Bogotá tendrá programa de reciclaje de dispositivos electrónicos

Oct 6, 2008 | Ciencia e investigación

No obstante, los datos que arrojó un estudio realizado en Colombia por el Empa, instituto de investigaciones suizo especializado en tecnología y ciencias materiales, no son halagadoras. Según el informe, en el 2007 se generaron en el país entre 6.000 y 9.000 toneladas de computadores, monitores y componentes relacionados con estos equipos, lo que corresponde a cerca de 0,1 Kg por persona. Esta cantidad es casi la quinta parte de todos los residuos de computadores que se han producido en Colombia desde 1998 (entre 40.000 y 50.000 toneladas).

En el caso de los celulares, el Empa estima que, para el 2007, se acumularon unas 3.000 toneladas de equipos obsoletos, lo que corresponde a unas 450 toneladas de cobre y 3,7 millones de dólares.

De otro lado, la firma investigadora de mercados Gartner Research afirma que, entre el 2006 y el 2010, se remplazarán en el mundo alrededor de 925 millones de computadores. De estos, el 73 por ciento irá a parar a basureros o se almacenará y el 27 por ciento restante se reciclará.

El aumento en la producción de basura electrónica, dice Gutiérrez, se debe en parte a la disminución de los precios de los dispositivos tecnológicos, que hace que las personas compren más aparatos y, si llegan a dañarse, piensen dos veces la posibilidad de arreglarlos por los altos costos de reparación. En esto coincide Clara Sandoval, quien agrega que ahora la vida útil de los productos es más corta y la gente tienda a cambiarlos con más frecuencia.

Responsabilidad conjunta

El acuerdo firmado por el Concejo pone en evidencia el compromiso que deben asumir todos los actores de la cadena de reciclaje de aparatos electrónicos. Una gran parte de la responsabilidad recae en los consumidores, que deben saber que los dispositivos tienen un tratamiento diferente a la basura tradicional.

En Colombia, explica Mario Castilla, de Belmont-Trading, la gente se guarda los equipos, por lo que hay que enviar mensajes fuertes para que los integren a la cadena de reciclaje.

Carlos Gaviria, gerente de consumibles de Hewlett-Packard, indica que el acuerdo es algo positivo, siempre y cuando aplique para todos los fabricantes y que los consumidores den el primer paso. También está en los distribuidores hacer parte del proceso para que el proyecto llegue a feliz término.

Por qué reciclar

Los aparatos electrónicos que se desechan tienen numerosos materiales perjudiciales para la salud humana y animal. Los monitores y televisores fabricados con tubos de rayos catódicos (aquellos que no son de pantalla delgada) tienen entre cuatro y ocho libras de plomo; los de formato delgado poseen menos plomo pero más mercurio.

Estudios médicos demuestran que la exposición a metales como estos causa daños en el cerebro y los riñones, entre otros órganos. A su vez, el cadmio presente en una sola batería de celular es suficiente para contaminar más de 150 mil galones de agua.

Son cerca de mil materiales, muchos de ellos tóxicos, entre los que se encuentran solventes basados en cloro, retardantes de flama polibromados, PVC, metales pesados, plásticos y gases que se utilizan para fabricar productos electrónicos y sus componentes.

Según la Unión Europea, los desechos electrónicos crecen tres veces más rápido que la basura tradicional y pronto alcanzarán los 40 millones de toneladas métricas, cantidad suficiente para cargar una fila de camiones entre Colombia y China.

Fuente: Revista Enter

Ir al contenido