El afecto, la mejor defensa

Mar 19, 2007 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.

Este interrogante, a la luz de las cifras, no solo es cierto sino escalofriante. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en el año 2002 más de 11.000 menores de edad fueron víctimas de maltrato infantil, de los cuales 8.000 fueron abusados sexualmente. Pero lo preocupante es que este solo es el dato de los casos conocidos o denunciados y según el ente estatal, corresponde a un 5% de los delitos reales.

Ante esta situación, la Asociación Afecto Contra el Maltrato Infantil emprendió una cruzada por todo el país realizando seminarios, capacitaciones, cursos e incluso, participando en programas de especialización profesional como la de Violencia intrafamiliar: niñez y adolescencia que ofrecen de manera conjunta los programas de Derecho y Psicología de la UNAB.

La directora ejecutiva y presidenta honoraria de Afecto, Isabel Cuadros Ferré, médico psiquiatra pionera en el tema del maltrato infantil en el país, quien recibió el premio Cafam a la mujer en 1997 y consultora internacional en el tema, estuvo en la Universidad para dictar su cátedra en la especialización y para promover el I Congreso Panamericano, IV Iberoamericano, IX Latinoamericano y XI Colombiano de Prevención y Atención del Maltrato Infantil ¿Franklin Farinatti¿ que se realizará del 17 al 19 de julio en Bogotá.

La especialista dijo que para entender la falta, primero hay que tener clara su definición. El Consejo Europeo, instancia del Parlamento Europeo, dice que ¿maltrato infantil son los actos y las carencias que afectan gravemente el desarrollo físico, psicológico, afectivo y moral del niño o niña, ejecutados por los padres o cuidadores o personas adultas alrededor de él o ella¿.

¿Nos gusta esa definición porque estamos en la línea de que ‘maltrato¿ debe ser la palabra para cuando los que ejercen la violencia o la negligencia son personas que ocupan un rol de protección frente al niño, y por esto el menor está en una situación de ambivalencia, porque es difícil odiar a la madre, al padre o al tío. También nos gusta la definición porque no tiene la palabra ‘intencional¿ que nos enreda la vida porque es muy difícil saber qué intención se tenía al momento de ejercer la violencia¿.

Cuadros Ferré indicó que uno de los más grandes errores que se comete al hablar de maltrato infantil es relacionarlo exclusivamente con la agresión física.

¿El maltrato es un tipo de relación perversa con el niño donde no se pone en prioridad lo que le pasa al niño, sino lo que el abusador desea¿, explica.

Por esta razón, Afecto definió categorías de maltrato: abusos físicos, emocionales (aterrorizar al niño, humillarlo, aislarlo de su comunidad); sexuales y la negligencia, que es cuando no se satisfacen las necesidades que la comunidad entiende como esenciales para la crianza. ¿Fuera de estos, están las categorías especiales como el abuso prenatal (consumo de alcohol, tabaco, drogas en el embarazo), fingir que el niño está enfermo para someterlo a tratamientos médicos invasivos (síndrome de Munchausen) y el síndrome del bebé zarandeado, que es causarle lesiones cerebrales por sacudirlo fuertemente¿, dice Cuadros Ferré.

Señala que para evitar el maltrato, se debe iniciar por combatirlo desde el núcleo familiar. ¿Los delincuentes tienen redes muy bien formadas, entonces los que estamos del lado de los niños también debemos unirnos, para eso sirven los congresos que realizamos. Además, tomamos prestada la ideología de Alcohólicos Anónimos y su frase ‘sólo por hoy…¿ Básicamente es decirle a la gente que cambie por hoy, por 24 horas. No grite, no insulte, no golpee, créale a los niños, dígale que los quiere y mañana les vuelve a decir lo mismo y así poco a poco vamos a pasar por unos cambios de comportamiento en la cultura y en la sociedad¿.

Ir al contenido