Desaparecidos, un asunto de no olvidar

Mar 17, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Daniela Pach?n Rivera
peri?dico15@unab.edu.co

C?sar Ariel Sep?lveda sali? de su casa el 5 de septiembre de 1995 y desde entonces nunca m?s regres?; son m?s de doce a?os los que lleva Aura Mar?a D?az Hern?ndez acudiendo a la Fiscal?a y el Gaula con la esperanza de conocer el paradero de su hijo, y pese a su tristeza por el paso de los a?os sin recibir noticias, no s?lo decide continuar la lucha todos los d?as sino que tambi?n coordina de la Asociaci?n de Familiares de Desaparecidos Asfaddes seccional Bucaramanga, para? trabajar con quienes viven su misma situaci?n.

Los directivos de las organizaciones con este fin, no son ajenos a la situaci?n. En el caso de la Corporaci?n Compromiso, William Ram?rez Carre?o, no tiene noticias de su hija Viviana Ram?rez desde el 7 de febrero de 2003. ?Esta guerra no nos pertenece, pedimos por favor una soluci?n pol?tica negociada, que ponga por encima la tranquilidad de la sociedad civil?, exclama Ram?rez.

Cada ONG reporta diferente n?mero de v?ctimas. Compromiso ha registrado en el departamento cerca de 750 durante los 11 a?os que lleva trabajado por el respeto a los derechos humanos. Asfaddes por su parte, trabaja con 100 casos en la ciudad ocurridos en la d?cada de los 80; y seg?n el director del Cuerpo T?cnico de Investigaci?n seccional Santander, Oscar Francisco Castellanos, el a?o pasado se conocieron 175 denuncias, de la cuales 35 ocurrieron en Bucaramanga, 30 en Barrancabermeja, 26 en Sabana de Torres, 12 en Floridablanca y 11 en Gir?n.

Durante las marchas realizadas en el pa?s, el pasado 4 de febrero y 6 de marzo, se hicieron presentes los familiares y amigos de profesores, comerciantes, pol?ticos y estudiantes con una historia qu? contar y una raz?n por la cual marchar. Guillermo Pazos, fue uno de los docentes y miembros del Sindicato de Educadores de Santander, que secuestraron o asesinaron en la d?cada de los 90. ?Mi esposo dictaba clases en un colegio de Floridablanca, de un momento a otro empez? a recibir amenazas hasta que un d?a sali? a trabajar y en enero cumpl? 8 a?os que no s? d?nde est??, cuenta Miriam C?ceres Ortiz.

Otra de las caminantes, Esperanza G?mez, no puede evitar las l?grimas al recordar el dolor por la p?rdida de sus dos hijos. ?Hace 7 a?os que asesinaron a mi hijo, fue la guerrilla que rondaba por una finca de Piedecuesta donde ?l trabajaba, y meses m?s tarde mi hija desapareci?; aunque solicit? ayuda a las autoridades no han dado con su paradero y lo peor es que todos los d?as vivo con la incertidumbre de si est? viva o muerta?.

Es en estas situaciones, en las que las fundaciones y asociaciones muestran la raz?n por la que fueron creadas, sus integrantes se encargan de brindar ayuda sicol?gica y orientaci?n sobre los procedimientos en el momento de denunciar ante las autoridades pertinentes. Fanny Corzo, miembro de la Organizaci?n Femenina Popular argumenta que los familiares son los m?s afectados, en especial las mujeres ?porque son las que est?n m?s pendientes de denunciar, son m?s notorios los cambios en su ritmo de vida, s?lo ven los momentos dif?ciles, pareciera que vivieran en un duelo eternamente, por eso es importante que mientras el Estado les de soluciones nosotras hagamos presencia y gesti?n?.

La Defensora del Pueblo, Ana Felicia Barajas, explica por su parte, que ?nuestro trabajo es proteger y defender los derechos de los secuestrados en los casos que sean reportados a la instituci?n. Tambi?n somos mediadores cuando la familia decide que le colaboremos para hacer una gesti?n humanitaria?.

En cuanto a los registros de secuestro, la situaci?n ha mejorado para el departamento, as? lo demuestran los reportes del Observatorio de Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la Rep?blica. A partir de 2003 las cifras descendieron cuando se registraron 96 casos, y en el 2007 el Gaula report? 4.

El ?ltimo registro del a?o fue el rescate de Rub?n Carvajal Caballero y Miguel Antonio Quimbayo, dos ingenieros secuestrados el 31 de enero en el sitio conocido como el Ca??n de los Mojicones, jurisdicci?n de Concepci?n, por subversivos del frente 45 de las Farc.

El coronel Omar Gonz?lez Aguilar, comandante encargado del Departamento de Polic?a Santander, explica que ?el flagelo ha disminuido de manera significativa con la puesta en marcha de la Pol?tica de Seguridad Democr?tica, la cual increment? la vigilancia en las carreteras y fortaleci? la capacidad de reacci?n de la Fuerza P?blica?.?

Desde el a?o 2001, la mayor?a de los plagios los reportaba en primer lugar Bucaramanga y segu?an en su orden Barrancabermeja, El Play?n, Rionegro, Puerto Wilches, Matanza y Lebrija y le fueron atribuidos al ELN, EPL, las FARC, los Paramilitares, delincuencia com?n y se denunciaban casos en los que los secuestradores eran los mismos familiares. Seg?n el? observatorio de Derechos Humanos, en Santander los grupos armados al margen de la ley, en particular el ELN, secuestraban como un instrumento para financiar su lucha armada y fortalecer sus arcas.


?
Una soluci?n de paso
Hay quienes ven el secuestro como un recurso para evitar problemas o para conseguir beneficios. Seg?n la intendente Clara Garc?a, es usual que ?se acerquen ni?as a las instalaciones del Gaula tratando de conseguir el certificado de denuncia por rapto durante un fin de semana, pero la verdad es que estuvo de paseo con sus amigos sin el permiso de los pap?s y quieren evitar el castigo?. Para los oficiales es f?cil reconocer este tipo de demandas porque luego de responder nerviosos las preguntas que les formulan, terminan por aceptar que se trataba de una mentira.??En una ocasi?n nos llamaron a altas horas de la noche para atender una mujer que aseguraba que se hab?an llevado a su esposo, pero en realidad ?l se hab?a ido con la amante?, relata el oficial Edgar Rinc?n y agrega que otra de los mentiras comunes es ?decir que sali? huyendo de su pueblo porque grupos al margen de la ley lo amenazaban, cuando en realidad quiere la denuncia para que en la Alcald?a le crean que es desplazado y le otorguen beneficios exclusivos para estas personas?.

Ir al contenido