“Educar para la formación integral”

Feb 2, 2021 | Institucional

Con una nutrida agenda se desarrolló el viernes pasado (29 de enero) el Encuentro de Facultades, Programas y Departamentos, cuyo propósito fue el de facilitar una conversación que alimentara la reflexión y el análisis entre diversas maneras de asumir la práctica pedagógica, especialmente, ante la contingencia que ha significado para la academia reaccionar a las limitaciones impuestas por la pandemia.

“Nuestro modelo educativo resalta el desarrollo humano como la manera de estar en la vida para ajustarse a las nuevas circunstancias. El año 2020 constituyó una coyuntura especial para poner en escena este modelo de formación estético, cuyo propósito final es la humanización mediante el juego permanente entre la certeza y la incertidumbre que convoca a la creatividad e innovación”, explicó la directora de Docencia, Adriana María Martínez Arias, al instalar el encuentro.

Los 340 asistentes que se conectaron a la actividad remota tuvieron la oportunidad, a primera hora, de participar en la charla “Cuidarnos para cuidar: sobre la ética del autocuidado”, a cargo de la psicóloga Diana María Agudelo Vélez, vicedecana de Investigaciones de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de los Andes. Agudelo Vélez reflexionó alrededor de las realidades suscitadas por esta experiencia en la cual los profesores han cumplido múltiples roles, exigencias de formación y actualización, así como presiones. “Muchas cosas suceden ahora en un lugar privado, íntimo, la pandemia nos hizo iguales a todos en algo: la vulnerabilidad”, dijo Agudelo.

A su turno, el rector de la UNAB, Juan Camilo Montoya Bozzi, aprovechó la ocasión para destacar que la parálisis no ha sido una opción en la Universidad e invitó al equipo académico a hacer del proyecto UNAB Innova “un valor competitivo que no se debe detener” por el gran impacto que tiene en los estudiantes.

La segunda parte del encuentro se dedicó a explorar, en un panel, las innovaciones pedagógicas por campos de formación, a cargo de los profesores mentores líderes en cada facultad y departamento académico. Dentro de los principales avances que fueron destacados estuvieron el trabajo colaborativo, la reflexión suscitada alrededor de la práctica docente, el uso de pedagogías activas, el fortalecimiento de habilidades tecnológicas, la creación de comunidades de profesores y la importancia de cuidar de si mismo, entre otros.

El diálogo académico en los seminarios disciplinares institucionales girará este año alrededor de la reflexión, comprensión y análisis de la importancia de la evaluación del aprendizaje en un modelo de formación por competencias que busca integrar armónicamente y con calidad los resultados de aprendizaje esperados.

Ir al contenido