En pañales frente al peligro

Nov 14, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Paula Alejandra Carrillo Pe?a

pcarrillo2@unab.edu.co

Cuando las gotas que caen sobre el techo de zinc de su casa pasan a hacer ruidos como los de metralleta, Evelia Rond?n, habitante del barrio El Cristal Bajo, empieza a rezar. En febrero de 2005, momento en que Gir?n se inund?, la tierra tambi?n se vino abajo en este sector.

Desde ese momento, se le ?agua? el sue?o cada vez que llueve en la noche. Aunque la tierra ?fluy?? ese a?o y sinti? de cerca la inminencia de una tragedia, ella comenta que ?uno s? dice que est? preparado pero a la hora de la verdad, ni sabe para d?nde correr. Lo ideal es que vayan a los barrios para que preparen la gente porque uno nunca saca tiempo?.

La poca apropiaci?n de la comunidad en el tema de prevenci?n y atenci?n de desastres fue una de las conclusiones del Noveno Prever, que reuni? en Bucaramanga a los integrantes del Sistema Nacional que se especializa en esta ?rea, el 6 y 7 de noviembre. En resumen, se evidenci? que la ciudad a?n estaba a medio camino en la materia, teniendo en cuenta su vulnerabilidad frente a temblores, deslizamientos e inundaciones.

La erosi?n en la ?Ciudad Bonita? hace estragos. A ra?z de ello, a principios de 2008, terrenos de la Comuna 14, del sector de Albania en Morrorrico, tambi?n se desmoronaron. Diego Gerardo Ib??ez, ge?logo del Ingeominas regional Bucaramanga, asegura que el hecho se produjo porque el suelo aqu? est? compuesto por ?materiales permeables que en estado seco tienen buen comportamiento pero al incrementarse la cantidad de agua, se pueden desestabilizar f?cilmente?.

Con fallas geol?gicas cercanas, como la del Su?rez y la de Bucaramanga – Santa Marta; un nido s?smico en el cual se producen constantemente temblores a m?s de 140 kil?metros de profundidad, como afirma Marta Calvache, subdirectora del Instituto Colombiano de Geolog?a y Miner?a (Ingeominas); y la ignorancia de sus habitantes en el tema; la metr?poli puede ser ?blanco? de sucesos de gran impacto. Si en este momento se produjera un terremoto, no se sabr?a c?mo actuar.

No obstante, aunque la tierra aqu? ?se mueve? constantemente en este sentido, no es tanta la preocupaci?n que genera entre los expertos. Ib??ez explica que el suelo sobre el que se encuentra la ciudad, ?s?smicamente no se comporta de una manera tan mala debido a que existen zonas hacia la parte superior duras, compactas, que es donde se encuentran las edificaciones?.

La profundidad de las ?sacudidas? asociadas al nido que se mencion? antes, tambi?n hace que su impacto en la superficie no sea tan alto. Pese a esto, el territorio est? clasificado como de ?amenaza s?smica alta? por esa entidad y hace parte del 23% de Colombia propenso a sucesos de este tipo.

As?, se completa un oscuro panorama que puede nublar la seguridad de los bumangueses y que, en este caso, no tiene que ver con atracos.

El capit?n Gonzalo Ord??ez, director de la Defensa Civil de Santander complementa: ?Tambi?n es altamente vulnerable porque tenemos a Barranca pegadita y vivimos transportando combustibles todo el tiempo. Fuera de eso, tenemos un gran poliducto y una zona como Chimit?, densamente poblada, en un lugar donde no debiera estar la gente metida?.

 

Por el momento, ?en pa?ales?

Si bien los fen?menos naturales intimidan, ?el mayor riesgo que pueden tener departamentos y municipios es no fortalecer los Comit?s Locales de Prevenci?n y Atenci?n de Desastres (Clopads) para que funcionen desde antes de la emergencia?, dice Luz Amanda Pulido, quien est? a la cabeza de la Direcci?n Nacional de la Prevenci?n y Atenci?n de Desastres (Dnpad).

El llamado de atenci?n no es nuevo ni se fundamenta en el aire. Municipios peque?os como Zarzal, en Valle del Cauca, con 40.983 habitantes seg?n el Departamento Administrativo Nacional de Estad?stica (Dane), tienen Clopads establecidos por decreto. En cambio, en Bucaramanga, con 516.512, la norma a?n no se ha emitido.

?dgar Salcedo, secretario de Gobierno, lo ratifica y asevera que ?ste se desempe?a como un grupo de trabajo m?s adscrito a la dependencia que ?l representa.

La gravedad del asunto reside en que esto puede incidir en su fortaleza, en que se quede en instalaciones peque?as sin organizaci?n clara, como alega Ord??ez, quien es coordinador del Comit? Operativo de Emergencias del Departamento: ?Son personas que trabajan por prestaci?n de servicios pero no est? bien establecido. Mientras en Cali, Medell?n y Bogot? tienen edificios completos (para ello), en Bucaramanga es una oficina con cinco personas?.

Sin embargo, ?ste no lo integran solamente funcionarios de la administraci?n. Aparte del Alcalde, la Secretar?a de Salud y la Oficina de Planeaci?n; tambi?n participan en ?l la Defensa Civil, la Cruz Roja, los representantes de Asociaciones o Gremios y las Fuerzas Militares y de Polic?a.

Seg?n Pulido, la manera de aplicar las pol?ticas nacionales en los municipios es ?cuando se pone a funcionar el Comit? Local en sus tres niveles, que son el T?cnico, el Operativo y el de Educaci?n. Si son activos, toman decisiones y hacen evaluaciones, nosotros (la Dnpad) tenemos una mejor aplicaci?n del Plan (Nacional de Prevenci?n y Atenci?n de Desastres)?.

Freddy Ragu? coordina el de Bucaramanga y cuenta que sus miembros se re?nen semanalmente para tratar los posibles riesgos de la ciudad mientras que Ord??ez comenta que se congregan cada quince d?as. Los dos coinciden en que falta dinero para que ?marche? de manera m?s amplia y completa.

En el tema de recursos, Salcedo se?ala que para este a?o, se destinaron 250 millones de pesos. Adem?s, ?tenemos que hacer un estudio de suelos en un sector vulnerable de la ciudad que nos sale por alrededor de 200 millones y ya realizamos los traslados (de dinero). Muy seguramente al finalizar el a?o, estaremos ejecutando entre 600 y 700 millones?.

Al reclamo de la falta de equipos, que seg?n la Defensa Civil, deber?a proporcionar la administraci?n, Salcedo responde lo contrario: ?Yo veo que s? tienen, hoy en Bucaramanga piden auxilios de gasolina para poderse movilizar y lo estamos haciendo?.

No obstante, Ord??ez rebate: ?Cuando sucedi? lo de Albania, pedimos 50 mil ?pesitos? para comprar linternas, pitos? hoy todav?a no los hemos podido conseguir?.

 

Lo que se avecina para el pa?s

El castigo a los municipios que no den prioridad al asunto, ya se est? preparando desde la Dnpad porque la puesta en pr?ctica del Plan en algunas poblaciones es a?n insuficiente.

Walter Cote, director Ejecutivo de la Cruz Roja Colombiana, expone: ?Aunque todos queremos un fin com?n en el Sistema, todav?a no tenemos suficientes recursos log?sticos o a lo mejor, t?cnicos. Nos falta un poco de capacitaci?n y llegar a la tierra, a las comunidades vulnerables directamente?.

Por esto, en la novena versi?n del Prever, qued? clara la intenci?n de incluir sanciones para las administraciones que no cumplan, lo que significa que se est? pensando actualizar el decreto 919 de 1989, que organiza el Snpad. Acorde con Pulido, ?la armonizaci?n del marco normativo permitir? que se exija m?s, ser? probablemente m?s coercitivo?.

Pero las medidas para combatir la negligencia no se han especificado. El ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio, revela que hasta ahora ?stas se van a empezar a estudiar.

La Defensa Civil conf?a en que la reforma se apruebe con celeridad; el gobernador de Santander, Horacio Serpa, quien dirige el Comit? Regional de Prevenci?n y Atenci?n de Desastres (Crepad), ?jefe? directo de los Clopads del departamento, dice que ?Hay algunos municipios que est?n atrasados pero aspiramos a que no haya ninguna sanci?n?.

 

El horizonte de la ciudad

Haber tra?do al Sistema sirvi? para revisar el ombligo propio. 15 indag? sobre las propuestas que surgen para el pr?ximo a?o.

En esta ?poca se define el presupuesto de la administraci?n municipal de 2009. No obstante, el concejal Celestino Mojica, de Convergencia Ciudadana, quien es miembro de la Comisi?n de Presupuesto, declar? al cierre de esta edici?n que ?no hemos llegado todav?a al tema de desastres, estamos estudiando los diferentes fondos e inversiones?.

Sin embargo, asegur? que en la parte de proyectos de acuerdos ?ya se habl? con la Defensa Civil para tocar unos temas de piscinas, extintores y otras cosas que no se est?n cumpliendo realmente?.

Por el lado de la Alcald?a, se pretende seg?n Salcedo, convertir el Comit? Local en una Secretar?a, ?en un ente descentralizado para que apropie m?s recursos?.

Pero del papel a la realidad a?n hay trecho. Cuando se dio la avalancha que sepult? Armero (Tolima) en 1985, sus residentes nunca se imaginaron lo que ir?a a suceder. En el terremoto de Armenia (Quind?o) en 1999, tampoco. Ord??ez analiza lo que pas? all?: ?Cuando se dio la tragedia, colapsa la ciudad pero no pueden llegar los organismos de socorro porque hay tanta destrucci?n al lado que no deja pasar. M?s o menos despu?s de ocho d?as, los primeros organismos de socorro alcanzan el centro de la ciudad. Si la poblaci?n hubiera estado capacitada por diferentes barrios y tuvieran los equipos necesarios, pudieran haber resistido eso. Mucha gente muri? porque no hubo la atenci?n. No estuvieron organizados??.

A prueba y error, las ciudades han ido entendiendo que el tema de prevenci?n y atenci?n de desastres debe ir ligado a su expansi?n y a los megaproyectos de construcci?n que se van erigiendo. En lo local, las fuentes consultadas, excepto Ragu?, coinciden en que la lecci?n de Gir?n no se aprendi?. El suceso a?n hoy deja dolores de cabeza a los damnificados porque las casas que se entregaron en Villas de San Ignacio, en este municipio, quedaron muy cercanas al R?o de Oro, otra vez.

?

?Qu? es el Sistema Nacional de Prevenci?n y Atenci?n de desastres?

 

Despu?s de la tragedia de Armero, cuando el volc?n Nevado del Ruiz hizo erupci?n y sepult? a este pueblo tolimense el 13 de noviembre de 1985, se evidenci? su falta de preparaci?n. Como consecuencia, se cre? el Sistema Nacional de Prevenci?n y Atenci?n de Desastres por medio de la ley 46 de 1988, que es el conjunto de entidades p?blicas y privadas que trabajan articuladamente en la materia, como la Cruz Roja Colombiana, Defensa Civil, Bomberos, Ingeominas, Ideam (Instituto de Hidrolog?a, Meteorolog?a y Estudios Ambientales), Alcald?as, Gobernaciones y Ministerios del Interior, Hacienda, Agricultura, entre otros. El decreto 919 de 1989 organiz? como tal el Sistema.

A?os despu?s, se aprobar?a un Plan Nacional a trav?s del decreto 93 de 1998, de manera que el Sistema cumple su veinteavo aniversario y el Plan Nacional, el d?cimo.

Para llevar las pol?ticas a los departamentos, existen los Comit?s Regionales de Prevenci?n y Atenci?n de Desastres (Crepads), los cuales, a su vez, establecen los lineamientos que los Comit?s Locales de Prevenci?n y Atenci?n de Desastres (Clopads) deben seguir para garantizar la seguridad en esta materia a los municipios.

 

 

Ir al contenido