El bolero de Mayra Fernanda

Oct 22, 2014 | Oferta educativa

Por Pastor Virviescas Gómez

pavirgom@unab.edu.co

“Te faltaba yo para encender todas las luces apagadas, desamarrar todos los lazos que te ataban, llenar de risa las mañanas que te faltan. Me faltabas tú para inventar un nuevo espacio en este mundo, darle sentido a mis amores más profundos y reflejarme en el espejo de tu paz. Nos faltábamos porque quizá nunca elegimos desde el alma, porque nos faltó romper la calma, condenados a no hallar el gran amor en alguien más. Nos faltábamos para vivir completamente enamorados, ganarle al tiempo y demostrar que no hay pasado, que faltas tú, que falto yo, que en esta vida de los dos nos faltábamos…”.

Miedo fue lo que sintió Mayra Fernanda Vargas Villamizar cuando supo que para participar en el 39 Festival Nacional de la Canción Uninorte tenía que subirse por primera vez a un avión, pero de resto iba segura que cumpliría un papel meritorio en este certamen realizado en el Coliseo ‘Los Fundadores’ de la ciudad de Barranquilla entre el 6 y el 8 de octubre.

Esta estudiante de cuarto semestre llevaba horas y horas acumuladas de ensayo –durante dos meses– junto a su profesor en la Facultad de Música de la UNAB, Vladimir Quesada Martínez, y sabía que con el bolero canción “Nos faltábamos” –de la compositora María Isabel Saavedra–, le iría más que bien en el evento, pensando principalmente que se trataba de adquirir experiencia y aprender de los talleres que ofrecía el concurso.

Estos factores sumados a sus cualidades musicales posibilitaron que Mayra Fernanda venciera apretadamente al delegado de la Universidad del Bosque con el bolero “Bésame mucho” y se alzara con el trofeo y un computador portátil que le concedieron en la Universidad del Norte los jurados Andrea Flórez Rada (‘La voz Colombia’), Donny Caballero Vizcaíno (voz melódica en la agrupación ‘Dragón y Caballero’) y el compositor Eduardo Cabas de la Espriella.

El proceso inició cuando en junio pasado, por iniciativa de la profesora Idanis Rueda Osma, envió un video con la interpretación de “Nos faltábamos” y semanas más tarde fue notificada que había clasificado en la categoría Universitaria Académica (la otra era Universitaria Aficionada), a la que finalmente llegaron estudiantes de Barranquilla, Bogotá, Pamplona, Barrancabermeja, Santa Marta y Mayra Fernanda a nombre de la UNAB.

Mayra Fernanda manifiesta que “Nos faltábamos” tiene “una exigencia interpretativa bastante grande porque es muy íntima y romántica, entonces la expresividad tanto en el cuerpo como en el gesto tiene que ser muy notoria”. Tanta que convenció a los jurados con su voz e interpretación, mientras el profesor Quesada Martínez le acompañaba al piano.

Y como en las remotas épocas en las que las mujeres se le dedicaban a los hombres, esta bumanguesa de 17 años y bachiller del colegio ‘Jorge Ardila Duarte’ supo transmitir el mensaje y ganar el primer trofeo de los muchos que anhela cosechar porque considera que nació para la música, agradeciendo por encima de todo el apoyo incondicional de sus padres, Aylen Villamizar y Alexander Vargas, así como la formación que le ha brindado la UNAB y los recursos económicos que le permitieron el desplazamiento a la capital atlanticense.

Es consciente de que con este paso se le abren muchas puertas y por eso recomienda a sus compañeros: “Siempre hay un momento y hay que seguir estudiando y trabajando, con mucha disciplina. No rendirse, no conformarse con cualquier cosa y ser muy disciplinados porque la disciplina siempre vence a la inteligencia”.

Y mientras le entregan la repisa para colocar el trofeo de cristal, Mayra Fernanda se alista para el Concierto de Estudiantes de este miércoles 22 de octubre y sigue cantando:

“Me faltabas tú para frenar esta locura desbordada, de dar la sangre por las causas ya gastadas, volver de nuevo a lo que existe entre tú y yo. Te faltaba yo para enseñarte a caminar en las estrellas, para mostrarte que sin alma no hay belleza, para llenarte tantos años sin amor. Nos faltábamos porque quizá nunca elegimos desde el alma, porque nos faltó romper la calma, condenados a no hallar el gran amor en alguien más…”.

Ir al contenido