Ecuatorianos se fueron impactados con Berufsakademie y la UNAB

Sep 18, 2006 | Institucional

La comitiva estaba integrada por el rector de la Universidad de Cuenca, Jaime Astudillo Romero; el director de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, Víctor G. Aguilar; y la señora Wiebke Gröhn, asesora del Proyecto Universidad Empresarial en esa institución del Ecuador que lo implementó desde el pasado mes de julio.

Los tres directivos, de la mano del director de Berufsakademie en la UNAB, Juan Carlos Hederich Martínez, intentaron empaparse de los pormenores de un sistema que ha dado excelentes resultados y que se basa en la combinación de teoría y práctica, con 13 semanas en las aulas de clase seguidas de otras 13 de trabajo en la empresa patrocinadora de cada joven.

"Pertenecemos a la red de universidades empresariales y como nos comentaron que la Berufsakademie de la UNAB tiene una organización excelente, decidimos visitarlos", dijo Gröhn.

"Tengo la impresión de que la imagen que teníamos se confirma plenamente y es superada por lo que hemos conocido aquí. Vimos que hay un esfuerzo muy interesante, la gente sabe lo que hace y lo que hemos venido es a aprender. Quizás después de poco podamos compartir experiencias y se pueda aprender algo de nosotros, pero por ahora nuestra misión es conocer todo lo que sea positivo para llevarlo creativamente a Ecuador y fortalecer este proyecto común", señaló el rector.

Según Astudillo Romero, su universidad se la juega por este modelo por una razón inevitable: "la universidad pública, como es la nuestra, ha estado más distanciada de la realidad del mundo empresarial que la privada, pero ambas versiones no han tenido un grado de compromiso práctico, quizás sí declarativo. Por esa razón es imprescindible que la universidad se comprometa con el mundo de la producción, se rompan las distancias entre el mundo empresarial y el académico, se fortalezca más la alianza de la universidad con la realidad cotidiana y eso es lo que estamos buscando".

La Universidad de Cuenca, según Aguilar, con sus 139 años de historia es una de las instituciones de educación superior más tradicionales de Ecuador, que quiere preservar lo que está haciendo bien e innovar con mecanismos de cambio como la Educación Dual, sistema en el que arrancó labores con 29 estudiantes, mientras que la universidad cuenta en total con 12.000 estudiantes. "Somos un programa pequeño y naciente, pero ya contamos con la certificación ISO 9001 y tenemos un gran impulso así como el respaldo del rector y las autoridades universitarias", manifestó.

En Ecuador también se aplica esa conclusión a la que se ha llegado en Colombia de que hay muchos doctores y se necesita otro tipo de profesionales. "Una persona que sabe de la teoría no significa que vale para la práctica y que pueda aplicar lo que ha aprendido. Por eso la Universidad de Cuenca decidió hacer este programa, porque no necesitamos más expertos en el papel, sino gente que sepa ejercer su profesión", explicó Gröhn.

Ese acompañamiento permanente de expertos alemanes, a través de este modelo que es auspiciado por la Cámara de Industria y Comercio Ecuatoriano-Alemana, es en opinión del rector Astudillo Romero un factor primordial porque sin esa asesoría y contacto no podrían acceder a este tipo de experiencias. "De hecho en Ecuador hemos vivido experiencias similares pero que no han tenido la fuerza suficiente para convertirse en proyectos innovadores. La presencia de Alemania nos da la fortaleza necesaria y una dimensión de asesoría técnica que es muy importante para salir adelante", reconoció.

Los visitantes reconocieron además que en medio de tantas circunstancias que enfrían las relaciones entre Ecuador y Colombia, el compartir casos como el de Universidad Empresarial sirve para unir los dos países. "Hay muchas razones para unirnos; lo importante es buscarlas y practicarlas, y esta es una importante", dijo el rector.

Ir al contenido