“Este es el trabajo que debemos hacer por el feminismo”

Oct 25, 2022 | Cultura y humanidades

La socióloga y escritora barranquillera Doris Lamus Canavate, una de las socias fundadoras de la Fundación Mujer y Futuro, presentó su nuevo libro Genealogías del Feminismo. Olas, corrientes, debates, en la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), en el marco de Transversal.  

La barranquillera de 70 años trabajó en la UNAB durante 35 años en la que fue la Escuela de Educación Preescolar, el Departamento de Humanidades y la actual Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, específicamente en el Instituto de Estudios Políticos (IEP).

Lamus Canavate inició su trabajo como feminista hace 40 años, en esa época tenía 30 años de vida y posteriormente se radicó en Bucaramanga, donde creó esta fundación, como parte del trabajo que ha hecho por enseñar sobre este movimiento en Colombia.

¿Cómo surgió la idea de la creación de este libro y su lanzamiento en Bucaramanga y el país?

El libro fue lanzado en julio de este año y fue financiado por la Fundación Mujer y Futuro. Acá en Bucaramanga hicimos un lanzamiento en el Museo de Arte Moderno, y  como puesta en escena del lanzamiento hicimos una exposición de uno de los gráficos que contiene el libro, que se llama Cronología de los feminismos. En cinco paneles se desarrolló el tema con fotografías, imágenes y gráficos.

Trabajó hasta 2015 en la UNAB. ¿Qué se siente regresar y presentar este libro acá?

Para mí es una cosa muy sentimental y volver después de siete años fue como una cosa que me golpeó emocionalmente, sentirme acá, recordar, ver la gente, fue muy emotivo. Creo que para las personas de la Universidad, en el momento en que se interesen, será una herramienta para la formación, el debate y profundizar el tema. Es, sin duda, el momento para abrir el discurso porque en mi época era difícil hablar de estos temas, era casi clandestino.

Del libro, ¿Qué son esas olas y esas corrientes del feminismo?

Son una metáfora, se habla de la metáfora oceánica y es prácticamente una manera o un recurso lingüístico para mencionar un proceso histórico de muy larga duración como lo es el feminismo. Son tres siglos al movimiento feminista y siempre que estamos hablando de esto, hablamos de mucha acción (grupos, mujeres, organizaciones, y el desarrollo académico y cientifico), esas dos cosas juegan a lo largo de los tiempos con todas las contradicciones en la historia y con el contexto en el que se desarrollan, de tal manera que lo que puedo enfatizar de esas olas y corrientes es para poner a disposición de la gente un pequeño manual para seguir trabajando.

Nació y se crió en Barranquilla y ha vivido durante 45 años en Bucaramanga, ¿cómo hablar de feminismo en sociedades tan machistas como la costeña y la santandereana? 

Esa es la lucha que llevamos las feministas. Esta lucha se lleva con acciones, teorías, programas, propuestas e incorporación de los estados en políticas públicas en favor de las mujeres, como el #MeToo, el aborto libre y gratuito, y demás. Es romper un poco la estructura de un sistema patriarcal. Este es el trabajo que hacemos para luchar contra el machismo. Cada vez que hecho este cuento recuerdo una historia en la Universidad Simón Bolívar en donde muchas mujeres fueron con sus esposos y ellos dijeron “creo que estoy empezando a entender cuál es la lucha del feminismo”. Ese, para mí, es el comienzo de agrietar ese sistema patriarcal. 

Dijo en la charla “yo aún estoy aprendiendo”, ¿cómo se enseña el feminismo en esta época y aún ir aprendiendo?

Hay una generación de relevo. Son mucho más formadas e informadas, muchas más jóvenes lo logran, yo empecé cuando tenía 30 años y ahora conozco a niñas de 15 años que comienzan con esta lucha y que tienen todo al alcance de un clic. Antes era más difícil incluso leer, acceder a artículos sobre feminismo. En la época de Silvia Galvis, logramos publicar en la Vanguardia Liberal del domingo sobre feminismo. Con charlas, libros, esas son las muestras de lo que hemos hecho y hay que seguir haciendo para enseñar el feminismo.

Ir al contenido