El líder debe tener vocación de servicio

Nov 5, 2011 | Institucional

Uno de los invitados al primer Congreso Nacional de Graduados UNAB, “Gestión del liderazgo y la investigación” es Joaquín Moreno Uribe, quien ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el sector privado, inicialmente en Urbanas S.A. en Bucaramanga y por más de 30 años en varias compañías en Colombia y en el exterior del Grupo Royal Dutch Shell.

“Solo tuve por un período breve algunas responsabilidades puntuales en el sector público, por encargo como Delegado Presidencial ad honorem del presidente Álvaro Uribe Vélez, para la coordinación de las obras de reconstrucción en los Santanderes después de la ola invernal de comienzos de 2005”. Desde hace cuatro años Moreno Uribe, bachiller del Instituto Caldas, pertenece a la Junta Directiva de Ecopetrol S.A., inicialmente como representante del entonces presidente Uribe Vélez y desde comienzos del año pasado por nominación del presidente Juan Manuel Santos, como su representante.
 

¿Cuál será su aporte a los graduados UNAB que participarán en el Congreso?

Pretendo compartir un conjunto de experiencias y valores que los considero factores críticos para alcanzar el éxito profesional y crear valor para la sociedad en la cual las empresas y nuestro accionar profesional o corporativo se realiza.

 

¿Cuáles son las características que debe tener un líder?

Son muchas, pero destacaría algunas que considero claves: uno, visión de largo plazo, que motive y estimule al equipo a ir por objetivos de alto impacto y que desarrollen el potencial de los individuos y del colectivo como un todo; dos, no aceptar “imposible” como respuesta, movilizar a las soluciones a quienes solo encuentran problemas; tres, compromiso con la excelencia y con resultados tangibles y medibles; cuatro, el liderazgo efectivo debe ser transformador y orientado al cambio, empezando por retar sus propios paradigmas cuando ya no apliquen; cinco, optimismo con sentido de la realidad; seis, puntos de partida y de llegada definidos, fortalecidos y guiados por transparencia e integridad, respeto, orientación a la creación de valor para todos y compromiso conel desarrollosostenible; siete, saber cerrar ciclos, preparar sucesión efectiva, y ocho, más allá de los objetivos por lograr y/o logrados: trascender, aportar  a la sociedad y definir qué legado se ha de dejar al partir.

 

A propósito de la época electoral que vivimos, ¿cuáles son las características de liderazgo que deberían tener nuestros gobernantes?

Se requiere por encima de todo una vocación verdadera a servir a la comunidad, la región, el país; integridad a toda prueba; orientados a privilegiar el interés colectivo sobre el particular; compromiso con los principios de buen gobierno; que sean capaces de atraer a los mejores a su equipo de gobierno; capaces de estructurar estrategias y proyectos ambiciosos pero reales y a movilizar los recursos necesarios para una ejecución impecable.

Ir al contenido