Al rescate de las quebradas

Abr 28, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Ang?lica Mar?a Moreno Medina
amoreno2@unab.edu.co
Con la recuperaci?n de cuatro quebradas de Bucaramanga y su ?rea metropolitana, iniciar? la primera fase del proyecto de Cultura Ciudadana que la Corporaci?n Aut?noma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, arranc? en enero del presente a?o como una iniciativa de su Directora Elvia Hercilia P?ez.Este proyecto nace con la intenci?n de mejorar el comportamiento ambiental de los ciudadanos por medio de la participaci?n y del reconocimiento de los deberes que en una comunidad, tanto ciudadanos como instituciones de servicios p?blicos y administrativos, deben tener para preservar la naturaleza.

La primera fase
Desde febrero hasta marzo de este a?o se hicieron las socializaciones del Plan. Dicha exposici?n fue realizada por medio de cuatro talleres (uno en cada municipio del ?rea metropolitana) y estuvo a cargo de Juan Carlos Castro y Sandra Pach?n coordinadores del proyecto, quienes estuvieron en frente de la log?stica y la preparaci?n del evento.En las reuniones hechas en cada municipio fueron seleccionadas como ejes articuladores y bases para el primer ejercicio formativo, La quebrada La Esperanza, ubicada en Bucaramanga; La Palmira, en? Piedecuesta; La Calavera, en Floridablanca y Las Nieves en Gir?n, zonas que fueron escogidas como unidades pedag?gicas, dadas sus condiciones de contaminaci?n y de importancia para las comunidades vecinas.

?En cada municipio del ?rea metropolitana de Bucaramanga se har? el rescate integral de una ca?ada que servir? de unidad educativa, para establecer espacios de participaci?n, capacitaci?n y formaci?n de las comunidades cercanas. El objetivo de esta primera parte tiene que ver con que todas las instituciones nos inclinemos al ejercicio de llevar a cabo la competencia que nos corresponde en la parte ambiental, para recuperar un espacio p?blico. Con este ejercicio es importante fortalecer la coordinaci?n interinstitucional, en eso se ha fallado mucho?, explica Sandra Pach?n, profesional especializado de la direcci?n general de la Cdmb y coordinadora del Plan.

Alrededor del trabajo con las quebradas se analizar?n unos ejes tem?ticos que tambi?n hacen parte fundamental del ejercicio, pues resumen los puntos en torno a los cu?les se evidencian las problem?ticas de dichas vertientes de agua.

La constante que detectaron los funcionarios de la Cdmb en los recorridos hechos a las quebradas, que empezaron en el mes de enero de este a?o, es que hay contaminaci?n ambiental, originada principalmente por los residuos s?lidos producidos por la cultura de ?usar y tirar?. Estos residuos comprenden basura, muebles y electrodom?sticos viejos, cajas y desperdicios de la actividad comercial, la limpieza de las calles y las basuras dom?sticas, por mencionar algunos.

?Ya hemos hecho los recorridos de reconocimiento a cada una de las ca?adas y con base en ese acercamiento establecimos trabajar en: el manejo integral del agua, para recuperar las quebradas y trabajar en el uso eficiente del agua; el espacio p?blico y ornato, para arborizar? las zonas; calidad del aire, y finalmente en la prevenci?n de riesgos y amenazas naturales y educaci?n ambiental?, agrega Pach?n.

Despu?s de revisar las cuatro unidades pedag?gicas los coordinadores del Plan aseguran que el deterioro ambiental de las quebradas tambi?n obedece a la falta de coordinaci?n institucional de los municipios. Para Juan Carlos Castro Ortiz, asesor de la direcci?n y coordinador del proyecto de cultura ambiental ciudadana, ?eso obedece a que no hay acoplamiento institucional, no hay gobernabilidad en los municipios, no hay un ejercicio efectivo en la competencia de cada instituci?n, sumado a que el comportamiento ambiental ciudadano es precario y sin ning?n sentido de pertenencia por el entorno y eso conlleva a que haya deterioro de la salud, del medio ambiente, a una inadecuada ocupaci?n del espacio p?blico, y otros problemas.

El funcionario tambi?n reitera que el mayor inconveniente en las quebradas es la inadecuada exposici?n de residuos s?lidos a lo largo de las ca?adas. La gente utiliza todav?a esos recursos naturales para exponer el colch?n que se les da??, la cama que ya no utilizan, entre otras cosas que botan. Eso evidencia un nivel cultural bajo en t?rminos de nuestra formaci?n como ciudadanos y respeto al medio ambiente. A lo anterior le podemos sumar las conexiones erradas de aguas residuales dom?sticas, especialmente cuando en las viviendas hacen ampliaciones; la construcci?n de casas cerca a las quebradas, que atenta contra la estabilidad de los terrenos aleda?os a las vertientes y que conlleva al deterioro del ecosistema y a unas condiciones de habitabilidad no apropiadas que ponen en peligro las vidas de las personas?.

El presupuesto para esta primera fase no se ha definido, pues seg?n voceros de la Corporaci?n, debe ser asumido por los actores sociales del proyecto. Es decir, la Cdmb es la l?der del proyecto, pues seg?n la Ley 99 de 1993, ?sta es la m?xima autoridad ambiental y tiene entre sus funciones promover y desarrollar la participaci?n comunitaria en actividades y programas de protecci?n ambiental, pero la envergadura de este Plan requiere de la participaci?n de la Gobernaci?n de Santander, Alcald?as del ?rea Metropolitana, sectores educativos, autoridades militares y c?vicas, entes de control, unidades de apoyo, empresas de servicios p?blicos, medios de comunicaci?n, gremios, entre otros actores.

?Sabemos que el proyecto tiene una gran suma pero aqu? vamos a tener la oportunidad de que todas las instituciones dentro de los rubros que ellos manejan tambi?n aporten al proceso. Estamos en la elaboraci?n de los planes operativos que son los que nos van a permitir definir cu?nto presupuesto necesitamos y qu? entidades ser?n las directas responsables de las distintas funciones para este ejercicio. Aqu? aportamos todos y ganamos todos?, concluye Pach?n.

El proyecto en lo que m?s hace ?nfasis es? en mejorar el comportamiento ambiental ciudadano, por ello alrededor de esta iniciativa tambi?n la Cdmb ha establecido unos frentes de trabajo sobre los cu?les se har? una investigaci?n sobre las costumbres y actitudes de las comunidades vecinas de las zonas o quebradas que ser?n intervenidas.

Los frentes de trabajo, que se definieron en los cuatro talleres de socializaci?n desarrollados en cada municipio con la participaci?n de las alcald?as municipales, implican el an?lisis: primero, del desarrollo de la gobernabilidad y la calidad de la Administraci?n en los municipios; segundo, del comportamiento ambiental ciudadano; tercero, del tema de infraestructura, distribuci?n urbana, gesti?n del riesgo, residuos s?lidos y desbordamientos, y cuarto, de la comunicaci?n, divulgaci?n y animaci?n para sensibilizar a las personas.

Finalmente en la segunda fase del proyecto, seg?n el Plan de mejoramiento de Cultura Ciudadana, se a?adir?n dos frentes, uno ser? el de residuos s?lidos, asociado con el seguimiento que har? la Cdmb de los Planes de Gesti?n Integral de Residuos S?lidos (Pgirs) en las empresas de aseo de los municipios y el frente de calidad de aire, con el fin de educar a la comunidad para que utilice sistemas alternativos de transporte.

Ir al contenido