucaramanga ubica a personajes como Christian Clausen, Horacio Rodr?guez Plata, Vicente Roberto Cadena, An?bal Arias Philips, Eliseo Mart?nez Hern?ndez y Ram?n Castro Wilches, descendiente del presidente del Estado Soberano de Santander, general Sol?n Wilches, quien tambi?n fue mas?n.

No deja de destacar la obra del Hospital San Juan Bautista, de la que fue adalid el m?dico y directivo de la UNAB, Ricardo Mantilla Paipilla, quien cont? luego con el apoyo abnegado de Carlos Toledo Plata.

G?mez G?mez, quien como forjador de las ideas liberales aplica cada d?a la consigna de que ?para m? no hay ning?n tema vedado ni censura que me ataje?, sostiene que el mas?n es ?un hombre libre, de buenas costumbres, solidario con su pueblo y honrado en el manejo de la cosa p?blica?.

Explica que sobreviven tantos prejuicios contra la masoner?a por la ?posici?n sectaria? que adopt? el catolicismo con P?o XII a la cabeza, ?que cre? ese ambiente que por ejemplo no permit?a sepultar un mas?n en un cementerio cat?lico y hoy, que ya no existe esa prohibici?n, la gente se r?e de esas bobadas?.

Pero as? como la masoner?a sigue contando con seguidores fervientes en los cinco continentes, la historia recuerda entre quienes m?s se han opuestos ala orden cuyos principales s?mbolos son un comp?s y una escuadra, a otros papas como Clemente XII y Juan XXIII, al integrismo isl?mico iran?, al zar Alejandro I de Rusia, al f?hrer Adolfo Hitler y gobiernos comunistas, excepto Cuba, donde Fidel Castro no la ilegaliz? porque el padre de la patria, Jos? Mart?n, fue mas?n.

Entre los iniciados a nivel internacional se cuentan el presidente chileno Salvador Allende, el emperador franc?s Napole?n Bonaparte, los compositores L?dwing van Beethoven y Wolfgang Amadeus Mozart, el poeta Rub?n Dar?o, el cineasta Walt Disney, el actor John Wayne, el escritor Mark Twain y los presidentes estadounidenses George Washington, Harry Truman, Franklin D. Roosevelt, Lindon B. Jonson y el fundador de la Cruz Roja Internacional, Henri Dunant.

Los s?mbolos otorgan a los miembros de la francmasoner?a un lenguaje particular, que tiene expresiones que solo los francmasones pueden comprenderlas a plenitud. Dichos s?mbolos, seg?n analistas, ?constituyen mecanismos educativos que permiten el conocimiento de las doctrinas mas?nicas, por lo que suele decirse que ?stas no est?n escritas sino contenidas en los s?mbolos, lo que les confiere la posibilidad de su permanencia y actualidad?.

 

Ir al contenido