Desequilibrio ambiental, cada vez mayor

Sep 27, 2010 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Laura Rojas González
lrojas4@unab.edu.co
La contaminación es la presencia o incorporación al ambiente de sustancias o elementos tóxicos que sonperjudiciales para el hombre y los demás seres vivos. Existen diferentes tipos de contaminación, los más importantes son los que afectan los recursos naturales básicos: aire, suelo y agua.
Seg{un el director del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad Pontifica Bolivariana, Luis Eduardo Castillo Mesa, especialista en el manejo de residuos sólidos, es necesario disminuir el consumo de productos plásticos, poliestireno (icopor), cauchos y otros derivados de los polímeros y combustibles fósibles “hay varias razones por las que es importante racionar el uso de estos compuestos. Una es que ya no tenemos a d{onde llevar los residuos que estamos generando. El Carrasco, que es lugar al que van los desechos de Bucaramanga y el área metropolitana, está llegando al límite de su vida útil. Otro punto importante es la procedencia. La mayoría de estos compuestos son derivados de los hidrocarburos, es decir, recursos finitos, estas materias primas no son eternas. Finalmente, es preciso considerar que pasarán varias generaciones antes de que los complejos poliméricos (plásticos) sean degradados bajo los efectos ambientales normales”, explicó el ingeniero Castillo.

Los problemas superan las soluciones
Pese al alto impacto generado por los habitantes de Bucaramanga, la inversión destinada a preservar el ambiente resulta insuficiente. El gestor institucional de la Corporación autónoma para la defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), Hugo Hernández Pinzón, expresó que “lo más preocupante es el deterioro constante de algunosz recursos naturales. Las acciones son inferiores al avance de la degradación. Generalmente los indicadores nunca favorecen a las instituciones ambientales porque, cinluso si se desarrollan programas o se hacen inversiones, la falta de conciencia de la gente y el mal uso de los recursos naturales, la falta de atención a mantener limpios los espacios públicos y el uso excesivo de materiales altamente contaminantes anula las medidas que se toman con el fin de recuperar el equilibrio ambiental”.
En Colombia, desde 1973 empezaron a surgir las leyes sanitarias y normatividad que rigen el comportamiento de las personas y empresas con el fin de preservar el medio ambiente. La abogada de la coordinación jurídica para gestión ambiental de la Cdmb, Silvia Clavijo, reveló que “a partir del 2009 contamos con un proceso sancionatorio unificado, el problema principal del mismo es la falta de socialización de la información, la gente desconoce las normas ambientales”.
La Ley 1259, mejor conocida como Comparendo ambiental, empezó a funcionar desde diciembre de 2008, fue creada como instrumento de Cultura Ciudadana para generar conciencia ambiental y enseñar el manejo adecuado de residuos sólidos. Pretende prevenir la afectación del Medio Ambiente y la Salud Pública y además propicia el fomento de estímulos a las buenas prácticas ambientalistas. A pesar de esto, el comandante de la Policía Metropolitana, el general Yesid Vásquez, declaró que “aunque ya existe la norma y estamos capacitados para aplicarla, aún falta la autorización de las administraciones municipales para empezar a levantar comparendos ambientales”.
Las sanciones que dicta el Comparendo ambiental son trabajo social, sellamiento, multas y arresto. Cuenta con 18 modalidades de infracción entre las que se encuentran: sacar la basura en sitios u horarios no autorizados, lavar objetos o vehículos en espacios públicos, dejar la deposición de mascotas en zonas comumes y botar basuras en la calle.

Reciclar es importante
Una de las soluciones al alcance de todos y que contribuye a la reducción del impacto ambiental es el reciclaje. El ingeniero ambiental Luis Eduardo Carillo explicó que “lo que busca el reciclaje es que los residuos de materia prima puedan ser utilizados para generar un nuevo producto, un nuevo bien. Es lo que generalmente se hace con los plástico, desafortunadamente no todos son reciclabes”.
Otra de las prácticas favorables para el ambiente es la reutilización del papel. “El papel está hecho de celulosa de árboles, cuando es reutilizado se disminuye la tala porque se reduce la cantidad de materia prima, por otra parte, la producción de papel reciclado requiere menor cantidad de agua y un menor uso de químicos”, explicó el ingeniro ambiental. Por otra parte, aseguró que “el vidrio tiene la propiedad de que puede ser reciclado siempre. Algunos materiales al ser reciclados no tienen la misma calidad de un producto virgen. El vidrio siempre conserva sus propiedades y es reciclable en el tiempo todas las veces”.

Aciertos ecológicos
De acuerdo con la abogada de la Cdmb: “Uno de los mayores avances ambientales fue el decreto del 2008 mediante el cual se exige la creación del departamento de gestión ambiental dentro de las empresas. Las funciones del departamento incluyen estar enterado de las normas, requisitos y actualizar constantemente su información para no infringir las leyes relacionadas con la preservación del equilibrio ambiental”.
La implementación de diseños ecológicos en los proyectos de vivienda es otra modalidad que pretende incidir en el uso de los recursos naturales. La administradora de empresas, Olga Dulcey Reyes, está vinculada con un proyecto de construcción ecológico que se desarrolla actualmente en la ciudad. “Los apartamentos utilizan luz día, es decir, disminuyen el consumo de energía de 7 a.m. a 6 p.m. los baños, salas, cocinas y estudios están diseñados para que no necesiten luz en ese lapso y sea suficiente con la iluminación que entra por las ventanas y terrazas. También se incrementa el uso de sanitarios de doble descarga para minimizar el uso de agua y las griferías de agua caliente sólo van a los puntos en donde realmente se necesitan”, dijo la administradora.
Este tipo de implementaciones son posibles porque no incrementan la inversión de la constructora, sin embargo, otras modificaciones destinadas a la recolección de agua de lluvia o, los páneles solares de algunos edificios de Bogotá que recogen energía solar, aún no son considerados en Bucaramanga. El especialista en mercadeo y gerente de gestión comercial de la constructora Hernández Gómez (HG), Rodolfo Hernández, aseguró que “eso ya fue estudiado pero encarece el precio de venta para los estratos más altos, es una inversión representativa en el tiempo pero resulta intangible para los clientes ahora, para ellos es irrelevante que a mediano y largo plazo sea retroactivo con su bolsillo y con el medio ambiente”.

Ir al contenido