Desde la India

May 14, 2007 | Institucional

¿En la vida se puede tener una cantidad de sueños que Aiesec puede ayuda a hacer realidad. Cuando ingresé a la Facultad de Ingeniería de Sistemas de la UNAB nunca imaginé ocupar un puesto en la mayor empresa exportadora de software de Asia con oficinas en 35 países y más de 80.000 empleados.

Quien me dictaba clases de programación, Fernando Rojas, decía que se imaginaba que en la India tenían a los programadores en pequeños cubículos y por montones en campos de fútbol, pero aquí hay poco fútbol y las oficinas son de primera calidad; y quien me dictaba Ingeniería de Software, Daniel Arenas, hablaba del Modelo de Capacidad y Madurez como algo inalcanzable donde sólo empresas de la talla de Microsoft y la Nasa podían alcanzar el máximo nivel, siendo que en Colombia, PSL fue la primer empresa en recibir esa distinción en Iberoamérica y la empresa en que trabajo, Tata Consultancy Services, fue de las primeras en el mundo.

Ya he completado seis meses de práctica en el país del masala (comida picante), del críquet (deporte nacional), así como de las vacas y los elefantes que se pasean por las calles; y cada día se aprende más de cómo pueden convivir, en una gran ciudad como Mumbai, contrastes tan fuertes como edificios lujosos y casas pobres en una misma calle, y oportunidades de trabajo que alcanzan tanto para la mano de obra calificada y bilingüe entre los 20 millones de personas que la habitan como para los extranjeros que vivimos en ella.

La India tiene la economía de mayor crecimiento en el mundo y creo que ha sido consecuencia de la globalización, la hiperpoblación, la educación pública y la colonización británica que les dejó el inglés como segunda lengua.

Últimamente suena mucho el modelo Offshore outsourcing que ha llevado a la creación de empleos en países lejanos a los Estados Unidos, de ahí que es importante prepararnos para cuando el modelo de Nearshore comience a llevar esas ofertas a países más cercanos como Costa Rica, Brasil, México o Colombia. Por esto los invito a vincularse a la comunidad de Aiesec en Bucaramanga (en la UNAB), donde pueden aprender a ser más competente en el campo profesional para que el día de mañana puedan hacer una práctica en el exterior relacionada con sus estudios y contar con una comunidad Aiesec de locales y extranjeros en la ciudad destino, así como lo he disfrutado yo¿.

Ana María Amaya Rojas
Mumbai, India

Ir al contenido