Hacia la unificación de la contabilidad financiera

Dic 20, 2011 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
Para proporcionarles a estudiantes y profesionales del área contable las metodologías y herramientas para comprender las Normas Internacionales de Contabilidad e Información Financiera (NIC-Niif) y conocer los impactos que genera en las organizaciones su adopción, la Facultad de Ciencias Económicas y Contables efectuó un seminario sobre el tema el martes 8 de noviembre.

El invitado central de la actividad fue David Castillo Merino, profesor de la Universidad Oberta de Cataluña (España) y miembro del Observatorio de la Nueva Economía de Barcelona, quien expuso el caso de su país en donde ya se están implementando dichas normas.

Castillo Merino explicó que con la globalización, el movimiento de capitales entre los países cada día aumenta más y las empresas deben apuntar hacia su internacionalización. La situación no ha sido ajena a países como España y Colombia donde la inversión extranjera y la búsqueda de nuevos mercados por las empresas ha llevado a que los administradores, inversionistas, empleados, clientes, proveedores, el Estado y el sector financiero tomen decisiones apoyados en la información proporcionada por los contadores, quienes a su vez se apoyan en normas contables.

Afirmó que cada país cuenta con normatividad diferente lo que supone un problema para que los usuarios la entiendan, por eso la Junta de Estándares Internacionales de Contabilidad (con sede en Londres) elaboró un paquete de estándares de reportes financieros que sean homogéneos y puedan ser aplicados por todos los países de tal forma que faciliten los flujos de capital y los negocios internacionales. Actualmente casi cien naciones han aceptado como propios esos estándares.

“La normatividad permite comparar la información a nivel internacional y ahora tal como se está planteando el tema a escala mundial con una convergencia de la mayoría de países, se confirma la bondad de la normativa que radica en la posibilidad que ofrece tanto a usuarios de la información como a inversores y a las administraciones de poder comparar de una manera adecuada y directa la información económica que suministran las empresas”, sostuvo Castillo Merino. Frente a la capacitación sobre el tema que requieren estudiantes y profesionales, dijo que ese proceso “no debe asustar, sino que se debe asumir como un reto necesario para que los profesionales estén bien posicionados para el momento en que entre en vigor la normatividad, porque la aplicación como la revisión de la aplicación de esa normativa por parte de las empresas va a generar mucho trabajo, representado en horas de profesionales pero también en nuevos costos de trabajo; esa es la experiencia que tenemos en España y por tanto es una oportunidad para todos y para la profesión de ponerse al día en este ámbito para aprovechar todas esas oportunidades”.

Hizo énfasis en que la actualización deben hacerla por igual los estudiantes y profesionales, sin importar su trayectoria de ejercicio.

“Esa es la cuestión clave de este cambio normativo: que es estructural y por tanto afecta no solamente a los estudiantes y futuros profesionales, sino también a los profesionales en ejercicio independientemente de su experiencia, porque todos han aprendido, aplicado y vivido una normativa que ha dejado de ser vigente y ahora deben hacer este cambio ‘cultural contable’ hacia esta nueva normativa, que es transversal, afecta a los distintos estadios de la profesión”.

 

Tomado de: Vivir la UNAB, Edición 360 16/11/2011

Ir al contenido