Publicidad sin control, el mayor problema en Piedecuesta

Mar 12, 2006 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Diana García
Las elecciones finalizaron en calma  en el municipio de Piedecuesta y no hubo ningún hecho que lamentar.  “Todo ha transcurrido mejor que en épocas pasadas en donde se aglutinaba mucha gente”, afirmó el alcalde de Piedecuesta, Raúl Cardozo.

El problema constante fue el ingreso de publicidad a los sitios de votación. Las autoridades aseguraron que no pudieron controlar totalmente esta situación, debido a la cantidad de infractores que inundaron los puestos de votación. “Hicimos requisas e incautamos toda la publicidad posible”, indicó Carlos Buitrago, teniente de la Policía.

En el colegio Negrinis, Jaime Ayala, registrador auxiliar, aseguró que en días pasados se reunieron representantes de la Registraduría con los de la fuerza pública y estuvieron de acuerdo en dejar entrar alguna publicidad , siempre y cuando ésta no se interpretara como orientadora de  los sufragantes.

Ir al contenido