Buenos comunicadores

Oct 29, 2007 | Institucional

Vivir la UNAB les preguntó a algunos de los asistentes su opinión acerca de lo que significa para la región que el Programa de Comunicación Social de la UNAB haya cumplido 25 años de labores.

Adriana Márquez, egresada en 1996
Significa recordar, soñar con un periodismo ético que aporte a lo social y sobre todo a la transformación de este país. Cada uno de los comunicadores desde los medios y empresas, y aún los que no estamos ejerciendo, debemos aportar nuestro granito de arena para lograr que esos sueños se hagan realidad. 

Alejandro Galvis Blanco, gerente de Vanguardia Liberal
Una obra que desde que se inició está mostrando sus frutos. Hoy la Facultad de Comunicación de la UNAB tiene mucho renombre a nivel nacional. Es obligación de los santandereanos seguir apoyando en la medida de sus posibilidades este tipo de obras. Es gratificante pensar que un trabajo que se inició con un pequeño aporte hoy en día tenga toda esta infraestructura y la cantidad de estudiantes y egresados con los que cuenta.

Diego Suárez, egresado en 1996. Jefe de Prensa de la Gobernación de Norte de Santander
La verdad no dude un solo momento el venir a participar en la celebración de las bodas de plata de la Facultad, para encontrarme con viejos amigos, con algunos de mis profesores y para conocer gente nueva. Además el encuentro es bueno para interactuar con los estudiantes actuales y conocer más de cerca temas de importancia actual como lo relacionado con la televisión digital.

Elkin Rafael Amado Gaona, egresado en 2004. Coordinador del Grupo Empresarial Diez
Es algo impresionante, me llena de orgullo revivir la historia de la Facultad. Como profesional me ha servido mucho ser comunicador de la UNAB, a pesar de que en un comienzo quería estudiar otras carreras, pues desde que empecé a estudiar en esta Universidad comencé a trabajar y nunca he dejado de hacerlo y me ha ido bien.

Euclides Ardila Rueda, egresado en 1989. Periodista de Vanguardia Liberal
Además de la importancia de celebrar las bodas de plata, creo que es la confirmación de que estamos en las grandes ligas de las mejores facultades del mundo. Esta ya no es una iniciativa de un grupo de empresarios y académicos de hace 25 años sino que es una Facultad para mostrar, por sus reconocimientos, avances y alcances. Esta celebración es la oportunidad para ver los grandes pasos que se han dado y para ver todo lo que está por venir.

Sebastián Hiller Galvis, director de Vanguardia Liberal
Son 25 años de historia, de aprendizaje constante, de trabajar por ser cada día mejores en la UNAB. También son 25 años que nos permiten mirar al futuro, para seguir mejorando, para tomar el camino que va imponiendo la modernidad. Vemos que la Universidad está muy conectada con esta iniciativa y eso nos deja muy contentos.

Vidal Abreo Becerra, egresado en 1994. Director del programa de televisión de la Contaduría General de la Nación
Llegar a los 25 años me parece que es algo normal. Es el resultado del proceso cronológico que cualquier institución debe llevar. No me emociona, no me pongo a gritar, es algo normal, pero por el rigor social los 25, 50 o 75 años deben celebrarse y la Facultad le está rindiendo tributo a ese proceso. Es una buena excusa para reencontrarse con los compañeros que difícilmente uno vuelve a ver por la actividad laboral.

Ir al contenido