Un debate con pocos protagonistas

May 22, 2006 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
El tan sonado “debate” de
los candidatos a la Presidencia
de la República,
al que estaban invitados
los cinco más opcionados
según las últimas encuestas,
resultó siendo un
encuentro de sólo dos de
los aspirantes: Antanas
Mockus Sivickas del Movimiento
Alianza Social
Indígena y Horacio Serpa
Uribe del Partido Liberal,
quienes aceptaron
la invitación de Semana,
Vanguardia Liberal, la
Cámara de Comercio y
la UNAB, para exponer
el lunes 15 de mayo en
el Auditorio Mayor de la
Universidad y ante cerca
de 1.000 personas sus
propuestas para Santander.

Desde el momento de organizarse el
Foro, se sabía que de los cinco invitados
realmente vendrían cuatro, pues el candidato-
presidente Álvaro Uribe Vélez, desde
el inicio de su campaña anunció que
no participaría en eventos
públicos en los que estén
presentes otros aspirantes.

Un día antes del Foro
los cuatro se volvieron tres,
pues Álvaro Leyva Durán,
del Movimiento Nacional
de Reconciliación, renunció
a su aspiración en La
Macarena (Meta), aduciendo
que el Gobierno no le
ofrecía garantías para seguir
adelante con su campaña.

Llegó el lunes, y hacia las 11 de la
mañana, el candidato del Polo Democrático
Alternativo, Carlos Gaviria Díaz,
anunció que tampoco participaría en el
debate.

En una carta enviada a los orga-
Un debate con pocos protagonistas
Más información
8 En julio se
entregará el
nuevo carné
nizadores, Gaviria dijo que no irá a encuentros
en los que no esté Uribe Vélez.

“Lo que el electorado espera, con
toda razón, es escuchar la confrontación
respetuosa de argumentos entre el candidato-
presidente y sus opositores,
máxime si el doctor
Uribe, de manera sutil,
se ha ido apropiando, por
razones de oportunidad,
de tesis que hacen parte de
nuestros programas”, decía
la misiva.

Y continuaba: “Consideramos
que las controversias
públicas exclusivamente
entre los demás candidatos,
tienen un interés
significativamente menor,
sobre todo si se tiene en cuenta que esa
situación ha sido creada deliberadamente
por la campaña del doctor Uribe en beneficio de su candidato y en detrimento de
nuestra incipiente democracia”.

En consecuencia,
frente a los directores
de Semana, Alejandro
Santos Rubino, y Vanguardia
Liberal, Sebastián
Hiller Galvis,
quienes fueron los moderadores
del debate,
sólo se sentaron Serpa
y Mockus.

En medio de rechiflas y vivas para los
candidatos ausentes,
pero también para los
presentes, los aspirantes
respondieron las
preguntas de los periodistas
y del público.

Hablaron de todo o de
casi todo: del proceso
de paz, del TLC, del
empleo y hasta de sus
contrincantes en las
elecciones del 28 de mayo.

La silla vacía
La presentación de los candidatos se inició
con la invitación que en su carta les
hizo Gaviria Díaz a reflexionar sobre su
decisión de no participar en más debates.

Al respecto, Serpa dijo que “los debates
se acabaron por sustracción de materia,
porque en 24 horas perdimos a dos de
sus miembros, pero tengo mucho interés que el país conozca mis propuestas y por
consiguiente, en estas dos semanas y luego
en las tres que siguen para la segunda
vuelta, voy a aceptar todas las invitaciones
que me hagan las universidades,
gremios y organizaciones populares y
sociales para debatir sobre este momento
político tan importante que vive Colombia”.

Mockus afirmó que a esa política de
la “silla vacía” había que responder ocupando
las otras sillas. “Comparto con
el doctor Serpa la actitud de decir que
mientras haya debates que tengan algún
sentido, pues hagamos los debates, la
gente tiene que reconocer la buena voluntad
de quienes participamos en ellos.

Estar en un debate es exponerse a lo imprevisto,
es exponerse a la buena pregunta,
es exponerse al comentario ácido, es
exponerse. Invito a todos los candidatos,
a Uribe y a Gaviria, para que también se
expongan”, dijo.

¿Cómo dialogar con las Farc?
Serpa describió su propuesta de paz con
dos frases: “Firmes en la seguridad, firmes
en la reconciliación”. Tras ‘chutarle’
el balón a Uribe a quien acusó de cambiar
de la noche a la mañana su planteamiento
frente al conflicto interno del país “diciendo
durante tres años y medio que no
había guerra, hasta que terminó diciendo
que sí; que hablar de diálogo era un altísimo
grado de convivencia con el delito y
abrió un proceso de conversación con los
paramilitares y otro con el ELN y ahora
habla de una zona de despeje para las
Farc.

La gente va a preguntarse por qué
no lo dijo antes”.

Habló que desde su eventual presidencia
creará comisiones para dialogar
con los grupos armados ilegales, “porque
no se logra la paz a palo seco y eso tiene
que ver con la política social, si se presentan
las circunstancias para buscar la
paz a través de la solución política, yo lo
voy a hacer”.

Mockus centró su tesis en una tercera
opción, diferente a las dos salidas tradicionales:
las armas y el diálogo.

“Es la
presión social, en el rechazo a través de
todas las instituciones culturales, de las
iglesias, de los colegios, de los medios
y organizaciones sociales, mandando un
mensaje muy claro a las Farc para que no
sigan dilatando y poniéndole preámbulos
a los preámbulos de los preámbulos y mejor
formule el núcleo de lo que sería su acuerdo en una situación extrema.

Algo
así como ‘si fuéramos a hacer en 24 horas
un acuerdo en qué consistiría’ y ese tipo
de propuesta puede ser canalizada a través
de países amigos o de la Cruz Roja
Internacional, no necesitamos de todos los
preámbulos de la zona de despeje para verificar
una última intención de paz”.

El TLC

Frente al Tratado de Libre Comercio con
Estados Unidos, Serpa se mostró contrario
y Mockus a favor.

“Yo no estoy de
acuerdo con la firma del TLC, en Santander
no solo afectará a la industria avícola,
sino también a los productores de panela,
tras de que están quebrados, ahora les
van a traer azúcar de los Estados Unidos.

Ese Tratado no le sirve ni a Santander ni
a Colombia”, afirmó Serpa.

“Lo que puede hacer el país frente
a sectores productivos expuestos en la
apertura, es hacer más ciencia y tecnología,
más investigación, más inversión
en infraestructura complementaria.

La
gran pregunta es si tenemos la capacidad
de levantar la productividad y eso tiene
que ver con la formación que se de en las
aulas, con la academia, pero obviamente
para que resulte bien, se necesita que los
organismos públicos y las universidades
se coordinen, aquí el desarrollo es competir”,
dijo Mockus.

Proceso de desmovilización
Según Serpa, se debe hacer una rectificación
inmediata.

“En el actual proceso no
hubo planificación, no hubo estrategia,
fuera de eso los paramilitares que eran
15 o 18 mil aparecen siendo 30.500.

La
reinserción tiene que tener recursos, debe contar con médicos, psiquiatras, psicólogos,
tiene que hacerse un examen de cada
una de las personas, y el Estado tiene que
garantizarles su destino, que para unos
puede ser la universidad, el de otros una
clínica psiquiátrica, pero lo inmediato, es hacer una reingeniería del actual proceso
y asumir un comportamiento en serio sobre
el posconflicto, porque hay que tener
en cuenta al ELN y no hay que dejar de
lado a las Farc”.

“Subrayaría algo muy valioso que
está en juego y es la vida de los propios
ex combatientes”, afirmó Mockus. “El Estado tiene que garantizarles su vida y eso
implica un compromiso de la Institucionalidad
y de la sociedad, eso también se facilita
con un verdadero arrepentimiento y un
compromiso real de no volver a actuar de
esa manera por parte de los reinsertados.

Hay que hacer un seguimiento persona a
persona, sin caer en el paternalismo”.

Frases cortas

El Foro concluyó con las opiniones de
los candidatos sobre una serie de imágenes
proyectadas en el telón de fondo
del Auditorio Mayor. Estas fueron algunas
de sus respuestas:

Álvaro Uribe Vélez. “No a la reelección”
(Serpa). “Desespero de la
derecha, causado por el desespero de
la izquierda, causado por el desespero
de la derecha, causado por el desespero
de la izquierda, causado…” (Mockus).

Palacio de Nariño. “Siete de agosto
al lado de Rosita, tomando posesión”
(Serpa). “Si no implicara costos, la preferiría
naranja –refiriéndose a la alfombra–”
(Mockus).

Hugo Chávez Frías. “Buenas relaciones
con Venezuela. No somos como dicen
algunos, Repúblicas gemelas, somos Repúblicas
siamesas” (Serpa). “Es el mejor
ejemplo viviente de qué pasa cuando se
intenta corregir la democracia con mano
forzada. Los resultados de la democracia
se vuelven más estables” (Mockus).

Alan García Pérez. “Buen amigo,
próximo presidente del Perú y buen
antecedente para las elecciones
en Colombia” (Serpa). “Alguien que
aprendió en carne propia y le enseñó
a su nación dolorosamente los costos
del populismo, ahora se volvió un antídoto
del populismo” (Mockus).

‘Mono Jojoy’. “¡Uy, qué miedo!”
(Serpa). “Trato de entender, pero no
entiendo” (Mockus).

Cardenal Pedro Rubiano Sáenz. “Mejor no digo nada, porque de pronto
me excomulgan” (Serpa). “Le hago
un reconocimiento público, porque
durante dos alcaldías soportó al alcalde”
(Mockus).

Salvatore Mancuso. “Si cumple,
no habrá extradición, pero si cumple”
(Serpa). “Es otro caso en que es difícil,
casi imposible comprender y es muy
importante que haya rechazo social a
pesar de nuestra disposición a perdonar.
Debe quedar una huella de nunca
más paramilitarismo” (Mockus).

Ir al contenido