Comprometidos con la salud ocupacional

Mar 8, 2007 | Institucional

Por esa razón, este martes 6 de marzo vinieron a la Universidad el Comité Evaluador, conformado por Diego Luis Pinilla y Eduardo Ortega Flórez, quienes durante cuatro horas se reunieron con el vicerrector Administrativo y Financiero, Gilberto Ramírez Valbuena, y los seis miembros del Comité Paritario de Salud Ocupacional (Copaso), para realizar una revisión de las evidencias en materia de salud ocupacional y seguridad en el trabajo, así como una serie de entrevistas a miembros de la comunidad UNAB que los jurados seleccionaron al azar.

La UNAB es una de las cinco empresas de Bucaramanga que fueron seleccionadas, de las cuales será escogida la ganadora a nivel regional y luego la nacional. La otra categoría es la de Cero accidentes.

"Que la UNAB haya sido elegida para ser visitada por Suratep es un logro y reconocimiento importante a su gestión en salud ocupacional, pues sólo las empresas con mayor desarrollo han sido seleccionadas para tal fin", manifestó Manuel Alberto Ávila Paipilla, gerente de Seguridad Social Integral de Suratep.

Resultados
Según Nimia Arias Osorio, directora de la Oficina de Desarrollo de Personal, la UNAB mantiene su interés en realizar un proceso de auditoría al programa de salud ocupacional que se ha implementado desde hace varios años, el cual contempla diversas actividades en los campos de la salud, medicina e higiene y seguridad industrial, con el propósito de disminuir los riesgos en la organizaciones, a los cuales están expuestos los miembros de la comunidad UNAB, así éstos sean del nivel 1 (el más bajo) debido al mismo carácter de las tareas que se adelantan en la Universidad.

Otro objetivo perseguido, según Arias Osorio, es favorecer las condiciones de trabajo y el bienestar psicológico, y en consecuencia el clima organizacional.

La UNAB lo hace no sólo porque las normas así lo ordenan para que las condiciones de trabajo sean seguras, advierte Arias Osorio, sino porque es un factor que con elementos como accidentalidad, ausentismo y enfermedad común o profesional, influye significativamente sobre el nivel de desempeño y productividad.

Según los estudios llevados a cabo durante el año 2006, el ausentismo registró por enfermedad general 185 eventos con 1.440 días de incapacidad; 17 licencias de maternidad con 1.102 días de incapacidad y 10 accidentes de trabajo con 40 días de incapacidad.

En los 42 botiquines que según Arias Osorio están al servicio en las instalaciones de la UNAB, el mayor consumo reportado correspondió a Dolex, Noxpirín e Ibuprofeno, para contrarrestar dolores de cabeza, de garganta y musculares, así como gripa.

Durante el año anterior también se realizaron 693 exámenes médicos periódicos, entre una población de 937 empleados. Los principales riesgos detectados fueron los ergonómicos o por posturas inadecuadas al sentarse o levantar materiales (319 personas expuestas), y los físicos, 174 casos relacionados por ejemplo con exceso o carencia de iluminación o ventilación. Luego están los riesgos psicolaborales relacionados con estrés, condiciones de concentración o presión de tiempo.

En cuanto a tabaquismo se halló que hay 75 fumadores y 618 que no lo son. 125 personas dijeron que consumen alcohol, motivados principalmente por las actividades sociales. En la actividad deportiva, 391 personas registran prácticas sedentarias, mientras que 602 hacen deporte.

En predisposición a enfermedades teniendo en cuenta los antecedentes familiares, las principales enfermedades que figuran son hipertensión arterial, cáncer, diabetes y cardiopatías, que se puede incrementar con una tendencia considerable a la obesidad. 291 personas presentan alteraciones visuales, 45 tienen tabique desviado y 29 rinitis.

De los 693 casos estudiados, 301 tenían peso normal, mientras que 199 reportaron sobrepeso, 37 obesidad y 14 delgadez.

Ir al contenido