Premio a semillero de investigación

Abr 5, 2010 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.

Por dedicar su tiempo a investigar sobre los trastornos mentales que se presentan en las personas que buscan tratamientos contra la obesidad, el semillero de investigación del Grupo de Neuropsiquiatría de la Facultad de Ciencias de la Salud, se ganó tres computadores portátiles.

La entrega de los equipos marca Lenovo Thinkpad, con sus respectivos maletines, todo por un costo de $5 millones, se efectuó el martes 9 de marzo en la sala de juntas del quinto piso del Edificio Administrativo ¿Armando Puyana Puyana¿. A la ceremonia asistieron Alberto Montoya Puyana, rector de la UNAB; Miguel Ángel Hernández Rey, director de Investigaciones; Bibiana López Acevedo, directora de la Corporación Red de Instituciones de Educación, Investigación y Desarrollo del Oriente (Unired); Germán Eduardo Rueda Jaimes, director del Grupo de Neuropsiquiatría y César Aurelio Rojas Carvajal, coordinador de semilleros de investigación.

La invitada principal a la entrega fue la estudiante de Medicina, Laura Vanessa Blanco Andrews, quien junto con sus compañeros de Internado, Pedro Antonio Díaz Bueno, José Alfredo Gómez Sequeda y Kary Leonisa Quiñónez Coneo, conformó el semillero que elaboró el trabajo ¿Prevalencia de depresión y ansiedad en pacientes que consultan a centros especializados en el manejo de sobrepeso y obesidad en la ciudad de Bucaramanga 2009¿, una de los diez iniciativas ganadoras de las dotaciones por $5 millones en el Premio Ecopetrol a la Innovación 2009.

¿Es plausible la iniciativa de Ecopetrol y Unired, porque apoyan y motivan la investigación en los jóvenes porque estoy seguro de que son ellos los que pueden liderar el desarrollo de la región¿, manifestó el rector.

Por su parte, la directora de Unired indicó que el Premio Ecopetrol a la Innovación ¿nació hace aproximadamente cuatro años cuando todos los directores de investigación de las instituciones miembros de Unired empezaron a determinar cómo podrían acercar la academia al sector productivo y además cómo motivar la investigación en los jóvenes; de allí se empezaron a hacer acercamientos con el sector productivo en el año 2008 y se obtuvieron recursos de Ecopetrol, la Gobernación de Santander y Colciencias para la primera versión del premio y el año pasado se consolidó con la masiva participación de jóvenes de colegios y universidades¿.

Por su parte el director del Grupo de Neuropsiquiatría manifestó: ¿Es un reconocimiento para los estudiantes que se están formando, para el entusiasmo que han puesto en los proyectos que desarrollan. Definitivamente es algo que los va a animar para que prosigan en esa labor de investigación. Este tipo de estímulos es clave porque la juventud ha cambiado y si uno les proyecta las metas a largo plazo, la gente va desertando, pero cuando hay pequeños estímulos cada cierto tiempo uno ve que la gente trabaja con mayor empeño¿.

 El proyecto

Laura Vanessa Blanco Andrews habló con Vivir la UNAB sobre los alcances del proyecto del semillero al que pertenece.

¿Queremos averiguar si los pacientes que tienen sobrepeso y obesidad sufren más de depresión y ansiedad que la población en general. Queremos saber si la frecuencia de los síntomas de esas condiciones son más predominantes en esos pacientes y si eso influye en los hábitos alimentarios¿, explicó.

Dijo que una persona puede tener sobrepeso u obesidad por varios factores hereditarios, culturales o malos hábitos alimentarios y en el trabajo quieren averiguar si el factor emocional también influye. Por eso, desde marzo del año y pasado y hasta diciembre de este año encuestarán a 289 personas que consulten centros que traten problemas de sobrepeso (lo están haciendo en el Centro Élite de la Foscal y en Coomeva).

¿Hemos visto cosas como que el 70% de las personas (105 de 150 que llevan encuestadas) que consultan esos centros tienen síntomas positivos para trastorno por atracón, que es una perturbación de la conducta alimentaria, es decir, son personas que dicen comer poco, pero que en cualquier momento consumen una cantidad exagerada de comida y luego se sienten culpables por eso¿.

¿Esas personas pueden hacer ejercicio, ir a nutricionistas a que les manden miles de dietas, pero tarde o temprano vuelven a subir de peso, entonces empiezan a preguntarse por qué no bajan de peso y su ánimo se afecta. Esos pacientes no sólo necesitan una orientación nutricional o ejercicios físicos, sino también una orientación emocional por parte de un psiquiatra o un psicólogo para que los ayuden a cambiar la percepción que tienen sobre sí mismos y logren controlar esos hábitos¿.

Ir al contenido