Alfonso Gómez Gómez ingresa a la Academia de la Lengua

Abr 22, 2009 | Institucional

La ceremonia se llevará a cabo este jueves 23 de abril a las 5 p.m. en el Auditorio Mayor “Carlos Gómez Albarracín” del Campus Central, y contará con la presencia de los directivos de la Universidad (encabezados por el rector, Alberto Montoya Puyana), corporados, personal docente y administrativo, estudiantes, y representantes de la Academia Colombiana de la Lengua.
 
El programa iniciará con una intervención musical a cargo de profesores de la Facultad de Música; acto seguido intervendrán los académicos, Antonio Cacua Prada, historiador y periodista, y Otto Morales Benítez, ex ministro de Estado y ex candidato presidencial. Luego se hará la imposición del escudo de la Academia Colombiana de la Lengua, toma de juramento y entrega del diploma a Gómez Gómez, por parte del académico, Santiago Díaz Piedrahíta, botánico e historiador; a continuación el recipiendario y nuevo académico ofrecerá un discurso y las palabras de cierre del acto estarán a cargo del rector Montoya Puyana, para luego dar paso a un vino de honor.
 
Con esta designación, la Academia exalta la trayectoria profesional y los aportes que el presidente de la Junta Directiva de la UNAB ha dado al desarrollo político y académico del país.
 
La elección tuvo lugar el 26 de junio de 2008 durante la Junta de Académicos de Número, que decidió por unanimidad aprobar la designación de Gómez Gómez propuesta por el director de la Academia, Jaime Posada Díaz.
 
De esta forma, el fundador del Instituto Caldas y de la UNAB, entra a formar parte de esta corporación declarada por la Ley 2ª de 1960 como “Cuerpo consultivo del Gobierno para cuanto se relaciona con el idioma y la literatura patrios, y la defensa del idioma”.
 
Tras la designación, el director de la corporación le dijo a Gómez Gómez que “en esta forma la Academia quiere reconocer sus méritos como brillante hombre público que ha prestado servicios al país. A más de ello su fina pluma ha hecho de usted un afamado escritor y hombre de letras. Al propio tiempo desea la Academia contar con el valioso concurso de su inteligencia”.
 
Gómez Gómez manifestó su complacencia por la designación, y dijo que su labor allí se centrará en “presentar trabajos, contribuir en las investigaciones lingüísticas y filológicas que haga la Academia y velar por el correcto uso del lenguaje”.
 
Indicó que su aporte más importante a la lengua, ha sido compartirla desde sus cargos públicos y privados. “Además de enseñarla, la aprendo todos los días porque esa labor nunca se acaba y solamente enseñándola se aprende cada día mejor. Alcanzar la perfección es un objetivo, pero la vida no alcanza para lograrla. Hay personas que han dedicado exclusivamente su diario existir a trabajos de la lengua, porque las lenguas nacen y mueren como ocurre con la historia de los pueblos y como acontece en la historia de las palabras. He mantenido contacto con las formas de escribir, a pesar de mis trabajos intensos en la actividad política, he tenido la dedicación de leer mucho para escribir un poco mejor. Quien no lee difícilmente aprende a escribir”. Ricardo Jaramillo P., Jefe de Prensa UNAB.

Ir al contenido