Hay plata y voluntad, pero aún falta más

Ago 15, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Ricardo Jaramillo P.
rjaramillo2@unab.edu.co
Cuando Joaquín Moreno Uribe decidió aceptar la invitación
del presidente Álvaro Uribe Vélez para que fuera la cabeza visible
del proceso de reconstrucción de los municipios afectados por la ola
lluviosa de febrero pasado, sabía que su labor sería difícil,
pero especialmente que debía concentrar sus esfuerzos en conseguir plata
y en obtener el respaldo de la comunidad.

Hoy, cuando han transcurrido seis meses de la tragedia que enlutó a
decenas de hogares y que hizo que otros miles lo perdieran todo, el Delegado
Presidencial para la Reconstrucción de los Santanderes presenta un primer
balance de su gestión. Dice que el proceso marcha bien y que hay recursos
económicos, pero que se deben ejecutar rápidamente antes de que
se pierdan.

Afirma que la reconstrucción de los 63 municipios afectados en Santander,
Norte de Santander, Tolima y Huila cuesta más de $100 mil millones y
que de ese dinero ya tiene cerca de un 75% financiado, pero lo que se necesita
es más compromiso de las respectivas gobernaciones y alcaldías.

Frente al trabajo con las comunidades afectadas dice que el “tejido social”
también será reconstruido, pero que es un proceso lento “que
toma meses y que no puede hacerse de la noche a la mañana”.

¿Qué se ha hecho concretamente en el proceso de reconstrucción?
Lo primero fue la atención inmediata a los damnificados en la que se movió toda la comunidad en Bucaramanga, Girón y en los demás municipios afectados. La segunda etapa fue elaborar el inventario del impacto, o sea los censos, el proceso de postulaciones para los subsidios de vivienda y además atención en viviendas rurales, infraestructura de vías y obras de mitigación de riesgo en los ríos.

Pero en lo referente a vivienda, el principal problema ha sido la consecución
de terrenos…

En el Área Metropolitana el recurso más escaso es la tierra, evaluamos
alternativas y hemos contado con gran ayuda del sector privado, pero en algunos
casos al hacer el último análisis técnico resulta que la
capacidad de ciertos terrenos no es la inicialmente planteada, por eso esta
labor toma tiempo.

En concreto, tenemos la primera etapa de la construcción de vivienda
en Bucaramanga que ya arrancó en el lote que donó Bavaria (conocido
como Ingeser, en el norte de la ciudad) y las otras etapas las estamos concretando,
hay trabajos de diseño avanzado, hay recursos ya definidos. De los 23
municipios afectados de Santander hay 11 donde tenemos los proyectos cerrados
y construyéndose. Los otros 12 están en proceso. Bucaramanga y
Girón son las áreas más críticas por su tamaño.

Pero la “reconstrucción” no es sólo darles
casa a los damnificados. ¿En lo social qué se ha hecho?

Hay un esfuerzo grande en el que participan instituciones como la Arquidiócesis de Bucaramanga; universidades como la Autónoma de Bucaramanga (UNAB), la Santo Tomás, la Pontificia Bolivariana; entidades del Municipio, de la Gobernación y empresas como Ecopetrol, que están construyendo una agenda de trabajo que apunta a dos temas clave: organizar una veeduría ciudadana que vigilará la ejecución del proceso y, por otro lado, crear un programa de trabajo que busca la socialización del proyecto, donde se incluye la creación de fuentes de empleo y de ingresos para estas comunidades.

¿Cuánto costará el proceso de reconstrucción?
La elaboración de cada vivienda, incluyendo el valor de la tierra, varía entre 10 y 14 millones de pesos. Esto incluye las obras de urbanismo y saneamiento básico. Si tenemos en cuenta que en Bucaramanga el censo arrojó un inventario de damnificados de 3.000, en Girón de 2.400 y en los cuatro departamentos más de 11.000 y si a eso le sumamos las obras de infraestructura en el sector rural, el proceso excede por largo los 100 mil millones de pesos.

¿Y esto cómo se va a financiar?
Hay un aporte del Gobierno Nacional por la vía de los subsidios. La suma
específica apropiada de recursos es de $80 mil millones para los 4 departamentos,
además de unas partidas adicionales para infraestructura. A eso se suman
recursos de la Gobernación de Santander para Bucaramanga por $3 mil millones,
para Girón $2 mil millones y cerca de $2 mil millones para otros municipios
de Santander.

En el caso de Girón, el alcalde se ha comprometido a conseguir dineros
suficientes para la consecución de los terrenos; en Bucaramanga, el alcalde
se comprometió con un aporte de $2 mil millones de dividendos del Acueducto.
Nos sigue haciendo falta dinero, no hemos terminado la tarea, pero ya tenemos
financiado un 75% que es una noticia muy positiva.

La ministra de Vivienda, Sandra Suárez Pérez, dijo que
su misión era “acosar” a los directos responsables de liderar
el proceso de reconstrucción. ¿Cómo le ha ido en esta labor?
¿Quién se la ha dificultado?

La ministra citó textualmente al Presidente Uribe, pero en este proceso la mayoría de los casos no ha sido necesario recurrir al ‘acoso’, sino a la persuasión inteligente y ha habido reacciones muy positivas. En otros casos vamos a tener que seguir persuadiendo.

¿En cuáles casos?
Necesitamos un mayor compromiso de gestión y de recursos en Bucaramanga y Girón. La premisa es que no se pueden movilizar recursos adicionales si no hay la evidencia de que los mandatarios están haciendo también un esfuerzo.

Han pasado 6 meses y todavía no arrancan los programas de vivienda
para los damnificados. ¿Cuánto tiempo más deben esperar?

El calendario y los objetivos trazados no han variado. Hemos avanzado en aspectos como vías e infraestructura en lo urbano y rural. El compromiso es que todas las soluciones de vivienda tienen que estar listas a más tardar en mayo o junio del próximo año. Digo ‘tienen’ porque los recursos se pierden si no los ejecutamos en la vigencia fiscal de este año.

El Gobierno da subsidios pero los damnificados también tienen
que poner dinero para aspirar a una vivienda digna. ¿Cómo decirles
a estas personas, muchas de las cuales a veces no tienen ni para comer, que
saquen plata para una casa?

Los subsidios del Gobierno son más o menos de 8 millones 14 mil pesos por vivienda. Esto debe ser suficiente para pagar ‘la casa’, pero para poder construirla se necesita un lote, obras de urbanismo y servicios, que sería el aporte de las gobernaciones y alcaldías. Hay un porcentaje pequeño, aportado por los beneficiarios a través de algún esquema de financiamiento a largo plazo que ya se adelanta con el Banco Agrario.

¿Pero de cuánto es ese porcentaje?
Hablamos de un 5 a un 10 % (se tiene previsto un millón y medio de pesos). No es más. El beneficiario va a recibir su casa construida y así como tiene que barrerla y cuidarla, también debe hacer una pequeña contribución para tener este derecho.

 

Terrenos para vivienda en Bucaramanga
(en el norte de la ciudad)

Ingeser
226 viviendas
Abril
256
Betania
818
Bavaria I
400
Bavaria II
700
Total
2.400 viviendas
Costos
Servicios públicos redes externas
$4.759?089.600
Obras de urbanismo
$9.120?000.000
Superestructura
$21.600?000.000
Costo total del proyecto
$35.479?089.600

 

Aportes del sector oficial en Santander

En dinero
Gobierno Nacional
$36.852900.000
Gobernaci?n
$5.000000.000
Municipio de Bucaramanga, por medio de la Empresa del Acueducto
$2.000000.000
En especie
Electrificadora de Santander
Apoyo profesional
Ecopetrol / Instituto Colombiano del Petr?leo
Apoyo profesional / Asfalto
Corporaci?n para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga
Lote Betania

 

Aportes del sector privado para Santander

En dinero
Cuenta Patrimonio Aut?nomo Santander Nuevo Horizonte
$1.714?442.408
Donaciones ofrecidas pendientes por formalizar
$1.650?000.000
Donaciones de particulares cuenta Alcald?a
$108?482.800
En especie
Cemex Lote terreno
Bavaria Lote terreno
Remolina Estrada Consultoría y asesoría administrativa
Marval Dise?o planes vivienda Bucaramanga
IC Prefabricados Cali Dise?o planes vivienda Girón
Oteco Dise?os estructurales
Cámara de Comercio de Bucaramanga Apoyo instalaciones y logística
Avianca Logística
Arrieta Mantilla Apoyo profesional
UNAB Apoyo profesional
Udes Apoyo profesional
Gasoriente Gas Natural E.S.P. Por definir
Sistemas y Computadores Equipos de cómputo

 

Financiación del proyecto de vivienda

Fuente
Valor
Donaciones privadas (aproximado y depende de lo que finalmente
se recaude en la fiducia)
$1.000?000.000
Alcald?a / Acueducto
$2.000?000.000
Gobernaci?n ? obras de urbanismo
$3.000?000.000
Subsidio del Gobierno Nacional ($8?011.500 por cada casa)
$19.227?600.000
Aporte beneficiarios de vivienda ($1?500.000 por cada casa)
$3.600?000.000
Total fuente de financiaci?n de los proyectos
$28.827?600.000
D?ficit total financiaci?n de los proyectos
$6.651?489.600
Ir al contenido