Lo que dejó Ulibro 2012

Nov 8, 2012 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
Pese a algunas adversidades presentadas, los directivos de la décima Feria del Libro de Bucaramanga, Ulibro 2012, calificaron como “positivo” el balance del certamen efectuado en la Universidad del 22 al 27 de octubre.

El vicerrector Administrativo y Financiero, Gilberto Ramírez Valbuena, quien preside el Comité Organizador de Ulibro, y la directora de la Feria, Karen Patricia Vásquez López, coincidieron en afirmar que la imposibilidad de utilizar el Auditorio Mayor ‘Carlos Gómez Albarracín’ y el cambio de fecha, fueron los principales inconvenientes que derivaron en una disminución en las ventas de los expositores.

Según la directora, este año la muestra comercial vendió $252 millones aproximadamente, mientras que el año pasado las negociaciones sobrepasaron los $300 millones.

“Considero que el resultado de Ulibro 2012 fue bueno; no podemos decir que excelente porque tuvimos dificultades de logística, como la falta del Auditorio Mayor, y eso pudo molestar a algunas personas; las casas editoriales dijeron que se sintieron lejanas de las actividades de la Feria, entonces la circulación de gente por la muestra comercial no fue la esperada por ellos”, indicó el vicerrector.

“El cambio de fecha, según algunos expositores, desmotivó la compra en el público, pues con la cercanía de las fiestas decembrinas la gente prefiere guardar su dinero para los regalos de esa fecha; no obstante, algunos expositores afirmaron que les fue bien con ventas efectivas que superaban los 10 millones de pesos, pero otros señalaron que sus ventas bajaron. El comportamiento de cada expositor obedece en parte a la sagacidad de los vendedores”, acotó la directora de Ulibro 2012, quien dijo que la undécima versión, en 2013, se hará en la fecha establecida en el cronograma de eventos de la Cámara Colombiana del Libro, es decir, la última semana de agosto (lunes 26 al sábado 31).

“Así atenderemos la sugerencia generalizada de los expositores: volver a la fecha inicial; además se ampliará el horario de atención de la muestra entre las 9 a.m. y las 9 p.m. para dar posibilidades al público de visitar los stands después de sus trabajos”, agregó.

Ulibro 2012 estaba inicialmente programada del 27 de agosto al 1 de septiembre, pero debido a las obras de remodelación del Auditorio Mayor que “se vieron afectadas en su terminación por las lluvias de julio y agosto”, según el vicerrector, se corrió para el 22 al 27 de octubre; sin embargo, el recinto no alcanzó a terminarse para la Feria.

“La gente pensó que quizás no haríamos Ulibro o que de pronto no vendrían todos los invitados por el cambio de fecha, pero todos cumplieron, hicieron su papel de muy buena gana, entendieron la incomodidad de los auditorios, que no tuvieron el público que hubieran esperado para sus presentaciones, etc. por eso es positivo dentro de ese mar de dificultades que afortunadamente el año entrante no se presentarán, porque en diciembre de este año ya estará listo el Auditorio Mayor”, sostuvo Ramírez Valbuena.

Los expositores también manifestaron que, contrario a lo sucedido en ediciones pasadas de la Feria, este año los profesores de la UNAB solicitaron poco material para la Biblioteca.  Al respecto, el vicerrector señaló: “Como institución anfitriona deberíamos tener toda la disponibilidad para ir a los puestos de exhibición y buscar lo que nuestros estudiantes requieren; la Universidad deberá seguir trabajando internamente para ‘venderles’ la idea a nuestros docentes y académicos de la importancia de Ulibro, de la oportunidad única de tener reunidas a todas las editoriales para que ellos como docentes renueven sus referencias bibliográficas y aprovechen los buenos precios, comparen textos y mejoren la referencia bibliográfica de sus alumnos; en eso debemos seguir trabajando, hay que aceptar que por deficiencias del Comité Organizador y de la gestión que hacemos al interior de la UNAB, no transmitimos toda la dimensión de la Feria del Libro que tiene muchos beneficios, especialmente para nuestros estudiantes; por eso en el Comité trabajaremos para diseñar nuevas estrategias que nos permitan comunicar ese mensaje a todas las instancias de la Universidad”.

 

Más comentarios

“Lo que demostró esta décima edición de Ulibro es que es un evento con un alto posicionamiento en la ciudad; estudiantes y profesionales de otras universidades, y la ciudadanía en general esperan la semana de la Feria porque es un espacio que genera cultura y desarrollo para la región y su gente. Para quienes se vinculan al evento en el área logística es un aprendizaje permanente para sus vidas. Son seis días de trabajo que tienen como recompensa el ‘gracias’ de parte de los invitados y la certeza de dejar en alto el nombre de la Universidad y de la ciudad”, manifestó la directora de la Feria, quien presentó algunas cifras del certamen.

“Las transmisiones vía streaming fueron una buena alternativa para suplir la falta de un auditorio grande; tuvimos 7.672 personas conectadas en la página www.ulibro.com, sin contar los que siguieron el evento por Vanguardia.com y la red Renata”, y agregó que en los seis días de Feria la página contó con 28.819 visitantes, casi el doble de los que recibió el año pasado (12.334), de países como Canadá, Estados Unidos, España, Argentina, México, Panamá, Venezuela, Chile y Perú, y ciudades de Colombia como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cúcuta.

Destacó como una “muestra de descentralización” la realización de actividades de Ulibro en once instituciones educativas del área metropolitana de Bucaramanga y de Santander: ‘Roberto García Peña’ y ‘San Juan’ (Girón); ‘Humberto Gómez Nigrinis’, Madre Caridad y Cabecera del Llano (Piedecuesta); Bethlemitas, ‘Margarita Díaz Otero’ y Escuela Normal Superior (Bucaramanga); Hogar Niño Jesús de Belén y Unisangil (San Gil), y el colegio ‘Camilo Torres’ de Barrancabermeja; además de los talleres que efectuó en la Universidad la Fundación Rafael Pombo, en los cuales participaron 2.632 niños y 80 docentes de colegios de primaria de la ciudad.

 

Los invitados

La directora de Ulibro manifestó que lo más destacado de la edición de este año fue la participación de los invitados a la programación académica y cultural.

“Gracias a ellos Ulibro le pudo cumplir nuevamente a la ciudad en su misión de fomentar la cultura y el hábito de la lectura. El resultado es altamente positivo por la respuesta de los invitados, del visitante y su comportamiento pese a las contrariedades que tuvimos”, dijo Vásquez López.

Sobre su participación en Ulibro 2012, el periodista y locutor, Manolo Bellón, afirmó: “Para todos los del equipo de Ulibro, mi agadecimiento por la maravillosa experiencia de haber compartido con ustedes. Excelente organización, gente bella, ambiente vibrante y recuerdos para llevar en mi corazón por siempre”.

Leonor Esguerra, exreligiosa y exmilitante del ELN, indicó: “Un estrecho y gran abrazo de agradecimiento por la invitacion a la Feria que dejó en mí un gratísimo recuerdo de la UNAB. Sin exagerar, puedo decir que la organización y la calidad de Ulibro superan la de Medellín en lo que conocí y experimenté este año. Los invitados, expositores y sobre todo la participación de los estudiantes en el desarrollo del evento, me llenan de esperanza en el futuro de nuestro país”.

 

 

 

 

Ir al contenido