En la UNAB se afina la orquesta

Sep 5, 2005 | Institucional

Por Irina M. Gentil
Como un proceso de afinación de la orquesta en la que cada miembro de
la Institución debe conocer muy bien la partitura e interpretar su instrumento
en sincronía y con la sinergia que genera el trabajo en equipo para lograr
los propósitos de la organización, se presentó el Diplomado
en Actualización del PEI (Proyecto Educativo Institucional) en su sesión
de apertura, realizada el miércoles 31 de agosto en el Auditorio Mayor.

En su intervención el rector, Gabriel Burgos Martilla, hizo un recorrido
de lo que ha sido la evolución de la Universidad en los últimos
30 años, describió el panorama actual de la educación superior
y planteó los retos a los que se enfrenta la Institución en el
futuro inmediato.

"Con este taller queremos generar un proceso de reflexión sobre
el estado del arte de la Universidad, los escenarios que van a venir y que eso
sea el soporte del plan de desarrollo 2006 – 2012 para generar las estrategias
que nos permitan afrontar los retos que se nos vienen", afirmó.

Cambio de escenario
El rector recordó que cuando ingresó a la Universidad como docente
de la Facultad de Derecho, en enero de 1976, la UNAB ofrecía sólo
tres programas de pregrado (Administración de Empresas, Contaduría
y Derecho), sus estudiantes no alcanzaban los 1.000, sólo había
12 funcionarios administrativos y unos 30 docentes y sus instalaciones estaban
conformadas por lo que hoy se denominan bloques A y D, y algunos salones de
clase.

"Durante estos 30 años he visto crecer esa pequeña institución,
se ha transformado y ha sido actor en el proceso de desarrollo de Bucaramanga
y de la educación superior en Colombia. En estos 30 años la Universidad
se fortaleció económicamente, pasó de tener 3 a 20 programas,
hemos llegado a tener 6.300 estudiantes en pregrado, fuimos los primeros en
ofrecer programas de posgrado en Bucaramanga y hemos obtenido reconocimiento",
señaló.

El rector aseguró que en este escenario tan competido y complicado los
Ecaes (Exámenes de Calidad de la Educación Superior) se volvieron
otra medición y quien no tenga un buen desempeño se va a ver afectado,
razón por la cual la Universidad tiene que prepararse.

"Así se diga lo que se diga, los Ecaes llegaron y se van a quedar,
y se van a volver un elemento de medición de la calidad de la Universidad,
así como sucedió con el Icfes en su época, además
que sí sabemos que hay una relación entre los resultados del Icfes
y la calidad de la educación en los colegios", aseguró.

Burgos Mantilla se refirió también al cambio de concepto de la
educación en el mundo como consecuencia de la globalización y
los tratados de libre comercio. Indicó que en el mundo "la educación
hoy es un servicio, va a ser considerada como un servicio y se va a vender así",
y agregó "el TLC va a llegar y nos van a golpear las universidades
norteamericanas que van a entrar con bajos precios, con incorporación
de nuevas tecnologías, con doble titulación o programas virtuales",
por lo tanto el único elemento diferenciador será la calidad.

El rector manifestó que es necesario reflexionar sobre los principios
que dieron origen a la institución en 1952 y que aún hoy siguen
vigentes: la tolerancia, el respeto, la libertad y la libre cátedra,
pero conscientes de que la Universidad debe prepararse.

El vicerrector Administrativo, Jorge Humberto Galvis Cote, afirmó que
"el mercado funciona guiado por los estímulos y estamos sobre la
base de la escogencia". En este sentido, así como una persona escoge
a qué supermercado ir, también escoge a qué institución
ingresar y lo hace dependiendo de la expectativa económica en un mercado
laboral futuro.

"Tenemos que orientar nuestro trabajo, la docencia, los servicios administrativos
a la excelencia. Vamos a mostrar que somos competentes con las constancias que
se requieran", puntualizó.

El director de Currículo, Rodrigo Velasco Ortiz, indicó que "cada
uno debe conocer la partitura, lo que la Universidad se propone y aportar a
lo mismo; tenemos que mejorar la calidad y ser lo que debemos ser, lo que decidimos
ser".

El Diplomado
Un total de 135 personas entre directivos y personal administrativo y docente,
iniciaron el Diplomado en Actualización del PEI, el cual se desarrollará
en 20 sesiones hasta diciembre.

Los propósitos del Diplomado son: Socializar con los participantes la
actualización del PEI; precisar las responsabilidades que se derivan
de la aplicación del proyecto para cada uno de los participantes; favorecer
la implantación de la tecnología en los procesos académicos
y administrativos de la Universidad; precisar los criterios para la evaluación
del desempeño en todos los ámbitos de la Universidad y diseñar
un instrumento para la evaluación de la docencia.

Este proceso de socialización del PEI también se extenderá
a docentes, estudiantes y demás personal administrativo.

Ir al contenido