Del trabajo a las aulas

Mar 24, 2009 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.

La UNAB abrió las puertas de sus aulas para que cinco profesionales y empresarios de la región lleguen a ellas. Pero al contrario de lo que se pudiera pensar, no lo harán como profesores ni como asesores, sino como estudiantes de pregrado.

Se trata de la modalidad creada por Educación Continua, Consultoría y Extensión Cultural para vincular a los representantes del sector productivo con la academia: permitirles que cursen materias de pregrado y al final se les certificará su asistencia.

Según dijo a Vivir la UNAB Luz Emilia Jiménez, directora de Educación Continua, Consultoría y Extensión Cultural, la primera experiencia se vive en la asignatura electiva ¿Economía de los mercados energéticos¿ del Programa de Economía, a la que asisten como estudiantes el ingeniero civil, Federico Gómez Dangond, gerente de CAG Ltda.; Luz Nayibe Carrillo Santander, contadora pública, gerente de Gasoriente; de esta empresa también están en la clase el ingeniero civil, Gonzalo Toro, jefe del  Servicio de Ventas; Sandra Milena Argüello, profesional en comercio exterior y jefe de Servicio al cliente, y el ingeniero civil Henry Cuevas Valbuena, jefe de Servicios Técnicos.

¿Es una experiencia positiva, porque a los profesionales les ha dado la oportunidad de actualizar conocimientos y retomar actividades académicas como trabajos en grupo, foros, talleres y trabajos personales que los han obligado a investigar y dar conceptos reales en el desarrollo de sus trabajos aplicados a los temas vistos en clase; para los estudiantes, porque conocen las experiencias de los empresarios, además le ha dado una dinámica diferente a la clase pues ésta deja de ser magistral para convertirse en dinámica y participativa con los aportes de todos¿, dijo Jiménez.

Para la gerente de Gasoriente, quien además de ser contadora pública es especialista en revisoría fiscal y auditoría externa, volver a clases es una experiencia gratificante. ¿Llevaba muchos años sin estar en la academia y esta actividad le hace recordar a uno sus épocas de universitario; aquí seguimos las mismas normas porque no hay diferenciación o preferencia y sobre todo el interactuar con personas jóvenes de pensamientos diferentes, lo enriquece a uno bastante¿.

Igual opina el gerente de CAG Ltda.: ¿Los que estamos laborando en el sector real les podemos aportar a los estudiantes el sentido práctico de las cosas, un punto de vista más aterrizado de la realidad de los sectores, del mercado, de los negocios, que no todo es como lo dicen los libros; ellos nos pueden aportar toda la capacidad de investigación y su mente abierta porque no están sesgados a ningún tipo de parámetro¿.

Diana Carolina Mateus Abdala, quien cursa noveno semestre de Administración de Empresas y quinto de Economía, afirma que tener a estos profesionales como compañeros es un aporte a su proceso formativo. ¿Es enriquecedora la experiencia, en el sentido de que aprendemos aspectos que ellos conocen más que nosotros por su experiencia laboral, pero a su vez ellos también aprenden de nosotros porque tenemos más frescos los conceptos académicos. Les podemos aportar nuestro dinamismo, trabajo en equipo y conceptos de investigación¿.

Por su parte, el profesor John Alexis Díaz Contreras, titular de la asignatura, afirma que el aporte de estudiantes en formación y los profesionales, es enriquecedor para todos. ¿El tema no permite que uno se quede nada más en los conceptos. Aquí se ven las teorías económica y financiera, econometría, análisis y procesos de subasta, y un sinfín de conocimientos de los que no se obtiene nada si solo se quedan en la teoría, hay que aterrizarlas a los mercados reales¿.

Según explicó la directora de Educación Continua, Consultoría y Extensión Cultural, ¿buscamos promocionar este modelo para replicarlo en otras Facultades y así pueda generalizarse en los últimos semestres de las diferentes carreras de pregrado y posgrado¿.

Ir al contenido