Vivo para la música y me di cuenta desde muy pequeño

Mar 24, 2015 | Institucional

Conocido por su álter ego “riverman”, este estudiante de octavo semestre de Música de la UNAB, a sus 21 años se prepara este mes para el lanzamiento de su disco en solitario denominado: “Kathia devored the crow upon her left shoulder andr cried for him”, en el cual se mezclan géneros como el folk y el rock progresivo. Sostiene que sus influencias musicales provienen de artistas como Linda Perhacs, Josephine Foster, Sibylle Baier, John Frusciante y Nick Drake. El piano clásico es el instrumento que le da vida a sus composiciones y le permite expresar sus sentimientos.

 “Yo soy autónomo” revista, diálogo con él para indagar sobre su carrera en la música, su formación, proyectos y anhelos.

Háblanos acerca de tu álter ego musical “riverman”, ¿de dónde surge este nombre?

Es un homónimo de una canción de Nick Drake que ha influenciado mi vida. No soy religioso y para mí es más valioso buscar las respuestas dentro de mí mismo. Es ese hombre mayor con el que me represento y que de alguna manera voy a ser en el futuro cuando tenga más experiencia y sabiduría. Es buscar esa voz de ayuda para lo que necesito.

¿Cuándo descubriste ese amor por la música?

Soy pianista desde que tengo memoria. Toco el piano desde los cuatro años y desde los seis supe que quería estudiar Música. Al principio fue una manera de escapar de la rutina tan exigente que tiene la música clásica y después se convirtió en un medio para expresarme. No he estudiado guitarra, lo he hecho empíricamente, en cuanto a la composición eso es lo que me sostiene. En todas las obras trato de que seguir los parámetros clásicos en cuanto a la forma y armonía.

¿Tienes familiares que se dediquen a esta misma carrera?

Mis padres no son músicos, pero mi papá, por herencia de mi abuelo, sí ha escuchado música clásica, folk y rock desde siempre. Mi padre a pesar de no ser músico tiene muchísimos conocimientos frente a esto y fue algo que desde pequeño me inculcaron. Nunca fue auto impuesto, tal vez por el hecho de convivir todo el tiempo con ello surgió el gusto.

¿De qué tratan tus composiciones?

El disco está interpretado en la guitarra y en la voz e involucra otros instrumentos. Es un disco conceptual en el que abarco una temática en la que se mezclan la literatura, la filosofía, las artes escénicas y la música. Trata de dos personajes que son Kathia, el cual no lo retrato como una persona sino como ideales, ella se basa en un contexto más nihilista (negación de toda creencia). Por otro lado, hay una contraparte masculina y es un poco más existencial, pues él sí necesita un objetivo.

¿Por qué el nombre Kathia para el disco?

Se me presenta como una entidad femenina porque creo- hablando más poéticamente- la mujer está en un contexto más arriba de la realidad que uno supone. La asemejo un poco con la perfección de una idea, desde luego, en algún sueño lo tuve y ha sido la musa que me ha motivado a crear.

¿Cuántas canciones hacen parte de este trabajo discográfico?

Tendrá once canciones. Compuse 20 temas y escogí once porque son los que más retratan y desarrollan toda la idea que he querido expresar. Asimismo, realicé los arreglos musicales e hice la masterización de los temas.

¿Cómo ha sido el proceso de realizar este proyecto en solitario?

Ha sido muy difícil porque tuve la experiencia de tocar con agrupaciones y bandas y quizás no es lo que quería. Surgió la iniciativa de si quería hacer algo bien, debía hacerlo solo, suena un poco egoísta pero me ha funcionado. Desde hace un año vengo trabajando con este disco, mientras iban surgiendo las vivencias iba escribiendo sobre ellas para que fuera un proceso más natural, por eso llevó tanto tiempo el componer los temas.

¿Cómo has conseguido la inversión para financiar tu disco?

Mis padres apoyan mi carrera porque saben que lo estoy haciendo con madurez y seriedad. He tenido que trabajar y ahorrar para lograr lo que quiero, tal vez por eso ha sido tan lento el proceso. Tengo el estudio en mi casa y he ido comprando poco a poco el equipo que necesito.

¿Alguna anécdota en particular durante la producción?

Al principio no quería sacarlo porque en aquella época lo consideraba algo demasiado personal. Pensé que no iba a agradarle mucho a la gente porque no es un género que se suela escuchar acá y el idioma tal vez es una barrera para algunos. Empecé compartiendo un tema por redes sociales y a mis compañeros de la Universidad para que escucharan mi propuesta y recibir sus opiniones.

¿Qué tanto ha influido la formación que te ha dado la UNAB como músico?

En la parte práctica me ha ayudado en todo porque afortunadamente he tenido muy buenos maestros que me han guiado de la manera correcta. He aprendido. Todo lo que sé y he puesto en este disco ha sido gracias a los conocimientos que me han impartido los maestros de la Universidad. Estoy muy agradecido con ellos. Sí, hay una parte del disco que es más espontánea y sé que uno le debe mucho a la academia pero tampoco lo es todo, la parte creativa es más interior y en gran medida una parte de mí.

¿Qué significa la música para ti?

Vivo para la música y me di cuenta desde muy pequeño. Es mi vida, si yo no hiciera lo que hago preferiría no hacer nada.

 

Entrevista tomada de la revista “Yo soy autónomo”. Ed. 55, marzo de 2015.

Ir al contenido