En contravía con la conciencia

May 7, 2007 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Jersson Correa S?nchez
jcorrea6@unab.edu.co
Ledia Amparo ?vila, afirma que su esposo muri? cuando un carro de la Electrificadora de Santander embisti? la bicicleta en la que se movilizaba. El pasado 29 de noviembre de 2006, Lorenzo Curtidor, un panadero de 51 a?os, pedaleaba en las calles del barrio Arenales de Gir?n cuando el veh?culo de la empresa de energ?a "lo envi? tres metros adelante", afirma la viuda.

Actualmente Ledia Amparo sobrevive con el arriendo y la alimentaci?n que sus cinco hijos le pagan, ya que "?l era el que trabajaba en la panader?a, yo s?lo le ayudaba, yo no s? nada de eso".

Con l?grimas expresa la soledad que ha sentido los ?ltimos cinco meses, "la Electrificadora ni siquiera me llam? para darme las condolencias", afirma, al tiempo que se queja por el abogado que contrataron, quien seg?n ella "no hizo nada, le quitamos el poder porque dicen que estaba esperando que pasaran seis meses para que nosotros perdi?ramos el caso".

Lorenzo Curtidor es s?lo una de las 5.021 personas que en el 2006 Medicina Legal report? como fallecidas por alg?n accidente en las v?as de Colombia, as? como de las 234 que se sumaron durante el mismo a?o en Santander. En cuanto a los heridos, la cifra es mucho m?s preocupante, 34.889 para el caso nacional y 2.247 en el departamento.

Teniendo en cuenta las 650.000 unidades que se sumaron al parque automotor colombiano, es posible que aumente la problem?tica, si los nuevos conductores no est?n correctamente capacitados para movilizarse.

En contraste con lo anterior, Hern?n Dar?o Alzate, coordinador regional del Fondo de Prevenci?n Vial, considera que "en Colombia nos hemos quedado mucho en las estad?sticas", preocupado por esto, pretende que se pase de calificar las ciudades por n?mero de muertos, a cualificar la cultura ciudadana, la idea es "lograr superar las estad?sticas y empezar a pensar en personas".

"No hay un taller de latoner?a y pintura en este pa?s que pueda reparar un brazo, una pierna, un coraz?n", afirma Alzate cuando se refiere al valor que tiene reflexionar en la seguridad vial, as? como en el conocimiento y cumplimiento de las normas de tr?nsito.

Otro de los deseos de Alzate es que "entre todos busquemos estrategias que nos permitan aumentar el grado de seguridad en la movilidad, de conciencia y de madurez en el caso de los conductores, y mayor responsabilidad en las autoridades".

A los borrachitos no los protege el diablo
"Lo importante no es la v?a, es la vida", dice Alzate, quien resalta la importancia de controlar la velocidad, de usar casco y cintur?n de seguridad, de conocer las normas y sanciones de tr?nsito, de aceptar la naturaleza endeble de la vida, pero ante todo, de no creer "el cuento aquel de que a m? no me va a pasar", el cual, seg?n ?l, hace vulnerables a los conductores.

Carmen Leonor Fl?rez Vega, una mujer discapacitada y una de las invitadas al evento "Jornada de velas blancas" realizado el pasado 27 de abril en el Parque las Cigarras, el cual buscaba llamar la atenci?n frente a los accidentes de tr?nsito en las principales ciudades del pa?s, al igual que los cientos de asistentes, cree que "a la gente entre m?s se le diga, m?s conoce" y que es en la conciencia donde cada persona puede estar segura realmente.

Aunque vulnerable, prevenido
"Es una nueva mirada", dice el invidente Neftal? Arroyave Cadavid, quien reconociendo lo parad?jico del comentario, agrega que el tiempo y la readaptaci?n despu?s de un accidente terminan cambiando la manera como se percibe el mundo. "Me rod? como unos 45 metros y termin? afectado del estern?n".

El hecho sucedi? en la v?a que conduce de Bucaramanga a Barrancabermeja, a la altura de Tienda Nueva y La Fortuna. Arroyave Cadavid se movilizaba junto al conductor en un campero, cuando una "tractomula no atendi? el cambio de luces", debido a la s?bita frenada el carro se volc?.

"Todo lo que era l?mina y vidrio se iba desbaratando mientras ca?amos, pero a nosotros nos proteg?a el cintur?n y el antivuelco". "Afortunadamente acab?bamos de recibir una inducci?n acerca de la seguridad industrial y normas de tr?nsito que daba Ecopetrol", raz?n por la cual abrocharon los cinturones, de los que terminaron colgados "como murci?lagos", dice.

Afirma que "todas las personas deber?amos ser tocadas por un accidente", pues piensa que el hombre puede aprender "s?lo por las malas".

En el caso de Bucaramanga, la puesta en funcionamiento de Metrol?nea implica cambios en la manera como los habitantes se movilizan.

Frente al tema, Alzate considera que "la ciudad merece un sistema de transporte masivo, pero tambi?n demanda unos comportamientos cada vez m?s seguros y responsables", lo anterior, sumado a los 58 muertos y 246 heridos registrados en la ciudad el a?o anterior, busca "poner a pensar" sobre el uso de puentes peatonales y cebras, el respeto del sem?foro, as? como del estado en el que una persona conduce su veh?culo y en las consecuencias que traer?a en determinado momento hacerlo indebidamente.

Ir al contenido