Empujones y palabras que parecen golpes

Jun 1, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por María Catalina Duque

mduque@unab.edu.co


Muchos entienden el maltrato infantil como el abuso físico o sicológico ejercido por una persona de la familia, pero tenga cuidado se han descubierto muchos casos en los que este problema se da en colegios, jardines infantiles y con niñeras; esto le podría pasar sin que usted lo sepa.

"Nosotros dejábamos al niño con una señora. De repente se volvió retraído y una vecina nos comentó que había escuchado que esa persona insultaba al bebé y lo amenazaba. Por eso decidimos devolvernos un día del trabajo para corroborar la situación. Cuando abrí la puerta la mujer tenía una pantufla en la mano, gritaba al niño con palabras ofensivas y él estaba aterrorizado".

Este padre de familia cuenta que el menor recibió asesoría sicológica por unos meses. El papá no quiere que se conozca su nombre porque no quiere que su hijo sufra el estigma social de haber sido maltratado.

Por situaciones como esa, esté pendiente a cualquier cambio de conducta en su hijo ya que siempre ésta es la primera señal de que algo sucede.

Los expertos dicen que cuando los niños sufren maltrato en el colegio se evidencia de inmediato porque por lo general a ellos les gusta asistir a clase pues conocen a otras personas de su edad, juegan y aprenden cosas nuevas.

"Si la profesora se dirige a los menores de manera agresiva el primer día o en otras oportunidades, ellos pierden la motivación y empiezan a no querer ir a la institución", expresa Esperanza Acevedo, docente de jardín del Centro Piloto Simón Bolívar.

Según la sicóloga Olga Patricia Torres Sánchez, si los niños empiezan a manifestar rechazo al colegio o hacia alguna clase, puede significar que hay alguien que lo molesta, bien sea el docente o un compañero. Esto puede generar problemas debido a que ellos empiezan a tenerle fastidio a la educación y eso genera un retroceso en su proceso de aprendizaje.

Otro de punto importante es que a los niños siempre hay que creerles ya que hay casos en los que denuncian una situación de maltrato y los padres no los escuchan porque piensan que por ser menores de edad están mintiendo.

!Cuidado! Su hijo puede ser una víctima más

Síntomas de maltrato

– Cambio brusco de emociones, llanto frecuente.

– Cambio de hábitos alimenticios.

– Golpes o señas de maltrato físico.

– Cambio del control de esfínteres.

– Se detiene el desarrollo sicomotriz.

Recomendaciones

– Evalúe con detalle a la persona que va a cuidar a sus hijos.

– Pida varias cartas de recomendación sobre ella.

– Deje claro que usted rechaza cualquier forma de maltrato infantil.

– Solicítele a una vecina o celador que verifique el estado del menor y la manera en la que lo tratan.

– Si piensa que algo pasa, devuélvase del trabajo para confirmarlo, o ponga una cámara en un lugar estratégico de la casa que le permita saber lo que sucede cuando no está.

– Vaya al colegio para saber cómo es la relación del menor con profesores y compañeros.

– Pregúntele a su hijo acerca de lo que le ocurrió en el día.

No guarde silencio

Si descubre un caso de abuso, denúncielo

Según la ley 294 de 1996 (reformada en 2000), el maltrato infantil es considerado un delito grave y puede traer graves sanciones de acuerdo con el Código del Menor

Ir al contenido