La Universidad, puente para la integración con Italia

Jul 25, 2005 | Institucional

Por Pastor Virviescas Gómez
Valentina Letizia y Lorenzo Paglialonga, alentados por su profesor Gioacchino
Garofoli, decidieron pasar de la teoría de las clases en la Universidad
de L`Insubria (Italia) al trabajo de campo y por esa razón llegaron el
pasado 20 de julio a Bucaramanga, donde permanecerán durante los próximos
tres meses.

Su propósito como estudiantes de maestría es analizar de cerca
todos los factores que influyen en el desarrollo económico local. Para
ello Valentina y Lorenzo contarán con la tutoría de la decana
de Ingeniería de Mercados, Adriana Santarelli, en coordinación
con Adel Corplan, que es la Agencia de Desarrollo Económico Local de
la Provincia de Soto.

Esta experiencia de integración binacional es posible merced a un curso
realizado en Bogotá de septiembre de 2004 a mayo de 2005 por iniciativa
del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y coordinado por
la Universidad de los Andes, en el que la decana Santarelli vio la posibilidad
de establecer un convenio con la Universidad de L`Insubria y no conforme con
ese paso, decidió volverlo operativo; de ahí la llegada de los
dos jóvenes procedentes de Varese, ciudad en la que Cochise Rodríguez
se coronó campeón mundial de ciclismo en 1971.

A la hora de explorar las vías de desarrollo de regiones como Santander,
para Letizia y Paglialonga cuenta la experiencia de la pequeña y mediana
empresa y la conformación de distritos, que ha sido fundamental para
el desarrollo de gran parte de la bota itálica, aunque en ese país
también se evidencia el contraste de un norte desarrollado y poderoso
(Milán, para citar un caso) y un sur pobre y deprimido (Sicilia). Su
idea es compartir ese camino recorrido y hacer una comparación.

Ellos están interesados en identificar esos puntos en común,
ver qué esfuerzos se pueden hacer desde las mismas regiones para lograr
por ejemplo la descentralización, así como descubrir esos nichos
que permitan fortalecer las líneas comerciales existentes entre los dos
países y en lo posible innovar. En esa misión leerán decenas
de documentos, pero también visitarán empresas y gremios locales
en toda la Provincia de Soto, para luego regresar en octubre a Italia.

Por ahora Lorenzo y Valentina están deslumbrados con el color verde
del paisaje, la alegría de la gente y los campus de la UNAB, que contrastan
con el tono gris y la suciedad que caracteriza la mayoría de construcciones
universitarias en su país de origen a donde se va estudiar y trabajar,
pero no se interactúa y convive como comunidad. Se sienten en un lugar
seguro, por eso Lorenzo no le prestó mayor atención a su novia
cuando le dijo antes de abordar el avión que era muy valiente al partir
a esa ciudad del Tercer Mundo llamada Bucaramanga.

El desarrollo económico local, en el que cuentan tanto el aporte oficial
como el esfuerzo del sector privado, es el modelo recomendado por los analistas
internacionales como la opción más efectiva que pueden tener a
la vista países como Colombia.

Ir al contenido