Laura volvió dichosa de Costa Rica

Sep 22, 2008 | Institucional

Por Pastor Virviescas Gómez

Laura Juliana Arango González leyó la edición 276 de Vivir la UNAB que circuló el pasado 3 de junio y entre tanta información le llamó la atención el anuncio de una beca en la Escuela de Negocios Incae, de Costa Rica.

Esa misma mañana visitó la Oficina de Relaciones Internacionales, donde María Teresa Camargo le explicó en qué consistía la beca y le dio detalles de esa institución centroamericana considerada por publicaciones especializadas como Newsweek como una de las tres primeras de su género a nivel mundial.

Luego Laura Juliana hizo los trámites y se postuló. Su nombre fue escogido por un comité que evaluó su rendimiento como administradora de empresas que acaba de graduarse en la UNAB y le dio la buena noticia: una semana en el campus de la ciudad de Alajuela, Costa Rica, con profesores todos doctorados de la Universidad de Harvard.

Y es que precisamente una de las cualidades de la Incae es que tiene el mismo nivel académico y aplica las mismas exigencias de la Universidad de Harvard, entidad que la inspiró.

A sabiendas de esas características, Arango González empacó maletas y se fue a Costa Rica, donde apenas tuvo tiempo de conocer el aeropuerto y la última noche salir a un bar. Los demás días se los pasó en clase, desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde, con espacio para almorzar e ir al baño.

Del salón de clases pasaba a leer y hacer trabajos hasta las 12:30 ó 1 de la madrugada con un grupo que le fue asignado desde el primer día, seleccionado entre los 60 compañeros provenientes de toda América Latina.

Laura Juliana, que realizó su práctica en Escuela Superior de Montpellier, Francia, recién regresó de la Incae con un diploma que en inglés reza Young Executives Program y que en castellano traduce: Programa para Jóvenes Ejecutivos.

Llegó ¿descrestada¿ con el rigor de esa institución, que ella no sospechaba se iba a encontrar en un país centroamericano, dado que la mirada de muchos profesionales que quieren adelantar estudios de posgrado se dirige únicamente hacia  instituciones de educación superior en Estados Unidos y Europa.

Fue una intensa semana de profundización en administración en una institución en la que las palabras exigencia y excelencia están presentes en todas las actividades. Su método de calificación es por curva, así que se parte de un rendimiento alto, ¿pero así todos sean inteligentes siempre hay un porcentaje que se queda¿, explica Laura Juliana.

Como no le bastaba arribar con el lote puntero, ella entendió que ¿uno puede ser muy bueno, pero tiene que ser mejor que los demás¿.

Sin modestia, admite que tuvo que medirse con jóvenes profesionales que están en su nivel. ¿Si usted me pregunta, yo era del grupo de los que estaba por encima¿, afirma Laura Juliana, quien compartió con ingenieros de sistemas, financieros y de mercados, así como administradores de empresas.

¿El ritmo fue muy pesado, pero uno ve los frutos. Lo llevan al límite y cuando uno se da cuenta que pudo con semejante carga hay una sentido de satisfacción más grande¿, dice y confiesa que se enamoró de Incae, escuela que se la recomienda a los demás estudiantes de la UNAB, con la advertencia de que ¿es para estudiantes de alto rendimiento, gente que esté comprometida con atender porque no hay tiempo para otra cosa¿.

Ella sabe que en la Escuela Incae aplican los mejores del continente y allí se dan el gusto de escoger. Por esa razón dejará para una próxima oportunidad el paseo por volcanes, playas y paisajes paradisíacos del país ¿tico¿.

Ir al contenido