Violinista bumanguesa se presentará en el Carnegie Hall

Feb 16, 2022 | Institucional

Se trata de Amalia Díaz, graduada del programa de Música de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab) en 2001, hace parte del dúo musical Camilo y Amalia que representará a Colombia en el recital de ganadores del concurso Progressive Musicians, Categoría Profesional. 

El recital se realizará en el Weill Recital Hall del Carnegie Hall (Nueva York), uno de los escenarios musicales más importantes del planeta,  el 22 de febrero. El dúo se encuentra en la etapa de finalizar su primer disco titulado “Senderos”, que tendrá un rico repertorio musical e incluirá las piezas Libertango de Astor Piazzola y Entr’acte de Jacques Ibert, piezas que fueron parte de su audición al concurso de Progressive Musicians.

La violinista y cantante fue entrevistada por el boletín de graduados, Generaciones Unab, para su primera edición de 2022:

Háblanos de tu experiencia ¿dónde has trabajado? ¿Dónde trabajas actualmente?

He tenido varios trabajos pero todos relacionados con la música. En Bucaramanga trabajé con Batuta, el programa infantil de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, como maestra de violín en la UIS y directora del programa de artes en el colegio Nuevo Cambridge. Actualmente trabajo con El Sistema Santa Cruz/Watsonville en California (Estados Unidos).

¿Qué es lo que más te apasiona de la música?

Lo que más me apasiona es la única destreza que involucra al ser humano holísticamente. Se requiere del pensamiento analítico, la práctica física y la conexión con las emociones para poder crear un resultado hermoso.

¿Cómo influyó la formación de la Unab en la labor que realizas actualmente?

Mi carrera musical en la Unab fue supremamente importante. Tuve la ventaja de tener grandes maestros que me prepararon para desarrollar después mi maestría en Estados Unidos y gracias a unos fundamentos sólidos, he podido seguir creciendo musicalmente.

Cuéntanos tu experiencia al participar en el concurso Progressive Musicians

Decidimos participar en este concurso internacional con mi compañero guitarrista Camilo Ortiz, porque habían dos rondas de eliminación y los jurados de Nueva York daban retroalimentación para mejorar nuestra interpretación como ensamble. Nuestra intención era solamente recibir comentarios para mejorar como dueto. Jamás pensamos que íbamos a ser parte de los ganadores del concurso y fué una grata sorpresa para nosotros el poder ir a tocar al Carnegie Hall.

¿Qué recomendación le darías a los futuros músicos?

Hay una frase que me acompaña cuando los espacios musicales se vuelven competitivos o la rutina me empieza a robar la esencia del hacer musical. Me recuerda que la técnica es un elemento para adiestrar las notas musicales pero mi meta final es dejar que mi ser fluya a través del instrumento. Mi mamá siempre me dijo con cariño, en medio de la frustración mientras practicaba mi violín, “que la academia no te quite el corazón”.

Ir al contenido