Ofensas por causa de la tendencia sexual

May 1, 2006 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Algunas de estas palabras no significan necesariamente lo que se quieren decir, pero se han interiorizado en la jerga cotidiana para descalificar a los hombres:

Cacorro: Adjetivo para despreciar un hombre por su carácter débil.

Filipichín: Afeminado.

Loca: Dícese del hombre que actúa como una fémina.

Impotente: En el sentido despectivo, que no es capaz de mantener relaciones con una mujer como consecuencia de su desviación sexual.

Invertido: Hombre que adopta acciones de mujer. 

Maricón: Persona débil e impotente.

Mariquita: Hombre afeminado y de poco valor.

Roscón: Hombre que siente atracción por personas de su mismo sexo.

Fuente: Revista Consumer Eroski, número 85 de 2005

(Para leer otras formas de discriminación provenenientes del uso que se le da al lenguaje vaya a las Notas Relacionadas correspondientes al artículo ?El lenguaje es un instrumento cotidiano de discriminación?, menú en la parte izquierda de la pantalla)

Ir al contenido