Homenaje a una eminencia del Derecho

Ago 8, 2011 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
Con una misa celebrada en el Auditorio Mayor ‘Carlos Gómez Albarracín’, la familia UNAB le rindió homenaje al doctor en Derecho, Laureano Gómez Serrano, fallecido el viernes 22 de julio.

La ceremonia eucarística de cenizas presentes se llevó a cabo el martes 26 de julio y estuvo oficiada por el sacerdote José Guillermo Uribe, hijo de la secretaria General de la Universidad, María Victoria Puyana Silva, y contó con la presencia de la esposa de Gómez Serrano, la profesora de Derecho Romano, Mónica Cortés Falla; sus hijas, Ana María y María Camila; su madre, Guillermina, hermanos y sobrinos, además de Alfonso Gómez Gómez, presidente de la Junta Directiva de la UNAB; Alberto Montoya Puyana, rector; los vicerrectores, miembros de la junta directiva, decanos, profesores, estudiantes y personalidades del ámbito jurídico de la región.

/>Vivir la UNAB les preguntó a algunos de los asistentes cuál es el legado que deja Gómez Serrano.

/>Gonzalo Ordóñez, profesor de la UIS: “Hay tres cosas en Laureano que serán inolvidables: la irreverencia, porque se burlaba de la Iglesia, de la autoridad y de la estructura del poder; los principios de integridad, solidaridad y generosidad, y que siempre fue un hombre sencillo pese a ser un profesional prestigioso”.

/>Rodolfo Mantilla Jácome, docente de Derecho: “Nos deja un ejemplo de integridad, principios y además de la enseñanza del Derecho en lo que fue absolutamente valioso, pues su legado intelectual nos va a servir toda la vida”.

/>Rafael Ardila Duarte, miembro de la Junta Directiva de la UNAB: “Su Centro de Investigaciones Socio-Jurídicas que es un legado inmarcesible y especialmente el recuerdo de su amistad, su locuacidad y su humor inglés, típico de Laureano, una persona simpática que hacía amigos para siempre”.

/>Mauricio Marín Mora, magistrado de la Sala Civil del Tribunal Superior de Bucaramanga: “Ante todo sus enseñanzas, sus posiciones críticas, jurídicas y profundas, especialmente en las materias que él regentaba y que lo acreditaron nacionalmente como uno de los grandes maestros de la Hermenéutica en Colombia”.

/>Mario Guevara Mendoza, docente de la Facultad de Derecho UNAB: “La verdad; ser abogado y llevar los procesos única y exclusivamente con la verdad sin falsear nada, siendo totalmente informales, consecuentes con las cosas. Él detestaba los formatos, los encasillamientos y un odio profundo hacia la incompetencia. También nos enseñó a decir las cosas como son en el momento que es justo decirlas, sin miedo a decirlas y para que las escuche el que las quiera escuchar”.

/>Osilda Ramírez Ramírez, docente de la Facultad de Derecho UNAB: “Su estilo de trabajar el Derecho de una manera crítica y con una sátira fina”.

/>Miguel Ángel Pedraza, abogado litigante: “A la comunidad jurídica nacional nos deja la enseñanza de lo que se conoce como la Hermenéutica Jurídica; es decir, la metodología de la interpretación de las leyes, poder determinar a través de ella el contenido y alcance de toda norma. Además nos deja una enseñanza de honestidad, probidad, honradez, inteligencia y disciplina, que para un abogado es mucho más valioso que cualquier otro tesoro”.

/>Juan Carlos Diettes Luna, magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Bucaramanga: “Es una persona de un perfil profesional supremamente alto, una persona que siempre se distinguió por interpretar las normas jur´dicas de la manera más correcta, siempre aportó ideas brillantes a cada una de las posiciones en las que se desempeñó, ya sea como litigante, doctrinante o docente; inspiró muchas escuelas e ideas aquí en la UNAB lo cual es un legado importante para los estudiantes de Derecho y la comunidad santandereana”.

Ir al contenido