Coro UNAB rumbo a Festival en la Patagonia

Jul 9, 2007 | Institucional

Por Pastor Virviescas Gómez

Al Coro de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB, lo mandaron a la Patagonia, pero no debido a que se haya desafinado sino porque fue escogido como una de las diez agrupaciones de Europa y América Latina -entre 32 preinscritas-, que participarán en el VIII Festival Internacional de Trelew, provincia de Chubut (Argentina).
Son 24 jóvenes estudiantes de la Facultad de Música y uno de la Facultad de Derecho, que bajo la dirección del maestro Rafael Suescún Mariño, interpretarán obras clásicas del repertorio universal y piezas del  folclor latinoamericano como ¿Luz y siempre¿, de Juan Pablo Villamizar y Andrés Paez, y ¿Ensayo de cumbia¿.
Los motiva su deseo de foguearse en certámenes de alto nivel y proyectarse dentro del campo profesional para seguir dejando en alto la tradición coral de Santander.
La competencia será en la categoría de coros profesionales mixtos y la participación de la UNAB es posible gracias a la invitación que extendiera en marzo pasado el embajador de Argentina en Colombia, general (r) Martín Balza, quien estuvo en la reciente Feria del Libro Ulibro de la UNAB.
El costo de la expedición, que inicia el 13 de septiembre y va hasta el 25 de septiembre, llega a los 45 millones de pesos y eso que se desplazarán por tierra hasta Venezuela, donde tomarán un avión que los llevará al sur del continente. Para cubrir los gastos, cada integrante hará su aporte y el resto del dinero esperan recaudarlo con tres actividades artísticas que van a realizar en las próximas semanas con el aliento del vicerrector Administrativo y Financiero de la UNAB, Gilberto Ramírez Valbuena.

Búsqueda de fondos
Organizarán entonces un festival de canto infantil abierto al área metropolitana de Bucaramanga -que premiará a los ganadores con becas para el Programa de Música de la UNAB y asesoría en técnica vocal durante un semestre-; una noche de folclor de las costas Pacífica y Atlántica con la agrupación ¿Las hijas de doña Diana¿, triunfadora en el programa Factor X y dirigida a estudiantes universitarios; y, por último, un concierto de música andina colombiana para las empresas de la ciudad.
El concierto de música folclórica Agoacal y ¿Las hijas de doña Diana¿ se llevará a cabo el jueves 26 de julio, a las 7 de la noche, en el Coliseo ¿Octavio Cadena Gómez¿ del Centro de Servicios Universitarios (CSU) con boletas de 5.000 pesos.
El primer concurso de la canción infantil y juvenil tendrá una ronda eliminatoria que se cumplirá el sábado 28 de julio, a partir de las 10 de la mañana en los cubículos 8, 14 y 15 de la Facultad de Música. El costo de inscripción es de 20 mil pesos. El concierto abierto al público será el viernes 10 de agosto, a partir de las 6 de la tarde en el Auditorio Mayor ¿Carlos Gómez Albarracín¿ de la UNAB y el valor de la entrada es de $3.000.
El llamado Concierto de agradecimiento a donaciones se realizará el jueves 23 de agosto desde las 7 de la noche en el Auditorio Mayor ¿Carlos Gómez Albarracín¿ y contará con la participación de las agrupaciones ¿Septófono¿ y ¿El barbero del Socorro¿ -triunfadoras del Festival Mono Nuñez-, acompañados por la figura de la música carranguera, Jorge Velosa.

Su propio estilo
Suescún Mariño define a su equipo como un coro mixto de amplio espectro, conformado por sopranos, mezosopranos, contraltos, barítonos y bajos. Dice que el rasgo que los diferencia de las demás agrupaciones corales de la región y de Colombia, es el elemento interpretativo. ¿Somos muy dedicados a ese aspecto, tanto que el maestro Gustavo Gómez nos consideraba sus nietos, porque la interpretación es una herencia que él nos dejó. Profundizamos en cómo saber interpretar la música y los diferentes estilos, llámese canto gregoriano, polifonía renacentista o folclor¿, manifiesta.
El director del Coro UNAB sonríe cuando escucha los comentarios de personas que piensan que la música coral es algo tan exquisito que únicamente está permitido a determinadas clases sociales o niveles de cultura. Y explica cómo desde 1962 el movimiento coral nació en la UIS y tomó fuerza en todo el departamento, dándole cabida a estudiantes del énfasis de coros de la UNAB, pero también a profesionales de diferentes campos que ¿sencillamente aman el canto y entienden que esta es una manera de expresión y de proyección humana¿.
Claro que cantar en un coro no es tan elemental ni basta con tener una ¿buena voz¿. ¿Se requiere de una preparación integral con la que se sensibiliza a la persona para que pueda cantar con sentimiento y comprende una formación técnica-vocal para que pueda cantar todos los diferentes estilos, a la par del entrenamiento auditivo, que implica saber escuchar a los demás, y hasta saber pararse en el escenario¿, argumenta Suescún.
Por esa razón, la comunidad UNAB escucha por estos días unas voces extrañas que se irradian desde el edificio de Música al resto del Campus Central. Es Suescún Mariño con sus 24 dirigidos, quienes además deben prepararse físicamente ya que debido a que su destino es otra latitud, tienen que acondicionar su respiración.
Esta no es la primera salida internacional del Coro UNAB. Ya en 2006 había intervenido en el Festival de Isla Margarita (Venezuela) donde se hizo merecedor de la Medalla de Plata tanto por la mejor interpretación coral, como a la mejor agrupación coral. También se ha presentado en el Auditorio León de Greiff, de la Universidad Nacional de Bogotá, y en el Paraninfo de la Universidad del Cauca, en Popayán, entre otros escenarios.

Ir al contenido