En organización, Ulibro superó las metas

Mar 7, 2005 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P

El desafío parecía difícil. Superar lo alcanzado el año pasado, cuando la segunda Feria del Libro de Bucaramanga, Ulibro, obtuvo cifras positivas en organización, era una meta ambiciosa pero alcanzable. Lo que los organizadores de la Feria no esperaban, era cumplirla cuando sólo había transcurrido el 60% del evento.

Y así se comprueba al conocer el balance parcial que al cierre de esta edición el viernes pasado presentó Irina Gentil Quintero, directora de Comunicaciones UNAB y de Ulibro 2005.

"En materia de organización la Feria ha sido exitosa, porque logramos las metas previstas. Lo que alcanzamos el año pasado lo superamos con creces y no podemos crecer más en espacio, porque este año lo copamos todo".

Gentil Quintero señaló que lo que viene es estudiar el resultado de Ulibro tanto para expositores, como para el público visitante. "Estas cifras sólo las conoceremos esta semana, pues debemos tabular las encuestas que aplicamos el último día de la Feria". Explicó que en materia de negocios aún no se puede decir si el evento cumplió o no con sus metas, porque los expositores sólo presentarán su balance de ventas en el transcurso de esta semana.

"En las ferias especializadas y Ulibro es una de ellas, las mayores ventas se presentan en la etapa posferia, pues durante el evento se hacen ventas al público general, pero sabemos que a partir de la convocatoria que hicimos a compradores profesionales (librerías, bibliotecas, colegios y universidades de la región) ellos siempre hacen pedidos grandes, pero que sólo se conocerán en los días siguientes a la Feria", explicó la directora de Comunicaciones UNAB.

En la edición de este año, Ulibro contó con la participación de diez reconocidos autores nacionales y por primera vez, con la presencia de un invitado internacional, el venezolano Fernando Báez, especialista en la documentación de atentados contra el patrimonio cultural de la humanidad.

"Realmente estoy muy sorprendido. Ulibro superó todas mis expectativas, pues no pensé encontrar una ciudad tan hermosa, con tanta gente culta, con una universidad como la UNAB que se erige como una de las más grandes de Colombia y lo demuestra con este evento que ya trascendió las fronteras del país. Me voy feliz, porque sé que dejé un aporte grande a la cultura colombiana", manifestó el escritor venezolano.

Ir al contenido