UNAB graduó tecnólogos en Sabana de Torres

May 16, 2011 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
El jueves 5 de mayo de 2011 marcó un hito en la historia de Sabana de Torres; ese día, 35 jóvenes terminaron sus estudios de educación superior. Lo particular del hecho, es que lo hicieron sin tener que desplazarse a otras ciudades sino que durante tres años recibieron su formación y lograron graduarse en la localidad.

Los grados de ese grupo de sabaneros fueron posibles gracias al Centro Regional de Educación Superior (Ceres) que es operado por la Facultad de Estudios Técnicos y Tecnológicos, UNAB Tecnológica, y ofrece programas de instituciones como la Universidad Industrial de Santander (UIS), la Corporación Universitaria Minuto de Dios (Uniminuto) y la UNAB.

La primera promoción de egresados del Ceres recibió tres ítulos de la Tecnología en Gestión de Sistemas Operativos y Redes de Computadoras (UNAB); ocho de la Tecnología en Negocios y Mercadeo y 11 de la Tecnología en Electrónica (las dos de Uniminuto), y 13 de la Tecnología Agropecuaria de la UIS.

Durante la ceremonia, efectuada en la parroquia de la Santísima Trinidad de Sabana de Torres, la UNAB también le entregó el diploma de Contador Público en la modalidad virtual, a Óscar Mauricio Ortiz Granados, oriundo de la localidad, quien se había graduado ‘por ventanilla’ en marzo pasado y la Institución lo hizo partícipe de la ceremonia.

“Constituye un gran orgullo recoger los frutos que sembramos en el año 2006, cuando un grupo de líderes del municipio se acercó hasta la UNAB para solicitar apoyo en la creación de un Ceres. La Universidad atendió el llamado, se presentó el proyecto ante el Ministerio de Educación Nacional, obtuvimos la aprobación y empezamos a funcionar en diciembre de ese mismo año”, dijo Yaneth Rocío Orellana Hernández, decana de UNAB Tecnológica.

La estrategia educativa inició en el país en 2003 con nueve Ceres y en 2010 esa cifra llegó a 165 beneficiando a 28.323 estudiantes. La UNAB ofrece 30 Programas en los Centros que opera: Sabana de Torres, Floridablanca y Piedecuesta, en Santander, y San Alberto (Cesar); y en los del Norte (Bucaramanga), Girón, Suaita, San Vicente de Chucurí y Mogotes (Santander); Villanueva (Casanare) y Pereira.

“A la alianza Ceres de Sabana de Torres que lideró la Alcaldía pertenecieron inicialmente la Gobernación de Santander, Coaprisa, Asopalsat, Cajasan, Asolebrija, Cabildo Verde,  Fruto Social de la Palma e instituciones de educación superior como Uniminuto, Fundación Universitaria Católica del Norte, Universidad de Santa Rosa de Cabal y la UNAB como operadora. Luego se fueron vinculando otros actores que quisieron aportar para la consolidación del sueño de tener educación superior en el municipio, como la UIS, Unisangil, Fundación Tecnológica Fitec y la Fundación Aurelio Llano Posada de Medellín”, explicó Orellana Hernández.

La decana les envió un mensaje a los graduados: “Los invito a pensar qué se están llevando de la Universidad; no es sólo un diploma, una licencia para ejercer una profesión, sino algo más trascendente e insustituible: el conocimiento; piensen en su valor, es algo personal, inherente a cada uno de ustedes que nadie les podrá quitar. Les permitirá alcanzar su realización como personas libres y autónomas, capaces de conquistar su lugar en la sociedad, ganarse la vida y reafirmar su identidad”.

“Un orgullo”
“Hoy es un día de orgullo y un hecho histórico para Sabana de Torres. Este es el primer paso que da el municipio en la formación en educación superior para sus habitantes; lo que viene ahora es invitar a los jóvenes y adultos que aún no estudian a que crean en los programas que se ofrecen a través de alianzas como las que tiene el Ceres, ya tenemos resultados positivos y estos graduados son ahora ejemplo para sus coterráneos. Como Administración Municipal terminaremos trabajo este año, por eso los sabaneros deben exigirles a los nuevos gobernantes que sigan comprometidos con la promoción de la educación superior porque solamente así mejorarán su calidad de vida y el desarrollo de la región”, expresó el alcalde, Uriel Velandia Gutiérrez.

Los estudiantes también se mostraron orgullosos por la meta alcanzada y expresaron sus agradecimientos a las instituciones que dan vida al Ceres.

Jaime Andrés Maya, tecnólogo en Gestión de Sistemas Operativos y Redes de Computadoras de la UNAB, sostuvo que este “es un paso importante que damos en nuestra vida; tal vez al principio se piensa que por ser un pueblo no se le va a dar la importancia del caso, pero hoy demostramos que Sabana de Torres tiene gente pujante y talentosa”.

Su compañero y ahora colega, Álvaro Alexis Remolina Parra, sabe que el título es importante para su futuro. “Es un privilegio pertenecer a esta primera promoción de tecnólogos de Sabana de Torres y más de ser de la UNAB, porque eso me abrirá muchas puertas y me obliga en adelante a que en mi vida tome una ruta como profesional y no en otras labores”.

Natalia Márquez Torres, tecnóloga Agropecuaria de la UIS, afirmó que los Ceres son la mejor oportunidad de progresar que tienen los habitantes de las regiones rurales. “En los pueblos es normal que mucha gente no crea en los estudios superiores sino en los trabajos no calificados; a los jóvenes como yo y a los adultos que aún no estudian les digo que eso no es cierto porque formarse en una carrera es una oportunidad que se nos presenta para poder ser alguien en la vida”.

Pero la felicidad no sólo llenaba a los estudiantes, también a sus familiares. “Es la mejor noticia que he recibido en muchos años, porque uno como padre de familia que se formó en la vida sin oportunidades de desarrollarse profesionalmente, ver que sus hijos sí lo hacen es emocionante. A esas personas que aún no estudian o que no dejan que sus hijos estudien les digo que están equivocados, el estudio es maravilloso porque si lo hacen no tendrán que joderse como nos tocó a nosotros cuando jóvenes: trabajar con las uñas porque a duras penas teníamos primero de primaria”, expresó Hugo Ropero, padre del tecnólogo Agropecuario, Ariel Ropero.

Ir al contenido