Homenaje para la eternidad

May 16, 2011 | Institucional

En ceremonia efectuada el viernes 6 de mayo en el Auditorio Menor ‘Alfonso Gómez Gómez’ la Universidad entregó los Grados Póstumos a los estudiantes de la Facultad de Derecho, Diego Fernando Pabón Hernández y John Alexander Salcedo Jaimes, quienes fallecieron recientemente. Vivir la UNAB reproduce las palabras de Alberto Montoya Puyana, rector de la UNAB:

Fueron dos días grises, trágicos… siniestros para la Familia UNAB.
La congoja y tristeza que se observaba en la cara de compañeros, profesores y secretarias, reflejaba la consternación que sentían y que pronto nos embargó también a los señores vicerrectores y a mí.

La infausta noticia del deceso de sus hijos Diego Fernando y John Alexander en breves momentos se fue esparciendo por pasillos y aulas de clase, donde nadie creía lo que estaban escuchando o viendo en los medios de comunicación.

¿Cómo es que la vida o el destino, como le quieren llamar, nos estaban arrebatando a dos brillantes discípulos, a dos jóvenes que en su paso por esta Universidad sobresalieron por su don de gentes, por su integridad humana, por su alto rendimiento académico y por su compromiso? ¿Y fuera de ello pertenecientes a la misma Facultad de Derecho?

Es por ese dolor que nos abruma, pero también porque estamos en la obligación de honrar su memoria, que hoy nos hemos congregado en este Auditorio para efectuar la entrega del Grado Póstumo como Abogados a Diego Fernando Pabón Hernández y John Alexander Salcedo Jaimes.

Nuestro sentimiento de solidaridad para con sus padres, señor Marco Antonio Pabón Cala y señora Nubia Hernández Caballero, así como para sus hermanos Orbin Efrén y Diana Lucía, egresados de los Programas de Administración Turística y Hotelera y Educación Preescolar de la UNAB, respectivamente.
Conservaremos la imagen de un Diego Fernando con chispa, amante de la tecnología, el merengue y el vallenato, el solidario muchacho que alternaba su estudio con sus visitas permanentes al Parque San Pío, donde ayudaba con comida, vestuario y aliento a quienes nada tienen.
Señora madre Miryam Jaimes; hermanos Jeison Gustavo, Katerinne Julieth y Edwin Fabián, y señora esposa Jeimi Lorena Ospina Meneses, un abrazo estrecho de nuestra parte.
John Alexander seguirá grabado en nuestros corazones como el ciudadano ejemplar, el militar condecorado por sus heridas en acción, el hombre disciplinado y con arrojo que por su amor a esta Patria y en aras de obtener algún día la tan anhelada paz, llegó a entregar hasta su propia vida.

John Alexander Salcedo Jaimes será recordado por la historia como el teniente que una mañana de febrero de 2011 y en las inaccesibles montañas de Rionegro (Santander) pereció al lado de su superior, Brigadier General Alfredo Bocanegra Navia, Comandante de la Quinta Brigada del Ejército, al precipitarse a tierra el helicóptero que los llevaría a Aguachica (Cesar).

Firme, sin titubeos, John Alexander se convirtió en un héroe y en un ejemplo para las nuevas generaciones de quienes sueñan con ser miembros de nuestras gloriosas Fuerzas Armadas.
¡Paz en las tumbas de Diego Fernando y John Alexander; y temple para nosotros, familiares, maestros y amigos!

Ir al contenido