En campeonato de microfútbol

Oct 23, 2004 | Institucional

Las jugadoras hacen parte de los equipos Majaruyas, Las moja pantis, Todos quieren con nosotras, Club fanáticas de la cerveza, Si las vieran jugar, Choco cats y Cinco detrás del balón.

“Es algo diferente a lo que hacemos a diario. Nosotras estamos felices jugando microfútbol porque es un relax único y hacemos deporte. Además, es una integración entre facultades”, dice Silvia Domínguez, organizadora del campeonato y estudiante de séptimo semestre de Psicología. Ella es jugadora de Choco cat?s y no es la única que disfruta este deporte que durante mucho tiempo fue catalogado como exclusivo del sexo masculino.

Aiko Kondo, estudiante de Medicina de tercer semestre e integrante de Todos quieren con nosotras, afirma que “es un descanso porque cada una de nosotras se despeja de la rutina que tenemos en el estudio”.

De igual manera piensa Lizeth Ibarra Rueda, estudiante de Psicología de sexto semestre. Lina González Gélvez, quien también juega con las Majaruyas, mira más allá de lo divertido del juego por lo que busca el nivel táctico en cada partido: “Me gusta mucho porque se practica en equipo y sobre todo hay que estar muy concentradas para hacer un gol”.

El equipo campeón al final del semestre se llevará la suma de 140 mil pesos.

Ir al contenido