Amores vehementes

Sep 15, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Pierre y Marie Curie
Los ganadores del premio Nobel de física en 1903 por sus trabajos sobre radioactividad, se casaron en París en julio de 1895 de manera sencilla: sin vestido blanco, ni fiesta y se fueron de luna de miel a la campiña francesa en sus bicicletas. Tras la muerte de Pierre en 1906, Marie le escribe cartas durante años: “Pobre huérfana -le dice en una ocasión sobre su hija Irene-. ¡Pobre hija de nuestro gran amor!”.

 

Diego Rivera y Frida Kahlo
Él, un mujeriego de marca mayor, fue un artista de talla mundial y uno de los máximos exponentes del muralismo mexicano. Ella, una mujer de una fuerza impactante, expresó en su pintura sus dolores físicos y espirituales causados por su salud quebrada y por ese amor intenso pero tormentoso. “Cuanto más la amaba -confesó él- más deseaba hacerle daño”.

 

Gala y Dalí
La musa del más grande pintor surrealista lo conoce en agosto de 1929 en un pueblito blanco y hermoso de la costa catalana donde él estaba y donde más tarde tuvieron una casa: Cadaqués. Ahí se besan por primera vez y se enamoran locamente: “Besé sus labios que se entreabrieron -recordó luego Dalí-. Nunca había besado así, profundamente, e ignoraba que se pudiera hacer”.

 

Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre
Dos de los más grandes intelectuales franceses del siglo XX reposan juntos
en el cementerio de Montparnasse, en París. Estuvieron juntos más
de 50 años aunque nunca se casaron, ni vivieron juntos, ni tuvieron hijos
y que poseían independencia sentimental y sexual: “Su muerte nos
separa -escribió ella en 1980-, mi muerte no nos volverá a reunir.
Mejor así: ya es hermoso que nuestras vidas hayan encajado tanto tiempo”.

 

John Lennon y Yoko Ono
Cuando anunciaron que pasarían su luna de miel en la cama de un hotel
y que todos podrían ir a verlos, muchos imaginaron lo impensable. En
pijama recibieron a quien pudo entrar y lo único que hicieron fue hablar
en contra de la guerra y cantar “dale una oportunidad a la paz”.
En 1974, luego de volver de una ruptura, dijeron: “Nuestra separación
ha sido un fracaso”. Y más tarde anunciaron: “Estamos embarazados”.

 

Ir al contenido