Literatura virtual tiene representante en el Consejo de Facultad

Nov 3, 2010 | Institucional

Con 45 votos a favor, José Miguel Navarro es el primer estudiante del programa de Literatura, modalidad virtual, que obtiene un puesto en el Consejo de Facultad de las elecciones en la UNAB en el primer año que los educandos virtuales se vinculan al proceso.

Este ingeniero civil, quien reside en Villa de Leyva, dedica gran parte de su tiempo a su compañía constructora y a los estudios en Literatura. En la actualidad cursa el noveno cuatrimestre y manifiesta su gran disposición para aportar al mejoramiento del programa y de la educación virtual en la Universidad.

Inició sus estudios literarios porque considera que la modalidad virtual le permite estudiar en el momento que así lo desee gracias a la flexibilidad en el manejo de sus tiempos, y asegura que los docentes y compañeros han sido parte de su motivación para continuar a pesar de sus ocupaciones y el tiempo que debe dedicarle a éstas: “la Literatura ha estado presente toda la vida en mi desarrollo personal y la educación virtual me dio la posibilidad de realizar estos estudios gracias a la flexibilidad de los horarios”, aseguró.

Propósitos en el Consejo de Facultad

José Miguel reconoce, gracias a su experiencia, que estudiar en la modalidad virtual no es lo mismo para una persona que vive en una ciudad que para quien vive en el área rural o en municipios cuya infraestructura tecnológica está en desarrollo, y es por esta razón que ha pensado dedicar sus esfuerzos en facilitar las condiciones de los estudiantes para que puedan acceder a todo el material y recursos virtuales que la Universidad pone a disposición en cada programa, pues reconoce la necesidad de que los lugares apartados se acerquen a las grandes ciudades a través de la virtualidad.

“En primer lugar quiero conversar con los compañeros porque ser representante de una facultad implica compartir experiencias y puntos de vista. Me parece importante que desde el programa de Literatura participemos y aprovechemos esta oportunidad que nos da la Universidad a través de ideas y aportes que permitan hacer mejoras”, afirmó.

Además, Navarro mencionó que la expectativa que tiene ante este nuevo rol es la misma que tiene como estudiante: la de aprender de los demás porque en estos espacios hay personas con mucha experiencia que van a brindar ideas para iniciar el proceso y así llevarlas a la perspectiva de la modalidad virtual. Al respecto aseguró: “esto me llena de optimismo porque soy  el primero del programa de Literatura en ocupar un espacio en el Consejo de Facultad y se deben abrir espacios para los futuros representantes  en las diferentes estamentos que tiene la universidad”.

Finalmente, José Miguel aseguró que está dispuesto a hacer su mejor esfuerzo y participar para que todo mejore, incluso manifestó que viajará cada vez que sea necesario: “Me comprometí y me comprometo con todos a que este primer momento que tiene el programa de Literatura en un medio de representación en la UNAB sea un escalón para que en el futuro docentes y estudiantes participen de manera más activa en este proceso”.

Ir al contenido