Regalo de Sergio Acevedo al Cedim

Feb 12, 2013 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
El Centro de Documentación e Investigación Musical ‘Alejandro Villalobos Arenas’ (Cedim) de la Facultad de Música recibió un regalo que se constituye en una de las ‘joyas de la corona’ del lugar: la colección particular de partituras de música coral del maestro Sergio Acevedo Gómez.

La donación se produjo el 18 de diciembre del año pasado, cuando el maestro Acevedo Gómez citó en su casa a seis directores de agrupaciones corales de la ciudad y a la decana de la Facultad de Música, Magnolia Sánchez Mejía.

El maestro les dijo que la idea le venía “dando vueltas en la cabeza” desde hacía varios meses, pero que luego de ver la presentación de los coros bumangueses que acompañaron a la Sinfónica UNAB en el Concierto de Navidad 2012, tomó la decisión.

“Esa presentación le permitió a la sociedad ver cómo la Facultad ha hecho una labor que trasciende los límites de lo soñado cuando fue creada; esa labor se traduce en este movimiento coral que ha cogido tanta fuerza aquí en Bucaramanga y que no existía antes. Cuando comenzamos con la Facultad de Música en 1994 la vida cultural en la ciudad era muy pobre, estaba limitada a un par de cosas y hoy lo que se ve es un movimiento impresionante y estos jóvenes son parte activa de ese ajetreo musical de la ciudad”, dijo el maestro.

Acevedo Gómez no sabe cuántas piezas componen su colección; lo que sí sabe es que son casi 50 años recopilando material.

“Esta música va a quedar en el Cedim para que sea del uso de todo el mundo, sé que esto les va a beneficiar más que a mí, porque  hay muchas cosas que en el curso de la vida uno va recopilando y después no se acuerda que las tiene y otras son comunes a todos los coros; por eso me dije: ‘¿Para qué tengo esto aquí guardado?’ Si de algo estoy seguro es que mi biblioteca musical será para la Universidad cuando yo lo decida u otros decidan por mí, todo lo relacionado con dirección de orquesta, instrumentos, piano, teoría, etc. todo va a ser parte de la biblioteca de música de la UNAB, pero toda esta música coral tiene que ser ya de utilidad para los jóvenes, por eso no tenía sentido tenerla aquí guardada”, agregó.

Afirmó que en la donación “hay de todo: música clásica coral, piezas del Renacimiento, del Barroco, temas folclóricos de todos los países latinoamericanos, partituras no tan comunes de países como Finlandia o Azerbaiyán. Nunca llevé la cuenta de cuántas piezas son, pero calculo que pueden ser más de dos mil”.

“Inicié mi colección cuando ingresé al coro de la Universidad de Los Andes, en 1966 y empecé a recopilar partituras porque era el asistente de la directora Amalia Samper, fue una de las razones por las que me dediqué a la música, porque ella me enseñó y hasta me ‘soltó’ el coro durante un año; ese fue el inicio de mi tránsito musical, por eso guardo especial predilección por la música sinfónico-coral”, manifestó.

La directora del Cedim, Idanis Paola Rueda Osma, quien además dirige el Coro Femenino Ocarina de la UNAB, indicó: “Este es un regalo invaluable, es algo que para nosotros tiene un valor sentimental y una responsabilidad enormes pues el maestro Acevedo coleccionó y atesoró durante toda su vida este material y ahora nos lo pone en nuestras manos. En el Cedim haremos los procesos de inventario, selección y archivo para poner esta colección a disposición de la comunidad”.

 

 

 

 

Ir al contenido