Investigan sobre necesidades educativas especiales

Sep 19, 2005 | Institucional

Por Mary Correa Jaramillo
Con la presentación de siete investigaciones sobre diversas necesidades
educativas que pueden presentar niños y jóvenes, a los cuales
se les dificulta el aprendizaje por diversas causas, 17 estudiantes de la Especialización
en esta temática terminaron su preparación para recibir el grado
que les conferirá próximamente la Facultad de Educación
de la UNAB.

La coordinadora del programa, la psicóloga y especialista en Desarrollo
Intelectual, Luz Adriana Villafrade, dijo que este problema demanda una atención
mayor del docente y una reflexión frente a los procesos de aprendizaje.
"La idea de presentar en público estas investigaciones era socializar
y motivar a las estudiantes a sistematizar sus trabajos de grado y generar reflexión
entre los docentes sobre esas situaciones que se presentan en la población
escolar", explicó.

Las siete investigaciones realizadas se presentaron en el Auditorio Mayor del
Campus Central, el sábado 17 de septiembre y se refieren a las siguientes
temáticas: necesidades educativas que surgen en niños de primer
año de Básica Primaria, asociadas al rendimiento académico;
actualización en educación sexual dirigida a maestros de niños
y niñas en situaciones de discapacidad intelectual; los efectos del programa
de apoyo basado en la teoría de la modificabilidad cognitiva estructural,
con ayuda del aprendizaje mediado en procesos atencionales del niño de
7 años; un programa de desarrollo de competencias afectivas, autoestima
y autonomía en niños de Básica Primaria; dos trabajos de
grado orientados a programas de lectura y escritura con niños que presentan
el Síndrome de Down y la identificación de la atención
educativa que reciben niños y jóvenes con diagnóstico de
autismo en el Área Metropolitana de Bucaramanga.

La comunicadora social Adriana Martínez, estudiante de la Especialización
en Necesidades Educativas Especiales, participó en la investigación
sobre la atención educativa que reciben niños y jóvenes
con autismo en Bucaramanga y dijo que con este trabajo se quiso saber cuántos
niños son atendidos en los colegios de la ciudad, y se encontró
que hay 50 niños y jóvenes autistas que van a instituciones educativas
especiales o a colegios locales que favorecen la integración. Martínez
explicó que el autismo afecta tres áreas importantes: la parte
de comunicación, interacción social y los intereses restringidos
del individuo y aclaró que existen varios niveles de autismo, por lo
que médicamente se habla de un espectro autista.

Ella recordó que existe una tendencia mundial al aumento de esos casos,
lo cual genera una gran preocupación entre los miembros de la comunidad
médica y la educativa por la forma como se está atendiendo a esta
población, especialmente en la educación.

Ir al contenido