Departamento de Estudios Sociohumanísticos

Somos un equipo comprometido con el fortalecimiento de la competencia ciudadana en la comunidad UNAB. Para lograrlo, realizamos docencia, investigación y extensión. En docencia ofrecemos asignaturas que involucran las ciencias sociales y humanas. En investigación, desarrollamos estudios orientados a la comprensión y solución de los problemas sociales y humanos. Y en extensión, lideramos proyectos institucionales En Ciudadanía, estética y cultura como Diálogos ciudadanos, el cineclub Cinestudio y el club de lectura El Taburete.

Misión

El Departamento de Estudios Sociohumanísticos de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB) es una unidad académica autónoma que contribuye al fortalecimiento de las competencias ciudadanas y de los valores éticos por medio de: la docencia básica, disciplinar y profesional; la investigación en ciencias sociales y humanas; y la extensión en el servicio a la comunidad universitaria y externa a la institución. 

Propósito central

Contribuimos con la formación de ciudadanos del mundo respetuosos de la diversidad, críticos y sensibles al arte y la cultura.

Valores

Los valores promovidos por el Departamento de Estudios Sociohumanísticos (lógicos, estéticos y éticos) se sustentan en las tres dimensiones constitutivas del ser humano: intelectual, afectiva y corporal.

Valores lógicos

Se entienden por valores lógicos aquellas formas organizadas de pensar que favorecen la construcción del conocimiento. Desde esta perspectiva, el Departamento de Estudios Sociohumanísticos promueve la capacidad crítica, entendida como la posibilidad de generar perplejidad y duda para propiciar la construcción del conocimiento. En tal sentido, la capacidad lingüístico-comunicativa, entendida como la posibilidad de expresar, por medio del lenguaje, visiones sobre el mundo y la capacidad sintético-analítica, es concebida como la posibilidad cognitiva de hacer uso del saber en contextos específicos.

Valores éticos

Los valores éticos se refieren a la posibilidad de lograr acuerdos mínimos en el mundo de la vida que faciliten la interacción entre los integrantes de una comunidad. Para el grupo de trabajo del Departamento de Estudios Sociohumanísticos, los espacios institucionales se convierten en escenarios de encuentro donde se dan procesos dialógicos que fomentan capacidades para: tomar decisiones con responsabilidad (autonomía), reconocer en el otro a un sujeto de derechos (respeto), identificar y respetar la diversidad (tolerancia), realizar acciones coherentes con un sistema democrático (honestidad) y sopesar las exigencias del bien común con las necesidades del interés particular (solidaridad).

Valores estéticos

Los valores estéticos se asumen como aquellos que permiten aplicar el conocimiento en situaciones concretas. En el Departamento de Estudios Sociohumanísticos, los procesos educativos-formativos desarrollan en los estudiantes capacidades para: buscar soluciones a problemas específicos (creatividad); reconocer en la vida cotidiana y el ámbito profesional la interacción de todas las dimensiones de la persona (integralidad); balancear las diferentes tensiones que exige la construcción de una sociedad democrática (equilibrio); y percibir la realidad con el fin de comprenderla y transformarla (sensibilidad).

Docencia

El sentido del acto educativo se construye teniendo en cuenta tres componentes pedagógicos básicos: las características de los sujetos de la educación, la naturaleza de la acción educativa y el contexto donde se realiza la actividad. Así, se puede afirmar que el carácter abierto e inacabado de los seres humanos permite que estén en capacidad de transformarse y formar una nueva identidad.

 La naturaleza de la acción educativa se entenderá, entonces, como la estructuración de los campos de realidad en los que están inmersos los individuos. En este sentido, el acto educativo del Departamento de Estudios Sociohumanísticos cuestiona el ideal científico-técnico que olvida los fundamentos humanos de la formación integral. A partir de la dimensión humana de la formación universitaria, la práctica pedagógica ha de entenderse como un proceso intersubjetivo que está en capacidad de crear nuevas formas de vida.

Oferta curricular general

Investigación

Desde el Proyecto Educativo Institucional

La UNAB, como institución social, debe asumir un papel protagónico en la formación de personas aptas para una sociedad del conocimiento que exige ser competente para “pensar crítica y racionalmente, con capacidad creativa y de aprendizaje, con flexibilidad mental para identificar y resolver problemas”. Dentro de estos lineamientos, deben construirse ámbitos de consolidación ciudadana y científica mediante la práctica investigativa y la producción de conocimiento. Sin olvidar, por supuesto, las dimensiones ética y estética que favorecen una perspectiva de análisis y comprensión de los temas estudiados en los campos disciplinarios.

El PEI de la UNAB asume la formación investigativa en este sentido:

  • La docencia, en tanto forma de propiciar la innovación y la creación de formas actualizadas de enseñanza de los programas académicos: (Investigación formativa)
  • La investigación en sentido teórico, la cual es asumida como inherente al proceso educativo, y orientada a la consolidación de competencias para la construcción de conocimientos, técnicas y artes pertinentes a cada uno de los programas ofrecidos por la universidad.

Lo anterior indica que la investigación en la UNAB está presente en todas las dimensiones y componentes del PEI. Asumida como un mecanismo para interpretar y transformar la realidad del contexto regional y nacional. El DESH reconoce la importancia de promover el fortalecimiento del tejido social, el respeto por la dignidad humana y el enriquecimiento de los procesos de participación ciudadana y convivencia democrática. Todo mediante grupos y proyectos de investigación que consolidan la conciencia histórica de los procesos democráticos del país, e incidan en la participación ético-ciudadana de los miembros de la universidad.

Desde el contexto espacio-temporal

La época en la que vivimos se caracteriza, entre otros, por los siguientes aspectos:

  • Crecimiento progresivo y constante de los conocimientos
  • Evolución y flexibilización del trabajo
  • Expansión de los sistemas tecnológicos y de la información

Estos aspectos, si bien pueden ser elementos generadores de un mayor progreso y bienestar humano, están cumpliendo una tarea exigente que requiere pensar el papel de las ciencias sociales y humanas en este nuevo contexto. Es importante recordar que esta tradición crítica, iniciada desde el inicio de la modernidad europea, se asume como fenómeno histórico respecto a la legitimidad de los absolutismos políticos, económicos o religiosos, que han pretendido vulnerar la integridad humana, planteando caminos alternativos que conduzcan a una sociedad centrada en la dignidad humana. 

En Colombia, durante el siglo XX, han surgido todo tipo de opciones para superar los problemas estructurales de nuestra sociedad; pero las opciones planteadas han oscilado entre el radicalismo, el oportunismo y la apatía política de los sectores que constituyen nuestra sociedad. Sin embargo, en la actualidad, se cuenta con un pacto político – La Constitución Política de Colombia de 1991 – que plantea un nuevo modelo para alcanzar unos niveles de convivencia en los que sea posible la participación democrática, el reconocimiento y el respeto a la pluralidad. Así, hablar de una sociedad centrada en la dignidad humana es asumir compromisos para proponer saberes que puedan incidir en la formación de ciudadanos que practiquen en su vida la responsabilidad social y la solidaridad, ejes básicos de todo proceso de reconstrucción del tejido social.

La investigación sociohumanística en la UNAB

En relación con los planteamientos anteriores, el Departamento de Estudios Sociohumanísticos es un espacio privilegiado para el desarrollo de la investigación, teniendo en cuenta que sus actividades académicas se desarrollan a partir del diálogo abierto y creativo en campos disciplinarios diversos, con disposición favorable para generar conocimientos que impulsen los procesos de afirmación y ejercicio pleno de la ciudadanía. En este contexto, la investigación permitirá, además, una cualificación de la docencia y unas propuestas para reconstruir el tejido sociocultural.

Las líneas de desarrollo de los campos planteados son las siguientes:

Historia y cultura regional

Es un espacio de actualización de los procesos socioculturales que han configurado la historia del departamento de Santander. Se tiene en cuenta el espacio y el tiempo en los que se han dado las transformaciones culturales que han incidido en el presente y configuran el futuro de la región.

Democracia y participación ciudadana

Es un espacio de reflexión que busca profundizar el sentido de la democracia contemporánea que se da en la sociedad, en las alternativas socio-políticas disponibles en el mundo contemporáneo, en la construcción de un sujeto político fundado en la participación ciudadana. De igual manera, en otros temas vinculados con la consolidación de una sociedad democrática participativa y fundada en el respeto por los derechos humanos.

Competencias lingüístico-comunicativas

En este ámbito, la investigación describe las acciones pedagógicas que se realizan en los diferentes cursos, para establecer el nivel de apropiación que docentes y estudiantes hacen de la competencia comunicativa. De esta forma, es posible proponer estrategias que hagan parte de módulos de trabajo propios del Departamento de Estudios Sociohumanísticos. Esta acción se amplía a los distintos escenarios académicos de la UNAB para involucrar a docentes y directivos en los planes de fortalecimiento de la capacidad comunicativa que debe tener el ser humano en constante formación. Se tiene en cuenta para este fin, grupos de formación académica y las redes a las que pertenece el Departamento de Estudios Sociohumanísticos como la Red de lectura y escritura en la educación superior (REDLEES) y las pruebas diagnósticas en lectura y escritura de los diferentes programas de la UNAB.

Extensión

De acuerdo con el PEI de la UNAB, la extensión universitaria y la proyección social se entiende como un lugar de proyección interna y externa, en el que la acción académica se vincule con el desarrollo y la construcción responsable de la sociedad. Se busca, de este modo, participar en la percepción que la comunidad tiene de la UNAB mediante la solución de problemas que afectan la calidad de vida de la región.

Además, se ofrecen cursos libres dirigidos a la comunidad externa a la UNAB. Existe un portafolio de cursos, seminarios-taller y diplomados dirigidos a diversas comunidades y grupo de personas interesadas en continuar su formación integral, el cual incluye:

Diplomados

Nombre Relación las líneas del DESH Tiempo y modalidad
Didáctica de los procesos de lectura y escritura en la educación superior Expresión y Pensamiento propositivo

120 horas – Presencial

Asesoría y capacitación especializada

A partir de la estructura asumida por el área de Extensión de la UNAB, el Departamento de Estudios Sociohumanísticos interactúa con la sociedad mediante la prestación de servicios relacionados con sus saberes específicos y con los requerimientos propios del ámbito regional, nacional e internacional, y con otros sectores a los cuales presta sus servicios.

Equipo

Ir al contenido